domingo, 29 de enero de 2012

Escocia cómo referente..

Dentro de todo el conglomerado hispánico por el cual nuestro país parece a punto de irse al carajo desmoronándose en trocitos por los nazionalistas periféricos, debemos de darnos con un canto en los dientes por cuanto, en otros paises en principio mucho más cohesionados cómo el Reino Unido, la cosa no sólo está más que candente, sino que la grieta se abre a marchas dobles según va pasando el tiempo. Mientras en España es sólo cuestión de dinero (Cataluña quiere más dinero o sino no puede financiar su soberanismo y se le ve el plumero pro´hispánico, Vasconia quiere más dinero para mantener un abertzalismo que no quiere una independencia democrática sino socialista al estilo de Cuba, Galicia no se sabe lo que quiere y todos los demás ya no les cuento) en Reino Unido es, claramente, más causa mercantilista aún. Así, se va viendo la brecha que hace que, los ingleses quieran más Inglaterra y estén, francamente, cada vez más, hasta el mojino de ser británicos. Justo porque Escocia quiere ser Escocesa para unas cosas y Británica, para otras. 

El ejemplo independentista.

No es una situación que nos resulte especialmente ajena. En éste caso parece ser que sólo Francia fue lo suficientemente inteligente cómo para imponer la cultura e idioma frances y abolir todo atisbo de futuro elemento rupturante. Cosa que no sucedió ni aquí, ni en UK, ni en Bélgica, donde aceptar lo diferente era, claramente, invitar al enemigo a acostarse con nuestra mujer. No estoy atacando  en absoluto las costumbres provincianas. No sólo no estoy en contra de las culturas ajenas a la principal de un país, sino que creo que deben de ser protegidas en la medida de lo posible. A tal fin, nuestra denostada y a la vez anticuada y obsoleta Constitución, consagra que esos pueblos tengan una especial sindicación y protagonismo, al punto que pueden, y de hecho así lo han hecho, pisotear, destruir, escupir y manchar, sin ninguna consecuencia, el mal nombre de ese engendro colonizador y explotador que es el país al qe pertenezcan, ya sea Italia, Alemania o el Congo y al que hay que atacar por sistema.

A tal fin y aunque Inglaterra no sea santo de mi devoción, ya se sabe que los enemigos de España son tres, la Religión, el Moro y el Inglés (habría que añadir algunos más, paro eso jodería el refrán), allí están empezando a dar muestras de estar un poquito hartos con el independentismo escocés. Un independentismo selectivo y moderno cómo el que sufrimos todos los que lo odiamos y que es del tipo "Ni contigo ni sin tí". Por eso en UK deben de aferrarse tantísimo a un teritorio cómo Gibraltar, que no les da quebraderos de cabeza, que se sienten profundamente británicos (o ingleses, vaya usted a saber) y que pueden ser manipulados ora para tocarnos los huevos a los españoles, ora para blanquear capitales, ora para atracar submarinos nucleares bien lejos de la patria. En cambio, Escocia quiere dirigir sobre su dinero, cómo Cataluña. No ser independiente, ojo, que eso no da dinero, sino amenazar con hacerlo, hacer cómoq ue sin ellos vamos a ser unos desgraciados y lograr mucho más dinero mientras al mismo tiempo azuzan a la población diciendo que se les expolia.

El independentismo sin independentismo.

Los Ingleses están hasta las mísmisimas pelotas de los Escoceses. Lo que parecería ser más lógico a la inversa es justo cómo lo voy narrando. De ahí que en el Referendum de Independencia se les haya ofertado dos papeletas, o "Si" o "No". Sin medias tintas. Nada de, "Venga, esto sí o esto No". Independencia total y absoluta, supresión absoluta de la Alianza que entre Inglaterra y Escocia y desde mil setecientos siete da lugar al Reino Unido. Sólo seis años después y en el marco del pago por su ayuda a la Guerra de Sucesión, Gibraltar, el peñón, dejaba de ser español. Una curiosidad que no deja de poder estrapolarse cuando hay una gran simpatía por la unión hispánica entre Portugal y España al tiempo que una serie de garrapatismo congénito entre territorios que, verdaderamente, quieren independizarse porque creen que tienen su plaza asegurada, total y absolutamente y sin tener que pasar por ningún proceso previo, en el seno de la Unión Europea. Una unión que, recordemos, sigue haciendo aguas mientras se amplía con cada vez menos garantías.

En éstos tiempos en que el flamante ministro de Exteriores Margallo ya ha dejado claro que la cuestión de soberanía queda entre España y Reino Unido (o Inglaterra, al paso que vamos), no dejan de echarse de menos medidas más drásticas cómo emplazar más patrulleras de la Guardia Civil en la bahía de Algeciras, ocupar el aeropuerto que, por otro lado, es territorio español y aprovechar esa presunta inestabilidad que podría ser el principo del fin de la Union Jack para matar varios pájaros de un tiro. Por un lado reivindicar a lo bestia la devolución de Gibraltar. Por otro, suprimir el concierto vasco para acentuar la igualdad de todos los españoles y acelerar la marcha de "elementos" deseosos de dejar de serlo y por supuesto, tener la valentía de convocar, de una vez por todas un referendum por el cual decidamos si queremos o no seguir aguantando a Mas, Urkullu, Amaiur, Eskerra y demás acólitos en un perpetuo chantaje del que los ciudadanos españoles (incluidos los de esas zonas) estamos ya un poco hartos.

Decisiones radicales.

Creo firmemente que ha llegado el momento de dar los pasos necesarios para que esos que se arrogan el derecho a insultarnos y renombrarnos cómo expoliadores de "Su" sagrada tierra, tengan la oportunidad de hacer una consulta soberanista con dos únicas papeletas "Si" o "No". Por supuesto con sus correspondientes consecuencias. Si gana el "Si", puerta, expulsión de la UE e instauración de las correspondientes fronteras y aranceles. Si gana el "No" ilegalización inmediata de todos los partidos o grupos secesionistas y su consecuente proceso judicial para depurar todas las consecuencias penales que pudieran derivarse de la actuación en contra de la Nación Española con fondos que les son propios por grupos de esos traidores que todos conocemos. con éstas condiciones veríamos verdaderamente ese "espíritu soberanista" que nos venden cómo método de encubrimiento del sanguijuelenismo con el que cada día viven expoliados y oprimidos por España. Demósle lo que quieren y tanto ansian, cómo están dispuestos a hacer ingleses y escoceses y dediquémonos a lo que verdaderamente importa. Más nos vale.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

32 comentarios:

Lobo Solitario dijo...

¡Ahí le has dado CS, ahí le has dado! Admitir "pluriculturalidad" en el ámbito nacional es sencillamente invitar al enemigo a acostarse con nuestra mujer. Los regionalismos jamás deben pasar de ahí y la uniformidad debe ser la norma general de cualquier Estado; por mucho que se respeten las costumbres locales... El peor error que se ha cometido aquí fue el término equivoco y equivocado de las "nacionalidades" históricas... ¡Que ni eran naciones ni su historia es de territorios independientes sino de señoríos vascosnes y de un condado aragonés y una frontera-almohadilla de Francia para con los moros. Mucha mas razon tendrían los alemanes para mantener y fomentar sus "regionalismos", pues son mucho mas diversos que los nuestros y sin embargo... ¡Ve y dile a la Merkel que un bávaro o un prusiano quieren mantener su "identidad histórica", veras qeu te contesta!

mientrasleo dijo...

He venido siguiendo una pista, era fácil, no me daré méritos por ello.
Me he encontrado con un espacio de reflexiones de café. Son difíciles, encontrar la coherencia necesaria para poder verterlas sin caer en tópicos manidos.
En este caso.. opino como tú. Me cansan los independentismos y las reivindicaciones que sólo sirven como moneda de cambio para ellos. Al final todo me leva a pensar que si Europa se compara con USA y aquí no nos ponemos en común ni dentro de los paises.. como para hacerlo en la denominada Unión Europea. No estaría mal ese referendum que planteas.
Tienes un lugar que despierta mi interés, seguiré opinando delante de un café si me lo permites.
Un abrazo.

JackSparragoss dijo...

Estoy prácticamente de acuerdo en todo, menos en las medidas a tomar.
Gibraltar es español, por las buenas o por las malas. Preferiblemente a hostias, para darle a los llanitos un para de tazas de su medicina.
De referendum nada de nada, ilegalización de todos los partidos independentistas con un decreto ley "por mis cojones" y prisión preventiva de todos los dirigentes de dichos partidos. Multas multimillonarias para cualquier tipo de apología del independentismo. Y para finalizar la centralización de la educación.

No olvidemos que Escocia sí fue una nación, que Cataluña y Galicia no lo fueron nunca y que los vascos no son precisamente la imagen inconquistable que a ellos les gustaría(para muestra un botón: perdieron contra los moros y nunca mas fueron libres)

Un saludo de domingo...

José Luis Valladares Fernández dijo...

Aquí, y me imagino que entre británicos y escoceses ocurrirá lo mismo, todo mundo quiere bailar con la más guapa. Lo que buscan es dinero. Nadie es tan Quijote que busque una situación determinada, sabiendo que va a perder dinero. La ideología está muy bien, pero siempre que venga acompañada de dinero.

Saludos cordiales

Natalia Pastor dijo...

Como dice Lobo,"el peor error que se ha cometido aquí fue el término equivoco y equivocado de las "nacionalidades" históricas".

Ese el germen que ha originado el cáncer nacionalista.

Yo,particularmente, estoy harta,hastiada,cansada y aburrida del chantaje nacionalista de barretina y butifarra, del cansino expolio,de la inmersión lingüística y de la madre que los parió a todos.

A lo mejor, el referendum debería ser a la inversa.Preguntar al resto de los españoles, si queremos esguir siendo compatriotas de estos hijos de meretriz.
Apuesto a que se llevaban una sorpresa con el resultado...

La voz dijo...

Veo que conoces el paño amigo; amenazar con la independencia es rentable pero la independencia un negocio ruinoso. Recomiendo un libro escrito por un español que se llama Escocia, razón y pasión. Es una delicia para todos aquellos que quieran conocer a Escocia de cerca. Saludos y gracias.

Zorrete Robert dijo...

Es el cuento de nunca acabar. Como aquel que cuando se acababa volvía a empezar con el te lo cuento otra vez.
Ni un puto duro es lo que les tienen que dar, el que no este agusto que se largue al sahara.
Saluditos.

Wittmann dijo...

Buenas C S Peinado.

Muy cierto eso de que los enemigos de España son más que tres: la cifra se queda demasiado corta. Sinceramente, me resulta gracioso este debate dado que trae una vez más la tesis separatista a colación cuando los puntos de partida son totalmente diversos. Si se molestasen un mínimo conocerían que las circunstancias históricas de Escocia están a millones de años luz de parecerse a las que los independentistas quieren ver, algo en lo que les viene afectando, como habitualmente, su congénita miopía hipócrita y su memoria selectiva. Ni se molestaron en conocerlas ni lo harán, porque sólo les interesa la cuestión del referendum. No saben que, dado que no existen apenas puntos de comparación, el resultado no puede trasladarse a donde ellos quieren. Como bien afirmabas en tu día, amigo Peinado, seguirán siendo españoles.

Un saludo.

chus dijo...

ME GUSTO SACRIFIO PARA TODOS, Y TODOS SON TODOS- Bueno lo que todos somos iguales jaja, Hay primera y segunda como los aviones. Si quieres saber mas olvidate de todo y vete al blog de mis cosas, mi blog principal y ves difentes pots, igual tienes que pensar, ojo sin animo de nada, pero si para penar. un abrazo

Agustin dijo...

Hoy lo has bordado suscribo todo al 100 por cien.No quiero pecar de ingenuo.Pero da la impresion que algo se mueve.un saludo.

Norma dijo...

Gracias por informarme. Besos.

mariam dijo...

Buen articulo Cspeinado,la problematica de la independencia y el nacionalismo ,no es mas que una excusa que cada dia es mas rentable para aquellos,que viven de paparrafadas,sea en españa o en Gran Bretaña.
Un saludo

campoazul dijo...

A los que quieres la independencia y dicen se las arreglan ellos solos, yo se la daba TODA, eso sí, sin un euro, que no vale ser independiente y seguir pidiendo "la paga" a papa.

Besitos.

Urdanautorum dijo...

Totalmente de acuerdo en el fondo de tu entrada, si bien no del todo en las formas.
El tema ya aburre. Sólo las graves consecuencias que para España conduce la finalidad de esta gente, incluida su propia región, sería para enviarlos a la mierda y olvidarse.
La situación a la que hemos llegado no es culpa de estos oportunistas. Efectivamente se aprobó esta constitución aceptandolas distintas nacionalidades y a partir de ahí todos los gobiernos.Iniciando con el de Suárez en lugar de censurar las actitudes de estos grupos han alabado con su inhibición o adulación que este problema fuera in crescendo alcanzando una situación muy grave.
No hay que aislar del problema el discurso panegírico de la izquierda del caviar y la garbancera, tal como hemos vivido de una forma descarada con el nefasto periodo de Zapatero. No menos culpa tienen los medios de comunicación, sumisos con el poderoso caballero.
Hay que reconducir esta situación reformando Justicia y Educación y denunciando sin complejos la actuación injusta e ilegal de estos partidos y adláteres.
Con relación al Peñón, nunca mejor dicho que limitamos con la vergüenza de Gibraltar. Deshonor que ha fomentado nuestro anterior gobierno, más inglés que español.
¡De vergüenza!

Candela dijo...

Mi posición es que se les oferte la independencia pero con todas sus consecuencias, no la querrían y se pondrían en evidencia, a la par que utilizar medidas penales.

Esta opción salvaguardaría a muchos catalanes que se siguen sintiendo españoles y a los que, bajo ningún concepto, se les puede volver la espalda.

Rafa Hernández dijo...

Muchos de los que piden independencia, si tuvieran que acarrear ellos solos con todos los problemas que se le presentaran a los cuatro días querrían volver a forma parte de nación de la que "fuese" Hablar cuesta poco, pero las realidades serían muy distintas. Saludos.

C S Peinado dijo...

Lobo, es lo que tiene cuando se le da cierta credulidad a la mitología provinciana de ciertas zonas, más inmersos en su parafernalia evasiva de la realidad que su realidad certera.

A mi lo único que me preocupa es que no sepamos parar los pies a aquellos que, d emanera fehaciente y continuada insultan y pisotean los símbolos y costrumbres locales. Eso en mi pueblo es ser un calzonazos.

C S Peinado dijo...

Bienvenido, Mientrasleo. Creo firmemente que cuando se quiere sopa, hay que dar siete tazas, hasta el empacho, para ver si estás dando tantísimo por saco por algo real o simplemente por tocar la moral.

Puedes opinar cuanto quieras, pero eso si, apaña unos cuantos litros de café que mi escritos hacen bueno el insomnio.

C S Peinado dijo...

JackSparragoss, siento decirte que Galicia si que fue un Reino independiente allá por el siglo VIII más o menos. Por lo demás, es el cuanto de nunca acabar y creo que hay que ser valientes de una vez por toda y dar lo que piden a Vasconia y Cataluña, aceptando el resultado por las dos partes.

En cuanto a Gibraltar, tiempo al tiempo, quizás llegue a ser más español que los territorios anteriormente referidos.

C S Peinado dijo...

Jose Luis, obviamente, el hecho diferencial es identico si lo valoramos de manera pecuniara encualquier parte del mundo. Sabido es que no hay ideología en el mundo que se sostenga del aire y mucho menos de la palabrería vacua.

C S Peinado dijo...

Natalia, el referendum debería ser para todos, para los que aguantamos y los que no nos aguantan. Estamos hartos, cansados de ver cómo la legalidad vigente sólo es aplicable al pobre, al que paga y no se queja...

Y si te quejas eres un opresor, un fascista, un españolista xenófobo. Algo intolerable para quien ama a su patria por igual mientras se ve escupido una y otra vez por aquellos que más tienen porque callar.

C S Peinado dijo...

Bienvenido a mi humilde blog don Sergio Calle. Espero que haya sido de su agrada y por supuesto, su recomendación, viniendo de quien viene, a buen recaudo queda apuntada.

C S Peinado dijo...

Zorrete, creo que incluso el Sáhara se queda demasiado cerca para éstos especímenes que no saben si van o si vienen, pero que tienen clarísimo que son sanguijuelas al acecho de nuestro dinero.

C S Peinado dijo...

Es algo evidente Wittmann, el referendum que cito, y no lo he explicado los uficientemente bien a posta, certificaría la independencia cuando votaran todos los españoles con derecho a voto. Puesto que la autodeterminación no tiene cabida en la Constitución, que por otro lado y cómo ya sabeís considero atrasada y obsoleta, los catalanes tendrán su independencia cuando el pueblo español se la de.

Y si la quieren unilateralmente, ellos mismos, ya se sabe quien tiene el mandamiento constitucional de mantener la unidad de la patria... Saquen sus propias conclusiones.

C S Peinado dijo...

Gracias por tu invitación Chus. La valoro en la que vale y te aseguro que pasaré, en la medida de lo posible, por tu blog.

C S Peinado dijo...

Esperemos, Agustín, que se mueva en la dirección correcta y no dé, en el último momento, una vuielta de tuerca que sea totalmente contraproducente.

C S Peinado dijo...

hacía tiempo que no te veía Norma. Bienvenida.

C S Peinado dijo...

El independentismo, Mariam, sólo es restanble si con el miedo de ejecutarla, sin tener intención de alcanzarla, se saquea a aquellos que temen tener que otorgarla. Para mi los catalanes y los vascos pueden hacer lo que quieran, emperrarse en lo que quieran pero dentro de su estatus español, pues mientras no votemos todos la independencia, ná de ná.

C S Peinado dijo...

Por supuesto campoazul. No es cosa de que pase cómo en Guinea Ecuatorial, donde macias, tras independizarse quería recibir fondos desde España. la consecuencia directa fue que, al negarse Franco a darle ni un jandón, tiro toda su ira sobre los intereses y personas españolas que aún quedaban en la zona.

Hoy Guinea es uno de los paises más ricos de África en recursos y más pobre en cuanto a desarrollo humano. Cosas de la vida.

C S Peinado dijo...

Urdanautorum, la desidia en el patriotismo o lo que es lo mismo, el hecho de que una grandísima parte de la población no se sienta española más que cuando gana la Selección, es la causa de la que se retroalimenta elnacionalismo al tiempo que se nutre de los fondos economicos que todos le otorgamos.

Contra unos pocos que se sienten sólo catalanes, hay muchísimos que ni tan siquiera se consideran españoles, por eso ellos ganan, saquean y encima quedan cómo víctimas de una masa predecible, manipulable y aborregada.

C S Peinado dijo...

Lo que pasa Candela, es que esa situación se tiene que cocinar y sólo se podrá empelar cuando la sociedad esté plenamente desintoxicada del lavado de cerebro nazionalista, cosa que parece va llegando poco a poco con la crisis y la carencia de fondos.

Pasa cómo lo de Gibraltar, más tarde o temprano Londres se desentenderá y entonces veremos que pasa, sobretodo si declaran, cómo parece ser su interés la autodeterminación. Hecho no contemplado ni de coña en Utrecht.

C S Peinado dijo...

Rafa, los inquilinos de la Generalidad tienen mala memoria. En el siglo XVI ya tuvieron su ración de realidad cuando quisieron dejar de ser subfditos españoles (que se les respetaba lengua, tradiciones y fueros) para entregarse a los franceses que lo primero que hicieron fue abolir sus derechos e idioma obligando a España a enviar tropas que ellos no tenian ni intención de financiar.

Son muy dados a pasar el cazo y hacer cuentas con el dinero... de los demás.

Darle Caña a ésto: