lunes, 7 de noviembre de 2011

El Orgullo de ser español.

No es cosa de sentirse superespañol sólo cuando gane la selección o el Día de la Hispanidad. Cuando gana la selección, sobre todo si es por la macropresencia de jugadores del Barcelona FC, con lo que le tocas las narices a los nazionalistas catalufos  te sientes bien. El doce de Octubre, que  conmemoramos el día que España alcanzó la universalidad es aún mejor. Esa fiesta conmemmoramos  el día que un italiano descubrió, unos dicen que por casualidad y otros por pícaro,  un Nuevo Mundo para un rey aragonés y una reina castellana. Ese día es chachi porque no te encuentras picoletos por ningún lado porque estan todos celebrando el día de su patrona, la Virgen del Pilar. En fin. Ese es un día que sí cae en puente te permite hacer una escapadita de puta madre y si no pues te permite quedarte en casa tocándote los marrajos. Aún así, sentirse español es mucho más que hacerlo dos días al año.

Días de militares y rosas.

Es curioso cómo ésa Fiesta que denominamos Nacional y que por cierto éste año ha sido una caca e la vaca,  ha ido evolucionando hasta ser un amplio escaparate de nuestras Fuerzas Armadas. Porque eso es el día de la Fiesta Nacional en España. Un magno desfile en el Paseo de la Castellana y poco más., por mucho que la Chacón haya querido colgarse el cartel de megapacifista y haya abierto museos y esas cosas. El día de la Hispanida se caracteriza por un desfile en el que se muestran las más variadas armas y en el que te pones a pensar cómo, con tamaño material somos un país mediano en capacidad militar. Porque el Imperio Español se hizo a golpe de soldadesca mal educada, mal pagada, mal equipada pero con una considerable cantidad de valentía y malísima leche, que hacía defender lo propio aunque fuera con las uñas y los dientes, si no te los había jodido antes la caries reglamentaria.

Además era un ejército que se amortizaba sólo, sino llegaba la paga buscabas un poblacho (o ciuda) de herejes protestantes y hala, al saqueo. Tus soldados contentos, tú cómo general feliz y el imperio agradecido. Ahí es na.

Yo, que me considero español, andaluz, jiennense y de mi pueblo, por ese orden (cuantas cosas a un tiempo) considero que ese día, el Día de la Hispanidad, debería ser algo más. Algo que defina, en efecto, el día de todos los hispanos. Tanto de los españoles como de los castellanoparlantes. No creo que un desfile militar sea la mejor manera de conmemorar dicho día. Es propio si deseamos recalcar que la hispanidad se difundió a golpe de conquista y evangelización. Con lo cual se echa de menos una compañia de capellanes militares castrenses. Es totalmente impropio si queremos recalcar la existencia de una universalidad que une a mas de cuatrocientos millones de seres humanos, bajo una misma cultura y un mismo idioma.

Cosas veredes, dijo Don Quijote a Sancho.

No menosprecio el desfile. Faltaría más. Yo mismo desfilé como miembro de la Unidad de Música de la Guardia Real el año dos mil y dos mil uno. Me gustaba y me gusta pero al evolucionar culturalmente se echa de menos algo más. Algo que sirva para reiterar que España sigue existiendo. Que somos un único país y que con otros diecisiete más formamos la comunidad hispana en todo el planeta. España no puede seguir siendo odiada por la porquería de Historia que nos achacan aquellos que enervan cómo héroes a Bolivar y San Martin que eran sólo vulgares traidores, subidos de todo masónico cuya primera idea era poner a los píes de Inglaterra el imperio español. Al final los ingleses recularon y dijeron que sí, que les ayuaban a independizarse pero que después se buscaran la vida. Mentiras que nos convierte en explotadores cuando son los criollos los que se han cargado, en beneficio propio, Latinoamérica. Por eso hay que reconvertir esa fiesta en la de todos los hispanos, pero e verdad.

Pero claro. Eso implica actuaciones políticamente incorrectas. Los Catalanes se sienten super orgullosos de la Diada. Una fiesta postiza que define el ultracatalanismo independentista. Pero si los españoles nos sentimos orgullosos del día de la Hispanidad somos unos fachorros imperialistas. Los vascos pueden llevar a cabo con orgullo el Aberri Eguna. Pero si dices que te sientes orgulloso de ser español eres un fascista retrógrado que sólo piensas en el pasado cuando nos dedicabamos a machacar indios, ingleses o republicanos e izquierda, segun procediera. Es sólo una concepción emanada de la Leyenda Negra que, a base de repetirse, a base de ser reiterativa, nos hemos ido creyendo nosotros mismos. Y no desde que los ingleses eran machacados por nuestras armas, sino desde relativamente hace poco tiempo, desde la commemoración del Quinto Centenario. Qué sorpresa ¿Verdad?

No tenemos de que avergonzarnos.

Es triste que esto nos pase. España no debe dejar pasar la oportunidad de reiterar, fuera de posiciones pseudopolíticamente correctas, su existencia. Fuera de un desfile militar España debe mostrar lo que es. El nexo de unión de dos mundos. Con un idioma del que se enorgullecen más fuera del país que dentro. Con una cultura artística, literaria y plástica sin parangón que, a lo largo de cuatrocientos años salpicó de caracter español medio mundo. Hemos hecho mil veces más que los nacionalimos excluyentes. Es triste que sea políticamente correcto que éstos nacionalismos puedan enorgullecerse de sus aspiraciones antiespañolas y por contra un español no pueda decir que lo es por temor a represalias.

Señores. Este fue, es y será un gran país. Con o sin día de la Hispanidad, con o sin selección mundialista. España debe mirarse el ombligo y reivindicar su existencia, gloria e historia de la que sómos grandes desconocedores porque nuestro propios y acomplejados gobiernos lo han decidido así. Toda nuestra historia es la Guerra Civil Española. Toda nuestra Historia es lo que reivindica la Ley de Desmemoria Histérica. Hay que mirar atrás para poder mirar, con orgullo adelante. Cada cual debe mirar dentro de sí y pensar si le merece la pena ser o no ser español. Y si lo es, cómo si no lo es, gritarlo a los cuatro vientos para que todos sepan de que pasta se está hecho en este terruño llamado España, que nos da cobijo a todos a través de su dilatada historia.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

19 comentarios:

E..P.. dijo...

Hola C.S.Peinado.
Bueno amigo, no te quito razones y por supuesto hay que estar orgullosos.
El que no se sienta orgulloso es posiblemente minorías catalanas, vascas, gallegas...etc y algún castellano que necesite un ajuste de embrague.
En mi caso no tengo ninguna duda, eso si ante todo esto no quiere decir que deje de ser una persona democrática.
Soy de familia de milicos, mi padre por ejemplo fue oficial de la legión de la de antes, le cojió la guerra en la academia y era en aquella época unos de los oficiales más jóvenes del país.
Tampoco hay que confundir patriotismo por idiota como hacen algunos, como tampoco hay que ser de extrema derecha para demostrar lo español que es uno.
Un ateo de izquierdas puede querer a su patria y sentirse orgulloso de ser español sin ningún problema.
Nuestra historia es rica y además somos gente luchadora y trabajadora donde quiera que hallamos estado.
Saludos amigo C.S.Peinado.

C S Peinado dijo...

Yo no hablo de ese orgullo tan dañino que es sacar la bandera con el pollo y reivindicar la figura de un dictador en el Valle de los Caidos.

Lo que me hace muchísima gracia es cuando a alguien le cuentas que le forramos el lomo a los ingleses mñás veces que pelos tenemos en la cabeza o que los Estados Unidos no existirian sin nuestro concurso y se te queda mirando con cara de ¿Ein?

El mundo actual no se puede concebir sin la participación de España y eso es lo que hay que reivindicar, tanto a nivel Europeo cómo a nivel hispánico, todo eso es a lo que yo me refiero.

Luego siempre están los de siempre, los del pollo, la mano alzada y la Cruz de cuelgamuros. Qué patético.

Rafa Hernández dijo...

Coño no me digas que eres músico y además tocas la "tuba". Eso está muy bien amigo. Enhorabuena por el blog que tienes.

C S Peinado dijo...

No, la tuba no, en todo caso la corneta, que me la chupé dos años en El Pardo. Jejeje.

Gracias por lo que me toca en cuanto al blog, estás en tu casa.

Zorrete dijo...

CS dos cosas. La primera que con esta imagen del blog ya me tienes "ganao", cuando quieras nos cogemos las cañas y nos vamos a pegar unos anzuelazos, eso sí me tendrás que enseñar la técnica de mar que en eso estoy pez, jejej.
Lo otro depende mucho de la educación que se da a los chavales en la escuela, eso por un lado y por el otro si esto lo cogen los yanquis harían un megadesfile en el que marcharía hasta el tato, Cubanos, Venezolanos etc., y ademas actos de todo tipo no solo militares, lo militar como dices queda un poco arcaico, lo que nos une es la cultura e idioma común y dentro de la diversidad se ve el entronque, fíjate por ejemplo en esas fiestas de los pueblos andinos donde la base es el toro. Le ponen un Zopilote cosido al toro en el morillo y los sueltan, (salvajada o no) lo cierto es que si eso no tiene una base española que venga dios y lo vea, en fin cosas menos sangrantes, claro, como la comida la literatura, la poesía o la pintura. Las universidades etc. Pero para eso los primeros que nos tenemos que sentir hispanos somos nosotros como bien dices.
Saluditos.

Rafa Hernández dijo...

C S Peinado te enlazo en mi lista de blogs. Saludos.

Wittmann dijo...

Buenas C S Peinado.

Pues en lo que a mí respecta, y con el respeto que le guardo a todas mis condiciones, más aun a las ajenas, me considero español ante todo porque es la madre de la que nacen todas mis restantes condiciones y, por ende, es España a la que me debo. Y aun creo que mayor tributo le debo cuando veo como hoy día la fecha en que celebramos la Hispanidad no es sólo, como dices, un día para no hacer nada si cae en puente sino que lo han transformado en un desfile de famosos y políticos que se han encargado de vaciar a la españolidad de significado y arruinar a mi país.

Un saludo.

Lobo Solitario dijo...

Yo creo que has definido muy bien a España: Una inmensa mayoría que nos sentimos sencillamente españoles, seamos de donde seamos y una minoría gritona y bastante histérica que niega la mayor: la propia existencia del Estado español.
Desgraciadamente esa es nuestra historia, la misma que periódicamente nos lleva a enfrentarnos en el campo de batalla.
Lo triste es que muchos, con buena voluntad, se dejan "secuestrar" por los argumentos independentistas buscando un “consenso” imposible, porque español se es o no se es, es algo que no escoges, naces español y ya está y si no te gusta siempre te puedes marchar, pero nacer lo naces; y cuando esos independentistas han logrado el apoyo de imbéciles como Zapatero, que se dejan embaucar para finalmente darse cuenta del error y soltar paridas como "España plural si, pero España" una obviedad de Perogrullo, porque la diversidad viene dada también desde la cuna y cada cual somos hijos de nuestra madre y nuestro padre, entonces suele ser demasiado tarde porque ya se han crecido y terminan por chocar inevitablemente con la mayoría de los que , sin alardes, sin darnos autobombo, tenemos clara conciencia de ser sencillamente lo que somos, ni mejores ni peores: Españoles.
Un saludo.

Candela dijo...

El problema de la izquierda es que tiene todavía un conflicto, ellos identifican "su República" con la bandera republicana y la bandera de España con Franco. Por lo tanto, el que usa la bandera de España en cualquier acto es tildado de ultraderechista, se ha hecho hasta con las víctimas del terrorismo en un intento de demonizarlas.

La siguiente reflexión que me hago es porqué ellos reivindican a figuras totalitarias como Pablo Iglesias y critican que otros reivindiquen la figura de Franco, es el colmo. Parece ser que como ellos son la "quintaesencia de la democracia" tienen patente de corso y somos los demás los que tenemos que demostrar nuestro espíritu democrático.

El problema lo tienen ellos y lo utilizan cada vez que pueden, por mi parte me considero española, me representa la bandera rojigualda y ya está, como a cualquier ciudadano de otros paises.

Helio dijo...

La mayoria de los ciudadanos del mundo están orgullosos de su bandera y no dudan en alabar a su país publicamente.
En Esapaña la mayoría de los políticos de la izquierda y la mayoría de los políticos nacionalistas asocian el ensalzar a España y su bandera con la extrema derecha unos y con el centralismo los otros.
Creo que algo ha fallado en la educación de los españoles en este asunto.
Saludos.

Viriato dijo...

Yo también siento rabia cuando alguien se siente español solo cuando gana la selección pero siempre pienso: "algo es algo, al menos ahora el resto del mundo sabrá como es la bandera española..." Esto no se soluciona hasta que creen una asignatura en la escuela que se llame Historia de ESPAÑA (Sí, en mayúsculas, a ver si así...).

Y lo del desfile, a mí es que es una cosa que me encanta, aunque llevo varios años que no puedo verlo en directo (motivos laborales) pero siempre acabo viéndolo.

El resto de la entrada, buena, como siempre.

Saludos Peinado.

C S Peinado dijo...

¿Qué tal Zorrete? Lamento decepcionarte pero aunque soy un enemorado de la vida submarina soy un profano completo en cuanto a asuntos de pesca se refiere. Aunque nunca es tarde para aprender, claro está.

Por lo que a España se refiere, para mi es más que un país, cómo habreis comprobado si me seguis y tu se que lo haces, es una pasión. Es mi vida y mi amor y por ello me duele verla denostada la mayor de las veces por ignorancia.

Por ello, tal y cómo mencionas con el zopilote y el toro, hay que intentar redescubrir lo que nos enlaza a todos los pueblos hispanos, hermanos que son y que debemos incorporar cómo parte cultural de nuestra Patria.

Para ello compartimos más de cinco siglos de común Historia.

C S Peinado dijo...

Hola, Rafa Hernández, te agradezco tu visita, tu admisión cómo seguidor y que me agregues a tu blog.

Por mi parte te doy la bienvenida al CSPeinadismo y espero que no te vuelvas muy chalado leyéndome. Jejeje.

No, en serio, me siento muy agradecido de ser tu nuevo compañero de fatigas en ésto de los blogs y espero que lo que leas aquí sea, cuando menos, productivo e interesante.

Un abrazo.

C S Peinado dijo...

Wittmann, el día doce de octubre, el día de la Hispanidad es el día en que España adquiere su universalidad al ser el primer país certificado por las crónicas y la Historia oficial en atravesar el Mar Tenebroso para parir un Nuevo Mundo descubriendo un nuevo continente que, evidentemente sería América, nuestra América.

Por otro lado, me sorprende la ignorancia supina de muchísimos de nuestros compatriotas a los que nombres cómo Pavía, Lezo, Velasco, Rocroi, Las Dunas, les suena a chino. Nombres que han hecho grandes a las armas de España en tiempos en que la grandeza de un país se medía por la grandeza de sus militares.

Por otro lado me molesta profundamente esa fijación en recluir la Historia al Periodo posterior a mil novecientos treinta y uno, cuando parece que empieza todo y que es cuando, indudablemente, va acabando la grandeza de nuestro país para comenzar el arrastramiento de lo que significa ser español.

C S Peinado dijo...

Candela, es un programa de concepción. Para los sucialistas la democracia es suya, cómo ellos quieran que sean y cómo debe asumirse por el pueblo. Pueblo que ellos representan y que no es nunca nadie que vaya en contra de ellos.

Se llenan la boca con esa palabra, Pueblo. Ellos son el pueblo, el pueblo es soberano, pero es una nueva clase de despotismo ilustrado con el handicap que éstos de ilustrados no tienen nada y de déspotas lo tienen todo.

No hay caso más paradójico que el de la República Democrática Alemana y su brazo armado, la Stasi. Democracia socialista, ¿Acaso hay dos conceptos más antagónicos?

C S Peinado dijo...

Candela, es un programa de concepción. Para los sucialistas la democracia es suya, cómo ellos quieran que sean y cómo debe asumirse por el pueblo. Pueblo que ellos representan y que no es nunca nadie que vaya en contra de ellos.

Se llenan la boca con esa palabra, Pueblo. Ellos son el pueblo, el pueblo es soberano, pero es una nueva clase de despotismo ilustrado con el handicap que éstos de ilustrados no tienen nada y de déspotas lo tienen todo.

No hay caso más paradójico que el de la República Democrática Alemana y su brazo armado, la Stasi. Democracia socialista, ¿Acaso hay dos conceptos más antagónicos?

C S Peinado dijo...

Helio, no ha fallado nada. Nuestro sistema educativo se ha diseñado para adoctrinar desde pequeños a los españoles para odiar a su país. Es el mayor logro de los sucialistas y los nazionalistas, terminar con el enemigo desde dentro.

Asi pues, cuando sales del adoctrinamiento y empiezas a pensar por ti mismo escubres las múltiples mentiras que te hanido contando y que más allá de Franco hay vida e Historia. Unos sentimos vergüenza y empezamos a estudiar e investigar. Otros se quedan en el atocinamiento y desgobiernan este país.

Ley de vida.

C S Peinado dijo...

Viriato, no creo que metan esa asignatura porque parece ser que en éste país, sacar la Historia es cómo destapar la caja de los truenos, hace falta tener muchas ganas para hecerlo y eso no interesa a nadie.

Es mejor tenernos aborregados, atocinados, engañados e ignorantes de pertenecer a uno de los mejores paises, por historia y cultura, del mundo.

Ivan Entusiasmado dijo...

En mi opinión no debería ser un orgullo ser de ninguna parte. Eso sí, has de amar a tu patria. No porque sea mejor, sino porque es la tuya. Y porque eres lo que eres gracias a ella.
Y entre otras cosas amarla significa defenderla de quienes los atacan. Y no avergonzarte de quererla y de gritar "Viva ESpaña".
Un saludo.

Darle Caña a ésto: