martes, 10 de abril de 2012

Mi Prima bien, gracias.

Y tan bien. El diferencial con el bono europeo, más conocido por prima de riesgo, ha superado los cuatrocientos treinta puntos básicos poniéndonos en el punto de mira del rescate europeo. Es lo que tiene haberse metido en camisas de veintisiete varas, que todos miran con lupa a todos y a nosotros nos están mirando con microscopio electrónico. Al margen de las paridas que van soltando los sucialistas, oponiendose a todo, diciendo que ellos saben gestionar una crisis cómo ésta y mil tonterias más que nadie escucha porque no tienen credibilidad, voz ni voto (Alguien debería explicarles que es una Mayoría Absoluta), el gobierno está desbordado. Sabe que el problema son las autonomías. Que hay que reformarlas, ergo, eliminarlas. Que ante el hundimiento inminente del barco las ratas ya saltan por la borda y que más tarde que temprano habrá que darle la estocada a la Constitución del 78. El experimento tenía que haberse hecho con gaseosa. Se hizo con nitroglicerina y después de darle un garrotazo con nuestra pertenencia a Europa, pum, nos ha estallado en toda la napia.

Aguirre, la única que ve, oye y habla.

Seamos sinceros. Rajay está muy pasado de vueltas. No digo que no sea un buen gobernante, que sea buen gestor y todo eso. Pero lo es en las distancias cortas y mar calma. No sirve para gobernar un petrolero cargado de crudo en una marejada con olas de diez metros. Se agobia, pierde el sueño y el café no sirve para devolver la cordura al que se supone que debe gobernar a cuarenta y cinco millones de españoles y dos de inmigrantes, muchos de ellos, recordemos, ilegales. Rajay creia que cuando el llegara a la Moncloa, los mercados, porque el dinero es de derechas, x mucho que le guste mangonearlo a los de siniestra, le iban a perdonar la vida. España está sobredimensionada y el dinero es miedoso. No le gusta la incertidumbre. Donde hay veinte mandos para un único soldado la incertidumbre es total y los mercados, que no van de perdonavidas sino de chupasangres, eso no lo perdonan. El idilio se ha acabado, los recortes nohan convencido y donde verdaderamente se tendría que haber metido la motosierra no se ha pasado ni de lejos.

Entre tanda mamadurria no obstante una voz, la Voz, ha vuelto a alzarse recomendando al gobierno que recupere las competencias en Sanidad, Educación y Justicia con un ahorro aproximado en el conjunto de la Nación de cuarenta y ocho mil millones de euros. Ésta, que es Aguirre, es la única que ha expuesta algo coherente pero aún alejado de lo que España necesita y los mercados, esos que se nos comen por la patas, demandan a un gobierno que no sabe que hacer y recorta en cosas que le vuelven en contra a la población. La señora Aguirre ha dicho de devolver algo, yo digo de suprimir completamente. Que cada provincia se las entienda por su cuenta con el Estado sin tener que llevar a las de su alrededor de culo. Es el único modo de redistribuir la riqueza con coherencia, permitir la atención por igual a todo el mundo y por supuesto reimplantar un sistema unitario que permita el refortalecimiento de un Estado de capa caida desde que aquel seis de diciembre del setenta y ocho se dio el pistoletazo de salida para la destrucción del país.

Vacas flacas, fallos veredes.

Mientras el dinero fluyó a borbotones de los bolsillos de los especuladores que movían el ladrillo cómo única empresa plausible en un país tercermundista que vivía de la larga renta del turismo, la agrucultura y el trapicheo, los chiringuitos autonómicos florecieron. Todos querian sentirse importantes gestionando unmini país en el cual el resto cubría tus gastos sin demasiados quebrantos. Las autonomías fluían y se creian importantes certificando el "yo más" mientras se miraban unas a otras por encima del hombro. En éstos términos habría que advertir que, quien así se sentía y así se portaba, eran nuestros entrañables politicastros robaperas de las más variadas corrientes ideológicas. El triunfo de la ruptura nacional había llegado de mano del instrumento que se había usado para conjurarla. Los nazionalistas querían un país hecho y bien financiado y se lo dimos en bandeja, les permitimos insultarnos, reirse del bien común y ahora nos rasgamos las vestiduras mientras el gobierno se ve desbordado para matar la hidra de las diecisiete cabeza que ostiga y amenaza con la destrucción mutua.

Me hace mucha gracia que unos y otros defiendan un sistema fallido. Es precisamente esa obcecación de no vislumbrar donde estar el problema, reconocer la equivocación y poner los medios para su solución lo que se convierte en el verdadero lastre que no deja ascender a nuestros politicastros a nivel de político. Es esa cabezoneria por mantener el fallo con tal de no reconocer el error lo que impide que haga décadas que en España no tengamos estadistas y sí mucho amiguete con chiringuitos montados a costa del erario público en general y del aútonomico y mucho más sangrante sin cabe en particular. Aguirre, una vez más, se ha erigido en representante de los españoles diciendo lo que todos pensamos y provocando, a la vez, un terremoto en el seno de un partido que ni carga a derecha ni a izquierda sino todo lo demás. Sigamos pues así, mientras la prima se desboca hacía arriba y la bolsa caé en picado hacía abajo. Seguiremos en el foco de todos los especuladores del mundo mundial que atacaran al elefante administrativo y escualido que es España.

Nubarrones cargados.

Por mas que miro al horizonte, no ceso en ver innumerables nubarrones que se ciernen sobre un país que no ceja de darse cabezazos contra la misma pared. La de la economía. Reitero cómo tantas veces he dicho que un país no industrializado es incompatible con la lucha económica en un mundo global en el que cada país aspira a ponerse sobre todos lod demas. No dudo que hoy Aguirre, la prima que todos los españoles quisieramos tener para que mirara por nuestros intereses, ha dado un paso de gigante en dirección a la secretaría general de su partido y, por supuesto, en dirección a una futura presidencia del gobierno en una persona que no suele tener pelos en la lengua y que dice verdades cómo puños. Tan importante son sus declaraciones que los sucialistas lo toman por un globo sonda de lo que estar por venir y ese ser mindundi que es Gómez y que no puede nada contra la lideresa ya se ha apretado a decir que si el PP está en contra de la Constitución, esa que ellos se pasan por el forro cuando les place, que lo diga abiertamente. Lo que quizás no sabe es que el pueblo va por delante de sus politicastros y todos sabemos que aquella Constitución quedó superada por los acontecimientos hace mucho tiempo.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

15 comentarios:

Ocón dijo...

"Aguirre, una vez más, se ha erigido en representante de los españoles diciendo lo que todos pensamos"

CS, un día tengo que hablarte de un partido nuevo (4 años), de lo que vienen diciendo y de sus diputados, propuestas y tal. Ya te contaré, jeeeejeje

Helio dijo...

Está muy bien razonada tu entrada, pero mi opinión es que para retirar competencias a las comunidades se necesita dinero que ahora no tenemos.
También creo que en cierto modo llevamos casi un año intervenidos, el BCE nos ha estado echando un cable comprando nuestra deuda en momentos puntuales y Europa cada día nos exige mas.
La mayoría de las medidas tomadas por este gobierno pueden ser apropiadas, pero me temo que han llegado con dos años de retraso.
Saludos.

Herep dijo...

Excelente analisis de la situación actual, CS... con la famosa prima de por medio. Yo si creo en la vía centralizadora, aunque lo que veo escasa es la voluntad de llevarla a cabo.
Es maldición española el encontrarse con gobernantes mediocres en los momentos más trascendentales de nuestra Historia.

Un abrazo. Estemos expectantes, amigo. Pronto descubriremos si el mayordomo es el asesino.

Lobo Solitario dijo...

CS Aguirre no subirá nunca en el "escalafón"... Como bien afirmas "dice verdades como puños"... ¡Y eso en la España de lo políticamente correcto" no está nada ben visto. Pero no porque los "progres" o los "nazi-onalistas" la veten no, será porque el mismo PP la hunda en la miseria... Y si no fíjate el trato que tenía con Gallardón....

Agustin dijo...

Que gran Primer Ministro seria La Esperanza Aguirre,Esta si que arreglaria lo de los 17 reinos de taifas.un saludo.

Candela dijo...

No creo que Aguirre quiera el liderazgo del PP, porque ya lo tiene. Lo mejor de Aguirre es que siempre ha actuado así, por eso revalida mayorías absolutas en Madrid. Es un contrapunto importante en el PP y podrían tomar nota los del PSOE que parecen clonados a imagen y semejanza del lider, aunque la procesión va por dentro, como es normal.

Reinhard dijo...

No hay que engañarse: el PP, voces aisladas al margen, quiere mantener el desastre autonómico, pues a fin de cuentas ellos gobiernan en la mayoría de esos taifas. PP, Partido por el Poder. Nada más. Y nada menos.

Saludos.

El sibarita pobre dijo...

No creo que en este país sea posible la supresión del estado de las autonomías. Determinadas cosas (casi todas absurdas y de izquierdas) están sacralizadas en España, p.e.: la Pasionaria, las autonomías, Hazaña, los sindicatos, etc... La mayoría de los ciudadanos españoles se echaría a la calle sin saber que lo que defiende con ferocidad es lo que le hace ser pobre sin sentido.

Yo estaría más por acciones realistas inmediatas, como las que propone Aguirre, y después continuaría con las "devoluciones" de transferencias hasta convertir a la las autonomías en algo folcrórico y únicamente encargados de jornadas gastronómicas y bailes regionales.

Un abrazo.

Maribeluca dijo...

Ojalá mandara ella, tiene mucha más testiculina que Mariano; aún así, la cosa estaría difícil porque hay demasiados vicios adquiridos que es muy costoso revertir de un día para otro, al menos ya hay más gente planteándolo en voz alta, que era algo impensable hasta hace nada.

Y no sólo sería deseable por el tema económico, jamás debieron cederse competencias esenciales y menos aún a desleales declarados a España.

Wittmann dijo...

Buenas Peinado:

A propósito de la señora Aguirre he de decir que nunca ha sido de mi agrado. Ahora bien, lo que es de recibo reconocerle es su capacidad de decir lo que los demás prefieren callar y que suelen ser verdades como puños. El tijeretazo se hace imperativo, siguiendo el criterio de la señora Aguirre, y la coherencia unida a la racionalización en el funcionamiento de la estructura del Estado, todavía más. Devolver competencias al Estado central hace tiempo que es necesario porque cuanto uno más analiza en qué se dejan los cuartos los diecisiete "chupópteros" más se sorprende uno (v. gr. esos hospitales tamaño NY para Ribagorzuelos del Pedregal). De escándalo. Lo fácil, creo, es culpar a la Carta Magna, pero como muchas veces he manifestado el vehículo, que es la Constitución, ha estado pilotado por manos carentes de pericia. Pero en ella aun tenemos los mecanismos para redirigir la situación. falta el valor para hacerlo.

Un saludo.

Vicente Rubio dijo...

Amigo mio esto es una historia que ya huele, todo el mundo sensato de cualquier ideologia lo sabe perfectamente que la Constitución de 1.978 esta tan obsoleta como la Constitución de La Pepa de hace 200 años.
Se hizo una penosa transición para evitar quizá derramamiento de sangre, pero yo que tengo cierta edad y viví aquella transición, lo que no habían eran "!guevos" para derramamiento de ninguna sangre, solo hubo cobardía por parte de muchos.
Pero lo hecho, hecho esta y ahora lo que hay que hacer si queremos que esto no se nos vaya de las manos es acabar con las autonomías, por lo menos las parcelas que has nombrado, porque solo la administración central podrá ser justa y equitativa entre las Regiones españolas.
Un saludo amigo.

Vicente Rubio dijo...

Amigo mio esto es una historia que ya huele, todo el mundo sensato de cualquier ideologia lo sabe perfectamente que la Constitución de 1.978 esta tan obsoleta como la Constitución de La Pepa de hace 200 años.
Se hizo una penosa transición para evitar quizá derramamiento de sangre, pero yo que tengo cierta edad y viví aquella transición, lo que no habían eran "!guevos" para derramamiento de ninguna sangre, solo hubo cobardía por parte de muchos.
Pero lo hecho, hecho esta y ahora lo que hay que hacer si queremos que esto no se nos vaya de las manos es acabar con las autonomías, por lo menos las parcelas que has nombrado, porque solo la administración central podrá ser justa y equitativa entre las Regiones españolas.
Un saludo amigo.

Urdanautorum dijo...

Resulta un tanto sospechoso que recien salida de la reunión sacara a la palestra con detalle y cifras el cáncer económico de nuestras autonomías. Quiero pensar que están de acuerdo, pero que es un tema muy delicado para abordarlo
precipitadamente. Además, a pesar de su mayoría sobrada, no son suficientes sin la colaboración del PSOE.
Está haciendo muchas cosas este gobierno a pesar de las moscas cojoneras de la oposición. Casi te diría que demasiadas en tan poco tiempo. Solo le falta al gallego hablar más a la ciudadanía, largar a los muermos de TVE, los tribunales y denunciar los gastos supérfluos de los gobiernos regionales, así como a sus voceros
cipollas, sobre todo a los que la edad les hace más estúpidos, como el caso del ex-honorable Pujol que desde hace trescientos años su familia está en la miseria por lo que les ha robado España. Al igual que sus conmilitones Prenafeta, Millet, su esposa, hijos, etc.etc.
¡Manda cojones con los pobrecitos neo-burgueses!¡Que pregunten a los antiguos socios de Banca Catalana quién les arruinó!

campoazul dijo...

A la Aguirre se la van a comer viva como no doble como los demás, si no al tiempo, es lo que prima en España.
Que dejen de existir las autonomías no se si es conveniente o no (políticamente y económicamente) pero socialmente no creo que mis ojos los vean... Buf.
Lo que te digo siempre C.S. que de política no entiendo pero si sé que estamos jo... del todo.

Besitos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Aguirre es mucho Aguirre y cuando los demás van , ella ya está de vuelta.
Nos hacían falta, no muchas, una docena de Aguirre y podíamos tener esperanza. Porque Rajo tiene poco arranque y no se si es que teme molestar a alguien o qué, pero no creo que se decida a tocar las autonomías. Y si no se hace eso, no tenemos solución

Un abrazo

Darle Caña a ésto: