jueves, 12 de enero de 2012

Proteger y Servir.

La última porción de pizza siempre crea problemas...
Ando algo sorprendido ante esa noticia que, conmocionante y sorprendente, se mueve por la red enunciando una reedición chusca del caso Neira. En éste caso no ha sido un profesor, ni una persona normal sino un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía que, intentando mediar en una pelea marido/mujer, macho/amante o lo que sea, ha ido de cabeza al hospital.  Puede no ser nada, pero creo que la situación se clarifica en el hecho de que no es que el policia estuviera en acto de servicio, es que no pudo defenderse ni el agresor hizo nada por dejar de masacrarlo. Dudo mucho que en el caso de ir de uniforme hubiera degenerado la situación así, aunque no es raro encontrar algún que otro video en que las fuerzas de orden público se han echado atrás a la hora de ser provocados por elementos que, hace apenas treinta años, habrían pasado la noche en la Fábrica de Hostias (lease cuartelillo de la Benemérita) y habrían salido por la mañana más suaves que el terciopelo recien peinado.

Situaciones tragicómicas.

Recordemos someramente que le pasó a Neira. El buen hombre no tuvo por menos que mediar en una situación de Violencia de Género en que el machito andaba maltratando a la guayaba. La consecuencia inmediata fue el machacamiento del profesor con ingreso en hospital y varios meses de coma mientras la guayaba en cuestión se dedicaba, chequera por delante, a desgranar una defensa de su legítimo y acusar al profesor de intromisión. Ahí nos quedó claro a todos que el tema de la Violencia de Género era una porquería en la que el agresor llevaba todas las de ganar, que la telemierda hacia caja con cualquier desgracia (mucho antes del asunto del Cuco) y que nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado eran objetivo prioritario de un gobierno dedicado al acoso y derribo de cualquier estructura que suponga la representación tácita de la patria cómo unidad. En aquel caso todo fueron parabienes para las mujeres maltratadas y muchos los compromisos que al final se quedaron en agua de borrajas.

La situación actual es paradójicamente similar a la anterior a Neira. No se ha hecho nada significativo y denunciar no sirve para nada. Poner un distanciamiento sin medios para corroborarlo no es efectivo. Esto que es tan evidente no parece ser un caso a corregir por la administración, más preocupada en cascarse casi un millón de euros en coca o de revisar a la baja la prima de riesgo para sacar la cabeza de una crisis que se va haciendo poco a poco crónica. Las mujeres maltratadas son más mediáticas eso sí. La pena es que lo son cuando van dentro de una caja en dirección al forense. Antes nada, ni se fijan en ellos cuando hay juicio ni cuando hay orden. El maltratador por su parte suele seguir equivocando el orden de los factores, primero debe de pegarse el tiro en la boca y después, si le queda ganas, liarse con la parienta y no al revés cómo hasta ahora. Por tanto éste caso se repetirá con inusitada frecuencia y de manera cíclica mientras nuestros sistema judicial sigue a medio camino entre el medievo y lo decimónonico.
Acoso y derribo.

La Policía Nacional  y la Guardia Civil continuan, por otro lado, siendo las grandes maltratadas de nuestro sistema. Hemos pasado de tener cuerpos militarizados de choque a tener ongs en sospecha continua. Cada vez peor pagados, con menos especialización y destinadas sólo ha hacer un bulto con equipaciones mediocres y armamaneto en algunos casos obsoleto. Así no es muy raro ver situaciones en las que se piensan muy mucho responder a una agresión ante la perspectiva de acabar en un juzgado cómo culpables primeros. Penoso ha sido ver a los "indignados" perroflutísticos del 15m meándose en las botas de los agentes o simplemente haciéndoles cara con el beneplácito del Gobierno. Otros casos no serían menos escándalosos, cómo las presuntas actuaciones sospechosas del 11m o el Faisán. Algo bueno ha empezado ya a hacer Rajay, destituyendo la plana policial sucialista y sustituyendo el mando único del aceite/agua por dos miembros diferenciados pendientes de sus respectivos cuerpos.

Ahora sólo queda que el Gobierno reintegre la dignidad a nuestros miembros del orden público, los dote de los medios que precisa y se cambie el código penal para que no se de el caso de que un uniformado tenga que dar un paso atrás ante un deshecho de la sociedad. En el tema del maltrato pues nada, quedan las típicas opciones que nos deja la sociedad y el estado de derecho, afrontarlo cómo un machote y que te rompan la cabeza, dejarlo correr y que cada palo aguante su vela o acometer una masacre reductora que acabe con tus huesos ante un juez/a que te pida daños y perjuicios por meterte donde, llamándote tu obligante cívico, te sacan los colores de mala manera. Todo ésto ha desarrollado el Progresismo sucialisto pervirtiendo totalmente el orden lógico de un país donde a las primeras de cambio la población se desmadra y se echa al monte ya sea cómo cani, maltratador, choni, kinky, chorizo o cualquier mamado que se vea en la obligación de hacerse el machito echandole huevos y cara a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El mundo ya no es lo que era.

Así que ya sabemos de que pie vamos a ir viendo cojear a la sociedad. Volveremos quizás al tiempo en que el más fuerte se convertía en Caudillo pero en versión chusca, es decir, en versión quien mas trapicheos haga mejor. Para mí, que tengo amigos en la Guardia Civil no deja de resultarme preocupante que se le de más vidilla al delincuente, en un estado totalmente garantista, que al agente que, jugándose la vida, lo detiene pera quitar la escoria de las calles. Ésto va degenerando a marchas dobles, lo bueno deja de serlo en post de lo malo y claro, cómo los mayores delincuentes del país están en el Congreso, no es cosa de ir jodiendo la marrana congiendo al toro por los cuernos. No sea que la misma Policía a la que es mejor tener cogidita por los huevos se lie a detener corruptos y defraudadores. De momento, un policía que, estando fuera de servicio ha decidido cumplir con su deber e intentar que una mujer sea maltratada ha acabado en el hospital. Veremos si encima no termina en el juzgado y pagando el pato. Todo por hacer lo que debía estando de vacaciones.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

14 comentarios:

ion-laos dijo...

La ley contra la Violencia de Genero es de lo peor, porque igual se acusa a un inocente, que hay mucha mala perra, como que a un agresor le dan la mínima condena. Denunciar es tontería y así vamos, que todos los días sucede algo.

Saludos!

Candela dijo...

No solo las leyes C S, hay que eliminar la grave corrupción en los mandos intermedios, el malestar es grande entre los sindicatos policiales.

Aquí el problema es el principio de autoridad, que se ha perdido en general, porque antes la policía podía evitar incluso hacer uso de la fuerza y ahora, si lo hace, se la juegan.

Rafa Hernández dijo...

Leí ayer la noticia y vaya drama y papelón, pobre hombre. Pero bueno casos de estos de personas anónimas que han muerto por salvar de una paliza a otro se dan y se darán a mansalva, lo que ocurre es que al tratarse de un policía llama más la atención, y yo creo que si el tío que le metió mano era un animal lo hubiera hecho de todas formas aunque llevase uniforme. Yo lo que digo es que según dicen le pegó una paliza de cojones, cuando un agente de los Cuerpos de Seguridad se "entiende" que debe de tener una cierta preparación física para defenderse, que tampoco con esto se quiere decir que sepa artes marciales como Bruce Lee. Pero si este salvaje a un policía le metió semejante tunda me pilla a mí por banda y me menda directamente al tanatorio. El policía estaba de vacaciones en Madrid, lugar donde se produjeron los hechos, pero presta servicio en Valencia. En fin esperemos que a ese cafre que casi se lo ventila le caiga una buena. Saludos C S Peinado.

Lobo Solitario dijo...

Tu lo has dicho: Costó años hacer de meros garrulos semi analfabetos unos cuerpos de élite policial y cuerpos rurales militarizados, extremadamente eficaces. Ahora estamos en el polo opuesto: Se trata de conseguir que cuerpos de élite se conviertan en una chusma. Confiemos en la física: Toda acción tiene una replica de igual magnitud y en sentido contrario....

Herep dijo...

Si en España imperara la Justicia y el cumplimiento de la Ley, nada de esto nos pasaría, CS.
El problema es que vivimos en una república bananera europea, y aquí no funciona nada.
Nuestro país es tan garantista que protege al delincuente, sea cual sea su delito... traición, saqueo, insumisión, violación... olvidando que la Ley está hecha para proteger al inocente.
Malos tiempos para ser policía aunque, como bien dice Candela, la politización de la policía huele que apesta.

Un abrazo, figura.

Maribeluca dijo...

Aquí siempre tiene más derechos el delincuente que la víctima y ya va siendo hora de dejarse de complejos, porque vivimos en un contradiós permanente.

Que no sean capaces de sacar a unos niñatos de chichinabo dónde está el cuerpo de Marta del Castillo por poner sólo un ejemplo sangrante de los miles que hay.

En fin, al menos tenemos la alegría de que han limpiado la cúpula policial del Faisán y el 11-M, que corra el aire.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Hoy día no hay respeto y el principio de autoridad brilla por su ausencia. Las personas de a pié ven hoy día un caso de esos y toma otro camino para no verse involucrado por ayudar a una víctima. La Guardia Civil y Policía, teme meterse a redentor, porque a lo mejor sale crucificado.
Llegará también aquí el día que pase como en China con la niña pequeña que atropelló una furgoneta y pasaba la gente a su lado y nadie la hacía caso. ¡De pena!

Un abrazo

C S Peinado dijo...

ion-laos, es lo que sucede por aprobar fantásticas leyes que despues son inaplicables porque entre el buenismo y la ausencia de fondos son del todo impracticables. Cómo ellas, el ochenta por ciento de las leyes españolas.

C S Peinado dijo...

Tienes toda la razón Candela, hemos pasado de ser un país en el que el que la hace la paga a ser el país de haz lo que quieras que no habrá consecuencias. Por ello vamos viendo cómo nuestro mágnifico sistema judicial y nuestra policía, antaño una de las mejores del mundo, se va degradando año tras año.

Al final habra que tomarse la justicia por la cuenta de cada cual, sino al tiempo.

C S Peinado dijo...

Eso es lo que no se entiende Rafa, que un Policía Nacional sea incapaz de defenderse, porque en el caso de ver peligrar su vida, el que sea, le hubiera dado al otro un palizón del quince. En fin, más vale no tener problemas con nadie, porque cómo éstos especímenes nos tengan que defender vamos aviados, cómo dicen en mi pueblo.

C S Peinado dijo...

Es un acoso y derribo en toda regla hacia nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Lobo, de suerte que, logrando más ineptos con porra, la eta, amiguita del sucialismo, podrá hacer y deshacer cómo le de la gana. Parece que el Bufón Mayor del Reino zETAparo lo tenía todo bien orquestado a través de su mamporrero RuGalcalva para cargarse el país en ocho años.

Casi lo logra.

C S Peinado dijo...

Herep, todo tiene un límite, todo. Y en una situación de desdicha y crisis nacional las cosas se desbordan a la mínima. Aquí por ejemplo ya tenemos a los de Santana Motor dispuestos a reventar todos los mítines de Gañan de aquí a las autonómicas. Veremos si la policía, tan denostada últimamente no da el zarpazo en forma de huelga o cualquier otro tiepo de manifestación.

C S Peinado dijo...

Maribeluca, mientras se termina de limpiar la escoria en la casa de los Nacionales o no, tenemos otros casos sangrantes sin desperdicio, cómo José Bretón, que a pesar de las presiones de la sociedad, no de la policía, de la sociedad, se la seguirá bufando todo viendo que se puede ir de rositas cómo se ha ido, o irá, Carcaño.

De vergüenza.

C S Peinado dijo...

Jose Luis, hoy por hoy más vale comprarse una capucha y una pata de cabra de hierro y tomarte la justicia por tu mano... Porque cómo creas que nuestro estúpido e ineficaz sistema va a hacer algo pro ti estás, del todo, equivocado.

Darle Caña a ésto: