viernes, 17 de febrero de 2012

El arte cómo excusa...

Aún resuena el rebote desmesurado que la Fundación Francisco Franco se ha llevado a tenor de la presentación en la Feria de Arte Contemporáneo (ARCO) de una obra de Eugenio Merino. La misma, títulada "Always Franco" no es sino una escultura, muy lograda, del dictador que gobernó y dictó en España hasta la Transición, ese fallido experimento que nos ha dejado la porquería sistemática de país en el que nos movemos hoy. La verdad, a pesar del mal gusto que es meter una persona en una nevera de bebidas, de éstas que podemos encontrar en cualquier establecimiento de chominolos y chucherías, la cosa tiene bastante miga. Máxime porque ha despertado suspicacias y pasiones encontradas y su autor, cómo tal, ha logrado lo que decía buscar, meter un follonazo de padre y muy señor mío, amparándose en el guerracivilismo tan hábilmente despertado por el anterior gobierno para ir tapando la gran cantidad de estiércol que iban escondiendo bajo las alfombras.

Franco, fresco.

En mi ego interno me ha dado por pensar sino sería el verdadero cadáver del fallecido Jefe de Estado entre 1939-75. Quizás, con el buen acabado que tiene, sería el fruto de un solapado destierro de Paquito que, cómo los anteriores mandamases tenían tantísima ojeriza al Valle de los Caidos, quizás cometieron la profanación y a falta de ideas sobre que hacer con él, al no haber pedido permiso a la familia, se lo habrían endosado a Merino a buen precio para dar a luz esa parida que llaman arte y que es muy conceptual. Tanto que una demanda ya ha conseguido seguro y más vale que lo venda pronto por esos treinta y cinco mil eurotes que dice que vale, porque por ataque al honor de una persona fallecida ya se le van unos cuantos miles. Así las cosas, quizás algún trasnochado de la vieja guardia o la misma fundación, podrían abonar la cantidad a fin de ponerlo, bien en el salón de casa junto a la bandera del pollo, bien cómo centro de la colección personal de tan augusto estadista.

El autor no obstante lo ha hecho mal. Ya puestos a dar grima al mil por mil, debería haber obviado esas gafas de sol que le ha puesto y haberlo creado con mirada fija, profunda, muy de Destino en lo Universal. Así el que se plante en frente de él podrá sentir ese escalofrío infernal que da tener mirándote con ojos de zombi a una persona que muchísimos en éste pais, a favor (no se vaya usted a creer) y en contra, no querrían encontrarse ni en sus peores pesadillas. Con lo de la nevera ya se ha lucido. Al menos a mi me va dar cosa abrir cualquiera que lleve esa forma, independientemente de su contenido, pensando que el hombre que vino del frío, o tal vez de lo profundo de la Historia, la Basílica o el inframundo franquista, puede sacar la mano para asirme el cuello y llevarme en su eterno deámbular por ese limbo que es la eterna Transición española, mal planteada, mal desarrollada y con consecuencias, cómo sabemos patéticas y desastrosas.

Otros personajes.

Ignoro la ideología, si la tiene, o las pretensiones pecuniarias, sociales o de otra índole que han podido llevar a Don Eugenio a trazar, llevar a cabo y presentar, tamaña obra de arte. Siempre es algo digno de ver y que sirve, no se puede negar, para testar la temperatura antifranquista (que no antifascista que de eso no ha habido aquí), que tenemos en España. Un país eternamente dividido entre las más variopintas opciones, que si madridistas o barcelonistas, rojos o azules, taurinos o antitaurinos, currantes y perroflautas... Que además ahora está más de moda gracias a la obra de zETAparo y su gran apuesta por la Desmemoria Histérica, esa que los garantes de la democracia sucialista repúblicana (aquella que se levantó en armas cuando la CEDA, democráticamente, ganó las elecciones a la presidencia de esa misma República) han exhibido con grandes dosis de cordura reventándo escudos de los reyes católicos, buscando el fallido cadáver de Lorca y mandando documentos que nada tienen que ver a Cataluña cargándose la unidad del Archivo de Salamanca.

Así, éste gran autor, podría sacar una estatua de ese gran estadista que ahora tenemos aparcado en el Consejo de Estado, ya que ninguna empresa ha querido pujar por él. Cómo para arriesgarse. También podría haber hecho alguna estatua, composición o imagen de lo más granado de las menestras del mismo, esas que eran de todo menos menestras y estaban para complementar cuota, cómo floreros más o menos inútiles y de infausto nombre cómo Pajín, Aido, Maleni o Calvo. O la mejor de todas, la Señora de los Pepinos, la Comunista-Socialista-Lo-Que-Sea Rosa Aguilar, que ha sabido trepar a lo más alto y caer cómo peso muerto mejor que nadie. Luego ya podríamos entrar en otros personajes contemporáneos del retratado. Durruti, Negrín o el mismo Azaña, aquel que tuvieron que enterrar con una bandera de México porque no había banderas de España a mano. O mismamente a Ben Laden... Si hay huevos, claro.

Consecuentemente tarados...

España está tan llena de tarados, con tantísimo tiempo libre y con tantísima carencia de cerebro que una cosa cómo el famoso polo de Franco se ha hecho tan famoso que ha dado munición de reserva a los diarios tan hartos ya de recordar que andamos en crisis y todo se va al carajo. Es la solución a la crisis, vender cosas de tal índole a precio de oro. Lo malo es encontrar comprador. Ya no abundan los Poceros que antes de estallar la Crisis con retroestallamiento de la Burbuja Inmobiliaria te compraban, si era menester, hasta un mojón pintado de purpurina a precio de platino. Ahora ya puede venderlo al peso (ignori su material) porque desde luego, si alguién lo compra será cómo para hacer otro notición por mal gusto. De todo hay en la vida y alguna pseudo Lomana de aquella que decía que los ricos andaban sin Cash, lo podría albergar y adoptar para hacerle un hueco en su mansión de doce mil habitaciones. A mi no me coje en la casa, que sino... ¿Quién no tiene treinta y cinco mil eurotes para invertirlos en tal cagarro?

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

25 comentarios:

Candela dijo...

A ver si tienen más salero, en otra ocasión, y hacen una cafetera con el busto de Azaña.

Quedaría muy guay allí en el congreso. El café saldría por una de las orejas y la bolsita de azucar por la otra.

Agustin dijo...

Que poco imaginativo es este cenutrio.Pobre imbecil y todo para tener 15 minutos de fama,Sabe que le digo Eugenio.Vayase a donde amargan los pepinos.un saludo.

David (el que dice lo que piensa) dijo...

Mira estimado cs peinado, no escribo lo que pienso de esta falta de respeto hacia el caudillo, porque es mucha vomitona. Pero en efecto, no habrá cojones para meter a la pasionaria en la neverita, no, siempre tiran a lo fácil, a los que no podemos defendernos.

Preguntas que ideología tiene el "artista", pues yo te lo digo, es rojo hasta decir basta, el muy cerdo.

Y si tuviera la pasta date por seguro, que le tiraba el dinero a la cara, al "artista", sacaba al caudillo, lo pondría firmes, y a un puesto donde se le guardaría respeto.

Saludos

Pd: cositas como esta, entre otras muchas, hacen que cada día que pasa, este mas harto de los rojos

Lobo Solitario dijo...

No soy siquiatra, por tanto es un simple apunte reflexivo, pero... ¿No será que ya están tan hasta arriba de mierda que los propios "progres" empiezan añorar al viejo dictador?

María dijo...

Genial el final, jaja, menos mal que no te coje en la casa, jaja.

Besos

Teresa dijo...

Me encantó leerte. A cualquier cosa llaman arte.

Bessos.

mientrasleo dijo...

No me ha gustado el circo. Me da igual si es sobre Franco, la iglesia o cualquier otro tema recurrente que de repente un aspirante a artista utiliza para ser portada de prensa y noticias sin pagar un duro por los anuncios.
Una cosa es la provocación, bien entendida puede ser interesante, incluso divertida, y otra el circo.
besos

Maribeluca dijo...

Pues no hijo, no hay webos de hacérselo a otro, eso está claro; por otra parte, no conozco a nadie "normal" a la que le guste semejante colección de truños, que además cuestan un congo, aunque es muy divertido escuchar las estulticias que comentan sobre ellas...

campoazul dijo...

¡Que asco da ya el tío ese! Bueno como todos los dictadores siempre han dado asco incluso de vivos, después se mueren ¡¡por fin!! …Y alguien les llama arte y les pone precio, ¡ay que jo...!

Besitos.

María dijo...

Tienes mucha razón, tú bien lo has dejado dicho España está llena de tarados.

Un beso.

María dijo...

Perdona, que a lo mejor no te das cuenta quién soy jajaaj soy yo, es que cambié el farolillo por mis ojos.

Un beso.

lifeisinfinity dijo...

Artículo muy interesante, y muy buen blog, intentaré yo también ir mirando tus entradas poco a poco ;) (Que veo que aquí hay mucha información)

Wittmann dijo...

Buenas C S Peinado.

Opino que ya es demasiado tributo el dedicarle unas lineas en tu blog al sujeto creador de este objeto pretendidamente artístico. Y es que, al margen de la mejor recreación o no, hay quienes al no poder vivir como artistas (y menos dentro de la crisis engendrada por los memos que tenemos por gobernantes) buscan explotar comercialmente su "genio" creativo azuzando temáticas con las que dar la nota. Así, de paso, como nadie le conoce puede promocionar su nombre saliendo en algún que otro telediario por el burdo hecho de recrear al Caudillo. Por supuesto, lo progres le aplaudirán, pero lucrarse con un gratuito y necio guerracivilismo es triste. Pero ya sabes: "no le pidas peras al olmo".

Un saludo.

C S Peinado dijo...

Y la leche, Candela, brotaría graciosamente por las fosas nasales. Ahí queó.

C S Peinado dijo...

De taradetes revenidos está el país llenao, Agustín... La pena es que haya palmeros de éstas manifesaciones y que, además, sean siempre los mismos, los que más hablan teniendo más porque callar.

C S Peinado dijo...

David, mi primera impresión al ver esa noticia fue la de vomitar. Yo no defiendo la dictadura, ni a Franco ni voy en contra de ninguna otra cosa que sea el ataque premeditado a España.

Y ésto lo es. Franco, cómo Azaña, queramos que no, fueron Jefes de Estado y por tanto, independientemente de lo que hicieran o dejaran de hacer, dignos de un mínimo respeto.

Pero mucho más vomitivo es el ultraje al uniforme del Ejército que, en caso de confrontación, tendrá que defender a gilipollas de la talla del autor de tal cagarro.

C S Peinado dijo...

Puede ser Lobo. Quizás añoran la cladestinidad, las cloacas, RuGalclava el primero... Quizás necesitan de una buena tunda procedente de los grises... Pasar por la cárcel... No sé, quizás siguen siendo los masoquistas españoles por excelencia.

C S Peinado dijo...

No me haría juego con los muebles, eso desde luego María. Además mis peces se asustan mucho con las gafas de sol, te lo aseguro.

C S Peinado dijo...

Gracias por pasarte por aqui Teresa, mi casa es tu casa y te invito a seguir leyéndome en el futuro.

C S Peinado dijo...

Es a lo que nos ha acostumbrado Telahínco y demás parafenarlia televisiva, mientrasleo. Por lo demás, cuanto más por el ojete se le pueda dar a alguien, mejor y si es con temas lo mismo de escabrosos que el que nos ocupa mejor.

C S Peinado dijo...

Supongo que la adquisión la hará algún necrofilo de éstos que se excitan con tener muertos en el salón. Sea como fuere, es una grandísima muestra de mal gusto, Maribeluca que, cuando menos, merece una repulsa categórica.

C S Peinado dijo...

Ya ves campoazul, con la multitud de cosas que hay pare inspirarse en el mundo y algún mamonazo, que no puede ser nomenclaturado de otra forma, se fija en cosas que sólo resucitan tiempos pretéritos que deberían ser enterrados bajo la losa del olvido. Penoso.

C S Peinado dijo...

María, lo malo es que los tarados crean escuela y siempre encuentran quienes les apoyan incondicionalmente, creciendose. Paciencia.

Por cierto, unos ojos preciosos.

C S Peinado dijo...

lifeisinfinity, a tu disposición queda éste escueto, modesto y simple lugar en el que cada día voy soltando mis perlas con el ánimo cierto de que a alguien le aprovechen.

C S Peinado dijo...

A mi, los prejuicios guerracivilistas, Wittmann, me parecen estúpidos y anclados en el pasado. Seguir ahondando en algo que ya pasó y que creíamos superado nos devuelve a la época más oscurentista de nuestra Historia reciente.

Espero que la coherencia se presente, algún día en la sesera de éstos seres que, a falta de ideas, se dedican a machacar, un poco más lo machacado.

Darle Caña a ésto: