jueves, 17 de noviembre de 2011

La hecatombe europea.

Europa se resquebraja por algo que hace apenas dos años, nadie sabía que narices era. Hoy creo que muy pocos lo saben exactamente, pero la prima de riesgo, esa nueva pariente que nos ha salido a todos nos amarga la existencia tanto o más que el gobierno que nos ha llevado a ésta situación. En sí, la situación tiene muchos flecos y el más importante es el Euro. Moneda maldita que pretendía ser el nexo de unión que igualara a todos los europeos y se ha convertido en el ariete que nos ha puesta a unos en contra de otros. Todo ello por una situación que ha demostrado que una política económica hecha "para ver que pasa" puede ir a bien o, cómo en ésta ocasión, llevarnos al precipicio de la recesión.

Socios desasociados.

No creo que cuando en la Reunión aquella de hace una porretada de años, en Roma, los socios de la incipiente Comunidad Europea del Carbón y el Acero empezaron a acercar posiciones tras toda una Historia de guerras y dos enormes confrontaciones en el mismo siglo, estuvieran al tanto de lo que se iban a encontrar hoy en día. No había en mente más que una mínima política de cooperación para vender hierro y combustible entre todos haciendo más fuerza en el mercado. De aquellos polvos vienen éstos lodos y las potencias mundiales de entonces lo siguen siendo hoy en día sólo que arrastran mucho más escombro que el que tenían en aquella incipiente reunión.

Nada de moneda única, ni ceder soberanía ni cosas similares. Sólo vender hierro y carbón. Nada más. Seguro que a los alemanes, a los franceses y a los paises del Benelux les salen sarpullidos cada vez que alguien les cita aquella reunión y todo lo que vino después. Hasta llegar a hoy. Veintisiete paises, contagiados por la crisis de deuda, imbuidos en la explosión de una burbuja económica que ha llevado a Europa al punto más caótico y complicado desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En aquella época Estados Unidos salió al frente para evitar el avance de la URSS occidentalizando, a golpe de talonario una Europa que se resistia a ser Comunista.

De ayer a hoy y vuelta a empezar.

Mucho ha llovido desde entonces. Las revoluciones, los muros, las confrontaciones y movilizaciones cesaron dando lugar a una Comunidad Económica Europea que dió el gran paso de abrir fronteras para favorecer el tránsito de bienes y personas de manera que el comercio se convirtiera en la sangre de una nueva Europa, la del crecimiento y Tercera Potencia Mundial. Una potencia que necesitaría una moneda única con la que competir contra el hegemónico dólar. Craso Error. Cuando Europa dejó de lado a la URSS, hundida en su propia miseria, Estados Unidos se convertía a su vez en rival y aliada y el dólar el nuevo enemigo a abatir. Europa despertaba a la potencionalidad de trescientos millones de consumidores y enfilaba un futuro unido por lo que menos suele unir a las personas y paises. El dinero.

Hoy, la Unión Europea, apuntalada por Alemania se tambalea cómo un animal borracho. Cualquier especuladorcillo de tres al cuarto está apretando con el único fin de aumentar las primas de riesgo y aumentar del mismo modo y de forma artificial, los intereses que los paises pagan por su deuda ,abocándolos a problemas de financiación que culminaran con la intervención del BCE. En esa tesitura llegamos al Quiz de la Cuestión, que no es otro que la falsa base del Euro, causa y efecto de ésta situación. Tenemos una moneda común a un montón de paises que tienen políticas económicas distintas o incluso confrontadas. De tal modo sólo se puede esperar que lo que un país vea bien, el otro lo vea mal y la decisión de un tercero no sea bien vista por un cuarto. Así llegamos al momento actual, a la verdadera esencia de la Unión. Es preciso, ya, un único gobierno político y no lo que tenemos en Bruselas, un agujero para miles de millones de Euros que sólo sirven para hacerse, cada vez peor, la foto de familia.

Hay que superarse.

El problema que tiene Europa es que está formado por paises con una alta conciencia nacional, pero la supervivencia mísma de la Unión viene dada por una unión política de facto. Es insostenible una opinión por país cuando Alemanía y Francía ya han asumido el liderazgo de una Europa que escora por la economía pudiendo dar lugar a una crisis social y política de la que sea demasiado dificil salir. Es hora de dejar de mirarse el ombligo y empezar, de nuevo y de una vez por todas a replantearse ésto cómo el nuevo reto del tercer milenio, cohesionar una Europa con un único gobierno, ejército, justicia y moneda. Hay que ser muy valiente, superar muchos prejuicios y dar muchísimos pasos, pero de no hacerlo, el Euro terminará por arrastrar lo que la crisis economica e hipotecaria no ha podido llevarse por delante.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

7 comentarios:

Helio dijo...

El enfoque de la union monetaria en Europa era bueno, pero claro dejando bien atado el desarrollo de la ley, que hubiera evitado lo que está ocurriendo.
Somos uno de los cuatro o cinco paises que no han hecho los deberes o los han hecho mal.
Es muy facil de entender y no hace falta ser economista, Si se gasta mucho mas de lo que se ingresa, hay que pedir prestado con intereses y si ese dinero prestado se derrocha, ocurre la catastrofe.
Saludos.

Rafa Hernández dijo...

Pues nada, ya estamos sólo a un paso de que nos rescaten como cuando jugábamos al escondite. Saludos C S Peinado.

C S Peinado dijo...

Obviamente Helio, es importante una balanza económica saneada, pero tambien una coherencia política. Un buen sistema político con ciudadanos políticos que estén a su trabajo, ayudar a su país, levantarlo y no hundirlo por intereses particulares o favores a pagar ayudaría bastante.

Desde todos los puntos de vista.

C S Peinado dijo...

Ha tardado, Rafa, pero finalmente ha llegado. Ahora mismo está parapetándonos el BCE, veremos a ver lo que dura.

Lobo Solitario dijo...

Totalmente de acuerdo. Basícamente nos hemos dividido en dos grupos: Europeistas y anti europeistas y hay que apostar de una vez por todas o bien por un Estado federado, con todas las consecuencias o bien por una mera asociación económica en la que cada país vaya por libre.
Aunque mucho me temo que a día de hoy cualquiera de las dos opciones traerá muchísimos problemas; es más, pienso que quizás la presente crisis sea mas bien provocada (o que se estén aprovechando de la coyuntura) para obligarnos de una vez por todas a tomar decisiones en un sentido u otro a nivel paises.

C S Peinado dijo...

Esperemos que la situación no se torne peor de lo que ya está, Lobo. Por mi parte pienso que lo ideal sería una federación hispánica cómo ya he reseñado muchas veces en el blog. Tambien soy consciente de la Utopía que ellos supones y pienso mejor en una federación a imagen de los Estados Unidos. NO hay mas caminos. O integración política o cada vez que la economía mundial se desajuste, el Euro parecerá una montaña rusa.

ferrán dijo...

El problema es la ideología socialista. Lástima que tengáis en España al señor Jesús Huerta de Soto que explica muy bien las causas de todas esas crísis, incluyendo el problema del euro y que sea tan poco conocido

Darle Caña a ésto: