sábado, 5 de noviembre de 2011

Ayer estuve pensando...

Si, si, ya lo sé. Ayer no hice los deberes y no me dejé caer por aquí. La razón es que llevaba muchos días sin parar de escribir en éste, mi, vuestro blog, estaba cansado de tres días de trabajo extenuante y deseaba, a parte de desconectar, valorar mi actuación en ésta bitácora desde que hace unos dos meses lo retomé con mayor fuerza. A ello, además, se unió una conversación con un conocido que había echado un vistazo al blog. Debo decir que ésta persona es alguién ni my versado ni muy inculto y simplemente me dijo que el blog estaba muy bien, que no concretaba nada en lo referente al tema del mismo y que esa misma pliritemática era lo que más atractivo lo hacía a la vista de quien lo visitaba. Eso me hizo pensar.
La secta.

Así es cómo yo se lo definí. Una secta compuesta por gente my hasta los huevos de muchas cosas y de una formación más o menos decente que nos debatimso sobre política, historía, economía y sobre todo unidos por nuestro grandísimo amor a España. a la que yo uní, recordando a Jose Ramón o a Margharita, un amor enorme por la Hispanidad que latente, aún dormita en América esperando despertar para unirse con la Madre Patria. Una secta en definitiva que, a través de Twitter y de los enlaces que vamos extendiendo, desde CSPeinado hacía afuera y de afuera hacía adentro nos va creando una tela de araña en la que sentirte cómo en casa y sinpeligro de ser devorado más que por tus propias ideas.

Así lo narraba yo mientras ayer el día se dilataba entre cargas, muebles y cajones, que es a lo que me dedico. Mi conocido, que en éstos lares está poco formado me comentaba que el blog era un compedio ameno de diversos temas en los que, en su gran mayoría, impelía a seguir leyendo con satisfacción y amenidad. Pensaba yo que eso es lo que buscaba cuando retomé la cosa ésta a la que tanto cariño le ando cogiendo cuando en Abril lo retomé tras casi años y medio de tenerlo abandonado por esas procelosas redes de Dios. Finalmente he logrado llegar al principio de una singladura apasionante en la que todos los que os dejaís caer por aquí aportais vuestro granito de arena para el mejor desarrollo y evolución de éste proyecto.

Sentimiento de Universalidad.

Luchar por lo que crees, por lo que estimas y valoras, animarte a hacer algo con cierta continuidad, dedicarle tu tiempo, vaciar tu mente en él, trabajar por tenerlo siempre disponible y deseable a tus visitantes se ve compensado con creces cuando alguién, cómo algo normal y sincero te saca a colación una opinión favorable en torno a lo que te estás machacando día a día a fuerza de constancia, lectura, comprensión y ordenador. Nunca es suficiente si ves que puedes aportar un poquito más. Si ves que puedes dar un paso más con el fin de obtener mejores comentarios, más amigos con los que compartir o más aliados con los que hacer fuerza en el tema que sea.

Así hasta lograr un sitio que no sea sólo una ocupación de recursos más a través de internet. Quiero dar un sitio al mundo en el que mis pensamientos, mis conocimientos y los de mis amig@s puedan ayudar a levantar un poquito a nuestro país y lo que supone, a nuestro ámbito hispano, desde la opinión constructiva, la denuncia de lo que ataque a los postulados lógicos de sostenimiento de la nación y por supuesto una defensa a ultranza de la esencia hispánica, aún cuando en determinados aspectos, cómo los toros, me considere una persona a la cual, el matrato animal, en el contexto que sea, le suponga una aberración injustificable.

Hacía adelante, siempre hacía adelante.

Así espero hacerlo. Lograrlo debende no tanto de mi cómo de aquellos que me visitan. De aquellos que opinan y complementan mis artículos, pues no soy infalible ni la persona más preparada del mundo. El concepto de blog que pretendo entregar a los que me visiten es el de algo que sea compatible con lo que busquen, sea lo que sea. No pretengo hacer una bitácolar específica de un tema concreto tal y cómo se pueda concebir la política o la historia. Es mi objetivo ir rotando temas en función del momento y de mi estado de ánimo, así cómo las aportaciones de mis amigos o los temas que vaya comentando, de motus propio en otras bitácoras a las que suelo visitar con asiduidad. Esa es la razón de existir de CSPeinado y gracias a todos los que me leeis, lo estoy logrando.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

8 comentarios:

Lobo Solitario dijo...

Si me permites una sugerencia...
No nos definas como secta, suena a etiqueta de "progre" para acusarnos de algo; yo mas bien nos definiría a todos (los que escribimos y te leemos) como "PENITENTES"; porque más que luchar contra el despotismo instaurado en nuestro País sufrimos una auténtica penitencia: Darnos cuenta del daño que están haciendo a la sociedad futura y penar nosotros por ello.

Natalia Pastor dijo...

Este 20N se abre una puerta a la esperanza, a la posibilidad de sumarnos al esfuerzo titánico de levantar un país hundido, deprimido y en la puerta de ser objeto de graves conflictos sociales.

Todos,absolutamente todos, debemos poner nuestro granito de arena desde el compromiso por empujar España hacia adelante.

Ser positivos y generosos,apoyarnos en nuestra Historia y en los grandes retos y logros que siempre hemos alcanzados.

Es el momento de tener grandeza,sentido de Estado y altura de miras.
La empresa,así lo merece.

Candela dijo...

Un blog es altamente positivo como lugar de encuentro, en el blog aportas y aprendes, es una ventana abierta a millones de posibilidades. Pero estoy de acuerdo con Lobo, la secta es el PSOE. Nosotros nos limitamos a expresarnos y compartir.

Y esos ratos que le dedicas nunca defraudan, entre otras cosas por la calidad que encuentras en otras personas que tuvieron la misma idea.

Zorrete dijo...

Yo soy muy novatito en esto de los blogs, antes ni sabia lo que eran. Pero sí, es cierto, son un punto de encuentro y para compartir. Cada uno supongo que aportamos lo que podemos (en mi caso mas voluntad que otra cosa), pero ya no pasa día que no me asome a los blogs (en general) y al de los amigos en particular. Si podemos aportar algo en la construcción de un país menos cutre y garbancero, mas avanzado en ideas y actitudes Dios dirá, pero por intentarlo que no quede.
Saluditos.
Ps: Los de la secta, son los de la Sexta, jejej.

C S Peinado dijo...

He empleado precisamente esa palabra, "Secta", cómo algo irónico que sabía que interpretaríais cómo algo relacionado con esa progresía que tanto ha hecho, pardójicamente, involucionar al país, Lobo.

Somos penitentes en un país de herejes. Pero no de herejes religiosos sino incrédulos en un País al que gobiernan. Es cómo poner al lobo a guardar a las gallinas.

C S Peinado dijo...

Es hora de dejar de mirarnos el ombligo y mirar más allá Natalia, a ese tiempo en que ser español era cómo ser dueño del mundo y daba igual lo lejos que fueras. Siempre pisabas territorio español.

Es hora de recuperar la grandeza de espíritu que nos hizo grandes porque nos empeñamos en serlo y sólo dejamos de sentirlo cuando otros nos dijeron cómo teníamos que pensar.

España tuvo su momento y en algún momento deberá volver a tenerlo. Sólo tenemos que ser fieles a ella y ella nos mostrará el camino. No hay más.

C S Peinado dijo...

Ya te digo Candela que lo de la Secta es hablar de forma irónica del tema del que todos tratamos y queno es más que ese anamorfismo que sufre el país y que hoy se haya representado por ese hombrecillos de barba y calva que parece recién salido de una cloaca por su careja de rata, loq ue por otro lado, es.

Se que es un gran medio para reunirnos y comentar y hacer fuerza, eso es lo que tenemos que hacer y ahora lo podemos hacer gracias a la Red de redes.

C S Peinado dijo...

Pues nada Zorrete, a seguir aporreando teclas pues cómo verdaderamente podemos ir creciendo en éstas cosas que sabemos hacer tecla va y tecla viene.

Cada uno aporta mucho si lo hace con ganas y a veces eso es lo que falta en éste país. Ganas es lo que hace falta para sacar ésto del estiércol. Mi duda es si seremos capaces de hacerlo a través de la palabra.

Darle Caña a ésto: