domingo, 20 de noviembre de 2011

Si se ha podido con la Noria, ¿Por qué no con toda la telemierda?

Cuando un país se vuelca, en share, con un documental del tipo de la reproducción de la rana yugoslava pueden darse dos factores. O bien todos los audímetros han sido víctimas de un extraño ataque que los ha inhabilitados o es un país cultísimo ávido de aprender. Ahora bien, si cambiamos la palabra "país" por España y eldocumental por "telemierda", tendremos la certeza de que se dan dos factores ciertos. El primero es que nuestra capacidad mental y cultural se va volviendo obsoleta ante esos programas que sus protagonistas tildan de "entretenimiento mayúsculo" y que incluyen de todo menos el periodismo que dicen representar. La segunda es que en esos cocederos salen, inevitablemente, los productos que en el futuro compondran los estratos sociales a los que pertenecerá la juventud de hoy en día. Juventud que parece, salvo muy honrosas excepciones, volcar todos sus esfuerzos no en éstar más preparados para afrontar los retos del futuro sino en ser arquetipos del tipo Mujeres, Hombres... y mamonetes propios del programa de Jorge Javier.

Macu, Macu, Lore, Lore...

Cuando las cadenas privadas empezaron a ocupar sus nichos de emisión en España, se esperaba que ello ayudara a difundir y asentar la cultura de Cervantes. Por aquel entonces nadie hacía sospechar que las "Mamachicho" sería el preludio de lo que hoy se conoce, sin eufemismos, cómo telemierda. Y se llama así no porque huela, que eso ya va en las condiciones higiénicas de cada cual, sino porque transforma tu encefalo en mierda. Porquería sesual (de seso) que en los tiempos que corren, con varios millones de parados y muchos más de jóvenes de ambos sexos sin esperanza ni futuro pero con mucho tiempo libre, convierte en una bomba de relojería a ese grueso de sociedad. Entiendo que no es una bomba en el sentido de mandar pedazitos nuestros en todas las direcciones, gruesos y cantidad de pringue, siro en alienar de forma más o menos efectiva nuestros cerebros. Cosa que parecen conseguir si ven en la Esteban un modelo a seguir y la denominan "Princesa del Pueblo" sin saber a ciencia cierta, porqué.

Hemos pasado así de tener unos modelos a seguir que podrían corresponder a oficios tales cómo Ingeniero, Maestro o Piloto a tener frente a nosotros al Lore, Lore, Macu, Macu, a ese ser cuadriculado de cuerpo, cabeza y mente que es el Rafa que emanó del Mujeres, Hombres... Otros ejemplos sería ese ser que empezó cómo cómica y que atiende al apellido de Padilla, que dá de todo menos gracia. O el de la Esteban ya reseñado que, a través de su "ex" torero y la Andreitaaaaa, se ha hecho un hueco en la teleparrilla de suerte que hace las delicias de todos esos seres marujos que llenan el plató del feudo de Jorge Javier día sí y día tambien. No quedaría atrás el programa de Jordi, el de la vidente, que su buen dinero andará embolsándose quebrando las ilusiones más intimas de aquellos a los que acomete o de la Ana Rosa, que a la chita callando, es la madre de toda la camada. Ella o la madre de Teleru, que bien mona, en pelotas y con medias, nos ha alegrado la vista, éstos días, en el Interviú.

La Noria, desbocada.

Imaginense ustedes una noria, en una feria, cargada de gente a la que se le rompe el regulador de velocidad. A resultas de ese hecho, el perno que sirve para fijar el punto sobre el que gira la mastodóntica estructura, termina por saltar hecho añicos y la estructura, por su propia inercia, sin encomendarse a Dios ni al demonio, cargada con sus bultos mortales echa a correr espachurrando tanto lo que contiene cómo lo que pilla de por medio. Una escabechina espantosa. Un montón de restos pringosos de carácter orgánicos que nunca llegaran a ser la basura, podredumbre y estiércol que puedan surgir, de las miserias humanas en el pograma homónimo o en Enemigos... Jordi ve cómo su formato se hunde sin solución de continuidad tras entrevistar a la madre de un joven delicuente llamado por un pintoresco nombre de pájaro. Pájaro de cuidado que ahora está entre rejas pero por poco tiempo, merced a una ley del menor que no protege a la infancia y adolescencia sino que la convierte en potenciales delincuentes ávidos de sangre.

Por eso la red se ha movilizado, por fin, para acometer el gran reto de nuestros tiempos. Denunciar que la telemierda, sin ofrecer nada, se hace rica a base de sacudirnos la sesera para sacudirnos toda capacidad de razocinio y convertirnos en obedientes esclavos y consumidores de telebasura, adictos a su morbo y vacíos contenidos que, además, tras la caida de DEC, se centra única y exclusivamente en la cadena de Vasile. Una cadena engendrada en un país tan vacuo cómo Italia donde los contenidos amarillos y rosa influyen a una sociedad fuertemente golpeada por al mafia, la corrupción y un desaforado sentido de machista "latil lover" muy propio de la Bota de Europa. Telahínco es pues una fabrica de descerebrarización que ya quisiera para si el Ministerio del Interior, por cuanto lobotomiza, pervierte, recondiciona y reeduca en unos cánones exportables que convierten a sus acólitos en adalices de hacerse rico mediante el famoseo, sin esforzarse en producir y en destruir lo más esencial de cualquier sociedad: su capacidad de progresar culturalmente.

Por fin...

Pero se ha obrado el milagro. Los internautas, usuarios de Twitter principalmente, tomaron la iniciativa al detectar que se había propasado una línea que, bajo ningún concepto, debería propasarse. La de vanalizar la muerte de una chica para hacer caja. La de reirse del dolor de unos padres que representan a la sociedad a la que una y otra vez ordenan que hacer, cómo comportarse y cómo vivir. Es algo que sobrepasó todos los límites y de tal manera fue entendidos por los verdaderos dueños de los Medios, los que a través d einternet pueden hacer y deshacer a través del único medio que, aún hoy, no tiene límites ni cortapisas, a pesar de sus muchísimos detractores, principalmente gentes de la cuerda de Vasile y compañia. La cacería ha comenzado y con cosas tan simples y baratas cómo nuestros mensajes podremos ir dando pasitos cortos, certeros y letales a un enemigo que nos absorve, nos demanda energías y atención y nos vacía los bolsillos vía anunciantes y mensajes de texto con el único objetivo de convertirnos en marionetas a su servicio.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

8 comentarios:

HORMIGA dijo...

¡Hola CS! ojalá pudiésemos acabar con la telebasura de telecinco y se difundierá algo más de cultura...
Yo desde luego hace muchísimo tiempo que no tengo tiempo de ver tele, y desde luego cuando lo tengo no se me ocurre ni por asomo poner telecinco...
El morbo con el tema de Marta del Castillo tra traspasado el límite a la supuesta "libertad de expresión" a la que se aferraba el presentador impresentable de la Noria, el derecho de libertad de expresión tiene sus límites y el límite lo establece el respeto al derecho de los demás, así lo dice la jurisprudencia del TC y ahí tienen sus límites los derechos fundamentales que parecen no tener límites...Han traspasado el límite y se debería haber suspendido ese programa y otros hace tiempo por atentar en muchas ocasiones contra el derecho a la intimidad de las personas....

Una estupenda entrada...Y un saludo

C S Peinado dijo...

Se tendrían que haber suspendido tantísimas cosas que de haberlas hecho todas, este país sería el más lector del mundo porque francamente, nuestra televisión da un ascazo del quince.

Pero siempre hay que ser optimisas y no perder la esperanza de que la cosa cambie, tal y cómo ha pasado con la Noria. Sólo hay que demostrarles que no somos consumidores pasivos y que tenemos opinión y que, claro está, estamos hartos de tanta porquería televisiva que sólo busca el morbo fácil ye l beneficio de unas cadenas tan exentas de crédito cómo de moral.

aina dijo...

Lo malo es que, mientras siga emitiéndose en España seguirá siendo número uno. Así somos.

Lobo Solitario dijo...

Estas cosas solo pueden pasar en un país que se refugia en lo "politicamente correcto" para no admitir las verdades del barquero... No sólamente ste programa deberia desaparecer, canales enteros (T5, La 6, ...) deberían ser recicladas enteramente.

C S Peinado dijo...

Si, Aina, eso es cierto. Ayer sin ir más lejos estuve viendo los mimitos de la Milá (otro deshecho de las ondas) a Jordi, que tenía una cara de cadáver que no se aguantaba.

Supongo que los de arriba le habrán dado un toque.Le habran dicho que si la Noria no consigue patrocinadores va a tomar por el culo. La verdad es que, por mucha audiencia que tengan, sino hay quien los financie, no pueden mantenerse. Asi que ya sabeis, leña al mono que es de goma.

C S Peinado dijo...

Tienes toda la razón Lobo. Nuestro país es un refugio para todalabasura inimaginable en aras de una libertad que permite conseguir, vivir y progresar en base a la miseria de personajillos que sin Telahínco no tendrían más futuro que andurriar pidiendo por la puerta de las Iglesias, porque francamente y a la vista está, no valen para nada, más que para morbosear, crear polémica y reeducar en el mal gusto a la población.

Agustin dijo...

Da la impresion.que la regeneracion moraly etica en nuestra patris ha comenzado.Ya era hora aunque nunca es tarde,De momento ayer les hicimos morder el polvo en las urnas.Eso si que es un buen principio.Un saludo.

C S Peinado dijo...

Ya ves, Agustín, ésto es Jauja para todo lo que suene a morbo y amoral. Se pagan millonadas por contar la intimidades de cama de un don nadie por el sólo hecho de tener un affaire con una medio famosa. Hemos llegado a tocar suelo de manera rotunda y sin solución de continuidad.

Esperemos que con el cambio de gobierno se retorne a una recuperación, cuando menos, de la moral.

Darle Caña a ésto: