domingo, 12 de febrero de 2012

Reformando un país.

España ha sufrido profundas transformaciones desde el día que una losa de granito sepultó el antiquísimo régimen dictatorial que había golpeado al país desde que un frustrado proyecto republicano diera lugar a una brecha insalvable que nos partía en dos. Desde aquel hecho histórico que finiquitaba el Imperio y dejaba a España al borde de una guerra civil que, sin embargo se evitó, han pasado casi cuarenta años. Cuarenta años en los que España se ha ido convirtiendo en un genio constitutivo de la novena potencia económica del mundo al tiempo que su base, sus pies, se fundían en un fango cada vez más endeble hasta quebrarse por su base. Eso ha hecho que en un lapso de cuatro años hayamos pasado de la ensoñiación del "todo vale" para parecer ser lo que no sómos empeñando en ello nuestro futuro, a ser una ruina económica, social, política, judicial y, en definitiva, en cualquier aspecto aplicable al regímen de funcionamiento de un Estado y el país sobre el que se estructura.
La desvertebración de España.

Sin lugar a dudas, España es un país fracasado cómo proyecto. La Constitución que consagra el Estado de las Autonomías ha quedado completamente obsoleta y las mismas se han revelado cómo un problema más que acuciante al que los gobernantes están hacíendo oidos sordos mientras la población seguimos sufriendo la debacle de muchos, muchísimos aprovechados. Ahora, inmersos en un maremágnum de reformas que pretenden devolver la normalidad a un país que no la ha tenido nunca, vemos cómo esos inmensos agujeros negros, en los que se inyectan ingentísimas cantidades de nuestro dinero no sólo no desaparecen, sino que siguen plantando cara a un gobierno central que ha perdido legitimidad en post de diecisiete sangüijuelas enormes. Parásitos que desangran es país con miles de estómagos agradecidos que acceden por la jeta a puestos de responsabilidad bien existentes, bien creados ex-profeso para ellos con los que poder hacer caja sin estar preparados para ello.

A tal fin, el gobierno dió un paso cualitativo al dar el paso de aprobar, en la Reforma Laboral, tan compleja, cómo polémica, que se puedan despedir con siete días de indemnización. Aún así, el gobierno sigue sin comprender que, el porblema endémico de éste país y lo primero que hay que acometer es la desaparición de esos diecisite gobiernos paralelos al de la Nación. Diecisite parlamentos, consejerías innumerables y puestos de confianza que no están cubiertos por personas capacitadas. Personas que no acceden a los mismos por concurso-oposición sino por el carnet o el amigusimo. Un escalón más en la corruptela nacional. España necesita una reforma a fondo de su sistema laboral y financiero y una supresión total e inmediata del sistema autonómico por cuanto éste no sólo no se ha mostrado eficaz para acercar la administración al ciudadano. Sólo se ha demostrado cómo un mágnifico entramado administrativo para que unos pocos vivan de la mayoría mientras a través de la demagogia nos muestran la brillante vaselina con la que nos van a sodomizar. 

Cerrado por Reforma.

Es una lástima que un país no pueda quedar cerrado totalmente mientras se reforma. Es lo que más nos convendría. Un cierre y reprogramado cerebral completo, pues es lo que más precisa ésta nación. Para empezar saber que sómos un gran país. Un país que dominó un cuerto del planeta de manera ininterrumpida por cuatro siglos. Un país que se ha sobrepuesto una y otra vez a la bancarrota y que ha seguido adelante mientras sus dirigentes lo abocaban al desastre siglo tras siglo. La grandeza de España siempre ha estado en los españoles. Analfabetos, escualidos, hambrientos e inadaptados que han llevado siempre ésta gran nación hacía adelante. Ahora es cuando la esencia que demostró la valía de unos desharrapados en Rocroi o de unos pringados en Stalingrado debe de reafirmar el espiritú español en toda se dimensión. Estamos en un periodo de nuestra historia directamente entroncado con la autarquía, cuando el español debía sobrevivir sacando lo mejor del pícaro que todos llevávamos dentro.

Ahora la economía sumergida ha ocupado el lugar del estraperlo y los contenedores de los supermercados aquel rebuscar en cualquier erial o campo para traer algo de comer a casa. Los señoritos propietarios de inmensas fincas donde malvivían los empleados que tenían mucho más que ver con los súbditos feudales que con personas insertadas en el siglo XX han sido sustituidos por una casta politicástriaca que ejerce su poder tentacular sobre haciendas y personas con la bendición de las urnas. España debe reiniciarse y debe hacerlo desde cada uno de nosotros. España precisa que poco a poco vayamos siendo conscientes de que no sólo los bancos y las inmobiliarias son responsables de la situación en la que nos hallamos fatalmente inmersos. Que cada uno es responsable de sacar mil créditos sin leer las clausúlas. De comprar artículos que lejos de necisitar apenas se pueden pagar. Cada uno sómos responsables de nuestras acciones y las mísmas van encaminadas a reconocer, de una vez por todas, que sómos los mismos analfabetos de hace doscientos años pero con Volkswagen Golf y Audis A3 con muchísima ínfula de grandeza y ropa carísima que hacen buenísimo aquel refrán que asevera que, aunque se vista de seda, la mona, mona se queda.

Reformando lo irreformable.

Dentro de lo obsoleto que, en apenas una década ha quedado cualquier sistema económico que no sea el mixto chino por el cual el capitalismo financia al comunismo mientras se venden mierdas de indudable baja calidad al resto del mundo, el gobierno parece estar haciendo los deberes. Éstos deberes van a ir desgastando poco a poco a un gobierno que sin embargo va a ir viendo cómo la oposición se desgasta aún más ante la paradójica perspectiva que da el hecho de que salvar a éste páis va a costar sangre, sudor y lágrimas, cosa que no predica el sucialismo que, a la vez, es quien nos ha metido en ésta situación sólo por no tomar éstas medidas para no perder una elecciones. Tomándonos obviamente por imbéciles y cretendo que el español medio vota a unas siglas por encima de una situación económica que lo obliga a visitar día sí, día no a Cáritas. España sigue abocada al hundimiento a no ser que nos pongamos las pilas y el primero en hacerlo es el Gobierno. No basta con reformar, hay que crear oportunidades. Y todo ello empieza por sanear unas cuentas que, sinceramente, con tantísimo lastre, no hace sino tirar de nosotros hacía el abismo.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

34 comentarios:

Helio dijo...

Mucha claridad y muchas verdades en tu entrada.
Solo puntualizar que dar ahora marcha atrás al estado autonómico puede ser inviable, además no creo que nadie tenga el coraje de llevarlo a cabo.
Saludos.

María dijo...

Yo estoy con Helio, ya hace mucho tiempo que dije que Rajoy no va a tener lo que hay que tener para meter las tijeras de podar en las autonomías.

Besos

Ocón dijo...

La marcha atrás autonómica es viable por imprescindible. La alternativa no existe... o ya sabemos cual es.

Candela dijo...

Estamos todos de acuerdo. Las autonomías son un cancer, pero ningún gobierno resistiría su abolición de entrada. Quizá en España haga falta aún mucha más pobreza para que todos vean esta gran verdad.

Lo que digo es terrible pero, si no ocurre así, se mantendrá una parte de la población encandilada con las lenguas y el delirio autonómico. Es precisa más pobreza, o así lo creo yo.

ion-laos dijo...

De acuerdo con vosotros.

Vete a la tele y lo dices, hombre yaaaa!!! ;)

Besotes!

Valaf dijo...

De momento le devuelvo la visita, Sr. Peinado.

Prometo pasar con más detenimiento, leer sus entradas y formarme un juicio antes de opinar.

Un saludo

mientrasleo dijo...

Conste que con la economía me das justo por el palo y me puedo quedar hablando sola.
Las reformas que se hacen son, no sóloinsuficientes, sinoq ue consiguen que la estabilidad laboral que había se vea amenazada. No es forma de conseguir que salga dinero a la calle salvo para comprar pan, hacían falta medidas mucho más directas.
El gasto de las autonomías... si pusieran un límite que contabilizara los endeudamientos ya adquiridos unas cuantas no tendrían ni para pagar las nóminas. Es así de triste.
Besos

fus dijo...

Tienes razòn en tu publicaciòn pero ningùn gobierno va desmatelar el sistema autonòmico, cuando el PP ganò las elecciones municipales en sus mitines se hablaba de para que servian las Diputaciones, pues bien han llegado se han quedado con v casi todas las diputaciones y alguien habla de de quitarlas....no señor estàn todos los del partidos que no se presentaron en las lista....Sea el gobierno que sea el Poder les lleva a olvidarse de sus mensajes de campaña electoral.

Me ha gustado mucho tu blog.

un fuerte saludo

fus

Agustin dijo...

El cambio tiene que ser un cambio etico y moral.De no ser asi es preferible que sea violento.Lo demas es perder el tiempo.un saludo.

Lobo Solitario dijo...

Estamos totalmente de acuerdo. Lo que sobra en España son las autonomías; y es urgente el suprimirlas, tanto que cada día que pasa sin hacerlo es un día mas que nos acercamos a la bancarrota y con ella a una explosión social de difícil contención... Y la historia explica muy bien que pasa cuando los españoles perdemos la paciencia.
Otra cosa es como buscar el encaje de los nacionalismos periféricos y sus culturas en una nación como la española, demasiado plural en sus orígenes: Federación, confederación,... Posibilidades no hay muchas y todas tienen pros y contras; pero en cualquier caso siempre habrá sido un fracaso de nuestros actuales gobernantes, los que tenemos desde la muerte de Franco y bajo la corona del rey Borbón. El problema es que el pueblo ni puede, ni debería querer soportar el fracaso e incapacidad de nuestros gobernantes.
Saludos

Trecce dijo...

Esa es la clave que no quieren ver estos cretinos que nos dirigen, el desmantelamiento de las taifas.
Pero se juegan muchas prebendas en ello y no están dispuestos, con lo cual, una vez más, y por si hubiera dudas, queda demostrado que de mirar por nosotros, nada, ellos a lo suyo.

mariam dijo...

Magnifico articulo Cspeinado,donde planteas una gran realidad vigente desde los comienzos de la democracia en este nuestro pais.España necesita una reforma urgente,lo complicado es descubrir quien se atreveria a cambiar tal entramado y laberintico sistema que hace de este pais un pais cada dia mas obsoleto.
Un saludo

Maribeluca dijo...

En cualquier caso, si se llega a hacer- cosa dudosa- la cosa aún está bastante verde, hay que ir por pasos y yo empezaría reformando la merde de ley electoral, pero se ha demostrado que tal como funciona el estado autonómico hemos ido a peor y es ruinoso...la gente de la calle en general ya lo tiene bastante claro, ahora falta que se quieran enterar los politicastros.

Randall Flagg dijo...

Pues estoy de acuerdo en que se tendría que reformar todo el Estado.
Está bastante claro que la cosa no da para mas en este país y que o se cambia la maquinaria o vamos a estar muy mal.

Ahora veremos si hay voluntad para hacerlo, que va a ser que no.

Saludos desde La Sombra del 3º Hombre.

Viriato dijo...

Que bien has descrito la situación con las palabras "diecisiete sangüijuelas enormes". Nada más que añadir.

C S Peinado dijo...

Nadie lo llevará a cabo Helio. El Estado Autonómico caerá por su propio peso. El peso de la deuda desaforada y sin control que suponen esos engendros territoriales que pugnan por ver quien arremete más y mejor y se lleva la mejor dentellada en la boca.

Wittmann dijo...

Buenas C S.

Del mismo modo nos estamos convirtiendo en auténticos especialistas en hacer reformas que no lo son, dado que ninguna ataca la raíz de los problemas. Un ejemplo claro son las autonomías, que se han revelado como la mayor fuente de la ineficiencia en este país pero con las que todos los políticos consideran fundamental bienquistarse. No obstante, se aprueban auténticos atentados jurídicos como la reforma laboral, confirmando aquello de que los recortes comienzan siempre por abajo. Mal encaminados vamos. Por lo menos mientras no se empiece a reformar, y a fondo, por donde hay que empezar.

Un saludo.

C S Peinado dijo...

Pues con las autonomías pasará, María, lo que pasa con las malas hierbas, que habrá que podarlas por las buenas o por las malas. Ya sea Rajay o cualquier otro, ésto llegará a un punto insostenible en que será el país o las autonomías y entonces si que nos vamos a morir de risa... al tiempo.

María dijo...

Lo has explicado muy bien en tu entrada, y es que España, es un país fracasado, y totalmente de acuerdo de que necesita una reforma laboral y financiera.

Un beso.

C S Peinado dijo...

Lo malo Ocón es que los que gobiernan están muy a gustito metiditos en sus cargos hechos a medida a través de los aborregados que los hemos colocado en ellos. Mientras puedan vivir a cuerpo de rey, mientras puedan estirar la mentira lo harán. Hasta las últimas consecuencias, ya que en éste país las responsabilidades políticas no existen y una vez hecha la cama, lo demás ya no importa.

Que se hará, se hará, pero veremos en que circunstancias.

C S Peinado dijo...

De lo cual, Candela, se deduce que la pobreza en España es nuestro estado natural para que hagamos algo que cambiek la situación en la que nos movemos. Pero claro, el español medio es capaz de llevar múltiples trapicheos a término simultaneamente, por lo que podemos seguir yendo en BMW mientras la administración se va al guano y todo arde a nuestro alrededor.

C S Peinado dijo...

Sería lo suyo Ion-laos, soltarlo en la tele, pero ya sabemos que la censura existe y que no se detiene ante nada, pues la importancia de la información sólo se puede exponer si previamente lo autoriza el poder. Y cómo sabemos, casi nunca el Poder se mueve al mismo pálpito del Pueblo.

C S Peinado dijo...

Espero que sea de tu agrado Valaf y que de algo de lo que escribo, tu interés se vea llamado.

C S Peinado dijo...

Mientrasleo, el problema de éste país es que no nos enteramos de que no tenimos tejido produictivo capaz de absorver la oferta de trabajadores.

Una administración sobredimensionada, un montón de funcionarios, parados, jubilados y personas que no trabajan no pueden ser sostenidad para siempre por un entramado empresarial que hace aguas.

C S Peinado dijo...

Gracias Fus, y recibe mi más cordial bienvenida. En politicástrica (que es cómo yo llamo a lo que tenemos en éste país), tenemos el principio de conservación y olvido. El mismo rige para todo aquel politicastro que, en el mismo momento de salir electo, se convierte en lapa de la poltrona olvidando sistemçática y de forma inmediata sus promesas electorales.

Todo sea por meter la mano en la caja.

C S Peinado dijo...

No es preciso que sea violento,Agustín, pero sí radical. De hecho éste gobierno lo está haciendo en muchos aspectos, pero cómo dijera Candela, quizás debamos ser un país más pobre para ver que, en efecto, tenemos una administración totalmente inutil y sobredimensionada.

C S Peinado dijo...

Ya en su día, Lobo, expuse que la mejor manera de encajarlo todo sería volver al sistema territorial anterior a Felipe V pero estudiándolo desde el principio de solidaridad interterritorial y de competencias de importancia cómo educación o sanidad en manos del Estado.

C S Peinado dijo...

Trecce, el problema es que las Taifas cuestan muchísimo dinero que ahora empieza a escasear. ¿hasta cuando se podrá soportar ésta situación?

C S Peinado dijo...

Lo único que espero es que no cambie por las bravas, mariam. Se pueden hacer las cosas muy facilmente, se pueden desmantelar lenta y exhaustivamente... Lo peor es hacerlo por las bravas, cómo sucederá cuando el Estado entre en bancarrota.

C S Peinado dijo...

Maribeluca al final empezaran a arder casas, coches y volar cosas en mítines de consistencia más dura que un tomate podrido.

Cuando eso empiece a pasar y nuestra politicástrica empiece a cagarse en el espuertón, entonces empezaremos a ver cambios, hasta entonces...bufff.

C S Peinado dijo...

Bienvenido Randall y sí, tienes razón, en éste país la voluntad, para cualquier cosa normal, escasea, así que para conseguir modificar todo un sistema de Estado ya ni te cuento.

C S Peinado dijo...

Sanguijuelas enormes e hinchaditas de sangre que, sin embargo Viriato, aún quieren más y más. Patético.

C S Peinado dijo...

Supongo que nuestra politicástrica, Wittmann, está más preocupada por expandirse y colocar a los suyos que buscar soluciones a los problemas del votante.

Ya lo he dicho más de una vez, vivimos en una democradura, donde votamos a nuestro próximo dictador.

C S Peinado dijo...

tMaría, España es cómo una casa en ruinas a la que se le van echando parches para ver si aguantan. Y las grietas no aguantan más. Hay que desalojar, echar la casa abajo y empezar a construir.

Todo lo demás es alargar lo inevitable.

Darle Caña a ésto: