viernes, 21 de septiembre de 2012

Senyeras si, esteladas no.

Foto de Internet. Siempre, juntas, sin duda.
Hace unos días comentaban unos amigos en Twitter la iniciativa para comenzar a mover una concentración de catalanes españolistas que, con su bandera, pancartas o lo que fuera, identificándose cómo tales, españoles, se concentraran en tiempo y forma el próximo día Doce de Octubre en la Plaza de España de Barcelona. El hecho sería en plan festivo y reivindicativo de su condición de catalanes, sí, pero también de Españoles. A tal efecto me permití el lujo de hacer una recomendación adicional. El hecho tácito de que Argentina haya despertado ante su casta, con una sonora cacerolada en Buenos Aires hace unos días podía ser acicate para que los congregados, que dudosamente llegarían al "millón y medio" de patriotas catalanistas del pasado once de septiembre, pudieran, con el ruido de cacerolas, pitos y matasuegras hacer el suficiente ruido cómo para reivindicar su condición de españoles, con los mismos derechos que todos los españoles de cara a los nazimbéciles y por supuesto del resto del país.

Senyeras y Rojigualdas.

En tal evento, por supuesto, no podrían faltar las Senyeras, cómo bandera de la región catalana, heredada del antiguo reino de Aragón y motivo de orgullo para todo catalán que se precie, hija de la Rojigualda que un día nos legara Carlos III. No concibo el hecho diferencial, creo que un andaluz, un gallego y un catalán, lo mismo que un castellano, un madrileño y un canario son distintos per sé, cómo personas que son, pero en esencia son eso, personas, con dos brazos, dos piernas y una cabeza, se supone, pensante. Del mismo modo en el cuerpo de España hay de todo y todo tiene cabida, por lo que el hecho diferencial, la identitat y demás zarandajas, son sólo mercancía barata y vacía de contenido de un nazionalismo que, a éstas alturas de siglo, se encuentra encaminado a su peligroso apogeo, con la posibilidad, real y plausible, de tener un encontronazo más que serio con la realitat, en primera persona. Los españoles llevamos casi un siglo siendo en exceso pacientes, pero todo, en ésta vida, tiene un límite.

Los límites peligrosos se marcan con rayas rojas. Cómo las cuatro de la Senyera, dada por Jaime II y que sobre los pajizos campos de trigo en verano conforman la misma enseña de la región catalana que la de la Nación Española. Y existe, sí, por mucho que haya quien lo niege, la Nación Española existe, es el compedio de ciudadanos que nos pasamos por el forro todas las fantasías de los nazimbéciles y nos basamos en la historia por la cual los Reyes Católicos fundaron un país superando su propias diferencias, dándonos escudo, idioma, cultura, tradición y expansión internacional. Cosa que Cambó, Arana, Castelao ni Infante nos pueden aportar en sus extensas peroratas, sus inmensos emparanoiamientos y por supuesto su carencia de amor a su propia tierra en tanto y en cuanto esa tierra es española y flaco favor hacen intentando romper la nación de sus padres y abuelos por debilitar su trozo de tierra llevándola a su mínima expresión.

Esteladas y demás especies.

Cuba fue próspera bajo el mandato español. No es que fuera una colonia, es que era una parte tan española cómo la Cataluña que ahora Arturito quiere llevar al abismo. Concibiendo abismo cómo una serie de acontecimientos encaminados a mantener la integridad nacional por métodos que van más allá de la aplicación del artículo ciento cincuenta y cinco de la Carta Magna. Cuba siempre fue española, fue creada por España, labrada a su imagen y semejanza e incluso, tras la debacle que supuso que los Estados Unidos nos traicionaran brutalmente ( a ver cuando pagamos lo que nos debeís, gorrones), Cuba continuó, en cierto modo, siendo española, primero bajo Batista y luego, con Castro. Evidentemente, en el idioma y algunas costumbres, concepción de la vida y poco más, pues si debemos comparar la dictadura del gallego de izquierdas que sumió la isla en el peor de los infiernos económicos y sociales con el del gallego de derechas que, de la hecatombe de la Guerra Civil nos legó un país en pleno desarrollo para afrontar la incipente democracia.

Y en ese desarrollo tuvo mucho que ver la Cataluña Española, con infraestructuras de una España que no miraba que fuera más o menos catalana, regionalista o nazimbécil. De hecho, cuando en Barcelona las autopistas ya tenían tres carriles, ir de Andalucía a Madrid era un complicado viaje de cerca de seis horas por una carretera convencional, infame, cuajada de baches y curvas. Ni que decir tiene el gran atraso que supuso comprar todo el textil sobreprecio a Cataluña vendiéndole la lana Castellana tirada de precio mientras Inglaterra nos la hubiera pagado a precio de oro. Todo un compedio de imbecilidades para proteger el comercio de una Comunidad, esa con la que Arturito se está limpiando el culo para enviarla al infierno. El no quiere la independencia. Es mejor pedir dinerito que generarlo y ahora se le ha ido la manita, por lo que tendrá que llegar hasta el final. En todo ello nuestros compatriotas catalanes desean reivindicar su españolidad y todos, del primero al último debíeramos apoyarlos.

Doce de Octubre, Doce de la Mañana, Plaza de Cataluña, Barcelona.

Cataluña, a imagen y semejanza de su estelada, puede convertirse en la Cuba de Europa. Esa Cuba que los Occidentales visitamos para comprar puros, vel el Malecón y tomarnos unos mojitos mientras la población languidece. Arturito no quiere eso, evidentemente, pero lo que él desea no existe. Es una entelequia, una utopía cómo el Walhalla. Es una huida hacía adelente, hacía el parón, hacía la destruccíon de un país, España para crear una catástrofe que no debe nunca de existir. No digo que la concentración funcione, mucho menos que alguién vaya a acudir. Yo lo dejo en el aire, informo de ello y os invito a extender la iniciativa en la creencia de que, si hay nazimbécilies que usan su fiesta autonómica en honor de Casanovas, un renombrado hispanista convertido en tonto útil por el nazimbecilismo, ¿Por qué no usar la fiesta nacional, la de todos, la que nos une a nuestros hermanos iberoaméricanos para revindicar esa misma españolidad a la vez que reinvindicamos nuestra Hispanidad? En todos vosotros queda.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

25 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Veo dificil lo que pides aunque sea señaladamente razonable. Los catalanes no nacionalistas, al igual que los vascos no nacionalistas, saben que organizar una cacerolada contra los nazios les puede costar muy cara especialmente si son comerciantes.

En esas tierras los catalufos han extendido una tela de araña que atrapa todo y quien se mueve corre peligro de ser fulminado.

Lo que planteas es lógico y normal con mentalidad de madrileño pero las cosas no funcionan así en tierras que están enfermas por la erosión catalanista.

Josito dijo...

Si no se puede hacer una cacerolada, es que la sociedad tiene miedo.
Y si hay miedo, es que no hay libertad.
Y eso sí es preocupante.
Un saludo.

DORAMAS dijo...

Lo jodido es que esas acciones solo quedan en papel mojado, al final si van, serán cuatro gatos, el resto está todo el día quejándose pero al final siguen tragando ruedas de molino. Que no quiere decir que yo este por la labor de boicotear ese acto, todo lo contrario, pero a la hora de la verdad, es que no se mueven y sin su movimiento es imposible seguir apoyando, ellos también se deben de esforzar un poco.

E..P.. dijo...

Hola C.S.Peinado.

Dando una vuelta,...ando pachucho y sin ganas de hacer entradas.

Bueno amigo C.S.Peinado yo creo que 5 horas son suficientes para poner orden como ocurrió una vez hace muuuchos años en Cataluña.

No solo los que se siente españoles y catalanes, también cuenta la opinión en si de todos los españoles ¿NO?, tanta prepotencia da ya asco.

Un cordial abrazo C.S.Peinado

Leona catalana dijo...

Ya me gustaría, pero lo veo imposible.
Piensa que para ello hay que organizarlo, no se trata de tener miedo, sino que no hay nadie a quien seguir.
Los indepes tuvieron de todo, no sólo la tía esa de la ANC que apareció tal que una dominatrix, más chula que un ocho, asegurando que todo el que saliera a la calle ese día era para pedir la independencia, sino que con las subvenciones a costa de nuestros impuestos se pagaron los transportes en buses y trenes de los paletos de las comarcas.
Y tanto el Ayuntamiento como la Generalitat contribuyerón ampliamente en el corte de calles y servicio de buses. El Metro colapsado que no cabía ni un alfiler, a punto de una desgracia si alguien cae a las vías.

Así no se puede competir porque aunque no necesitemos a nadie de las comarcas, tampoco tenemos quien nos guíe, ¿quien va a convocar a la gente?

Zorrete Robert dijo...

Pues anímense señores catalanes, pónganle un par a la cosa y a la calle. Puede que en la primer convocatoria no sean muchos pero con trabajo y 00 se consiguen cosas, como no se consigue nada es siendo invisibles que es lo que pretenden los Nazios.
Saluditos C.S.
Ps: Para Don Javier, Don Tella, C.S. es de pura cepa Jienense, no madriles.

Fdelga dijo...

Como bien dice la Leona una gran parte de la gente fue a la manifestación porque les pagaron el viaje en autocar(con dinero del contribuyente)y el bocadillo y el resto muchos de ellos eran inmigrantes subvencionados, entonces ¿Qué fuerza tiene esta gente?, ninguna, es todo una cortina de humo para tapar la propia corrrupción de la casta política catalana, para poder seguir viviendo de las mentiras históricas. Eso sí desde el gobierno central se hacen oídos sordos, son cómplices, también les interesa que el populacho esté dividido y enfrentado, mientras tanto la casta corrupta parasitaria de políticos que tenemos por toda España se siga llenando los alforjas con el dinero de nuestros impuestos.

Leona catalana dijo...

Venga, Fdelga, vamos a intentarlo tú y yo, que siempre será más fácil que lo que le cuesta cargarse a esta página, je je je...

No te enfades, Churre, que soy muy guasona, pero es verdad que hay que armarse de paciencia para visitarte, ¡uf!

Bueno, para este 12 de octubre no lo veo factible, que estas cosas no se montan en dos semanas sin tener apoyo de ningún tipo. Habrá que buscar contactos y crear una red que se extienda poco a poco. Tengo unos cuantos en Facebook, empezaré por ahí.

La fecha tampoco tiene mucha importancia, es más, creo contraproducente que sea el 12 de octubre por su jodida manía de llamarnos fachas. Una fecha neutral les quitaría argumentos falaces.

Vamos, Fdelga, manos a la obra.

El último de Filipinas dijo...

Siempre queda colgar la bandera en el balcón, aunque no deja de tener su riesgo.

Lobo Solitario dijo...

Para ser factible lo primero que tendrían que estar es organizados y desgraciadamente desde Madrid nadie les apoya.
Ir contra el sistema nazi catalán es muy difícil, te lo puedo asegurar: Yo mismo he visto en la esquina del hotel Reina Sofia un frupito de "denuncianytes de rotulación en Castellano"; nopienses que se esconden o disimulan ni un pelo, actuan exactamente igual que los SA de Hitler.
No nos engañemos: Para que algo así sea factible hacen falta dos cosas. 1 Organización 2. Apoyo desde el gobierno central.... Sin estas dos premisas pasará lo mismo que en Vascongadas hace 30 años: Los "disidentes" del nacionalismo fuera.

MAMUMA dijo...

Voy a regalarle a Mas una bandera de Espinete.

C.S.Peinado dijo...

Javier, de hecho sólo he catalizado una propuesta que me comunicaron por Twitter. Sé cómo funcionan las cosas en esa prerepública al estilo nazi y comprendo que la incapacidad manifiesta del anormal desgobierno de España tampoco ayuda... Esperemos que con el tiempo se despierte alguna conciencia... Sino mal la llevan, ellos y nosotros.

C.S.Peinado dijo...

Josito, tienes toda la razón. Lo principal sería que no hubiera problema en ejercer plenamente nuestros derechos... Supongo que no hemos madurado lo suficiente cómo para poder decirnos un país moderno y avanzado.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, tienes mucha razón, a la hora de la verdad ni están todos los que son ni son todos los que están, pues la mitad están allí con caras de circunstancias y la otra mitad para calentarles la cara con la complacencia de esos Mozos de Cuadra que tan bien saben usar la estelada en los coches patrulla sin consecuencia directa.

C.S.Peinado dijo...

E..P.., ante todo espero que te mejores cuanto antes y nos sigas alimentando con tus siempre efectistas entradas. Cinco hors fueron en aquella ocasión... Eran otros tiempos y creo que Mariasno no tendrá ni la capacidad mental ni el rango de estadista cómo para abortar tan sucia maniobra.

C.S.Peinado dijo...

Leona, creo en serio que o nos ponemos ya en serio todos los que aún creemos en éste país o todo se va al Carajo. España necesita de los españoles puesto que el tiempo de los politicastros ya ha pasado y la verdad, ha sido sin pena ni gloria.

Además de lo que se juega España que no es poco, creo que se sigue sin ser consciente de lo que se juega Cataluña. Su gran baza, el atontao de Mariasno, que les va a aumentar la financiación para que ellos creen su Estado, hacienda propia y se independicen con todo el dinerito español mientras se ciscan en nuestros muertos.

C.S.Peinado dijo...

Zorrete, hay que comprender que si en cualquier parte de España, sacar a la peña con cuatro banderas de España ya es complicado, por lo de fachas, en Cataluña tiene que ser algo insufrible. aún así, suscribo tus palabras, con dos OO y muchas ganas, poquito a poco se va haciendo camino que es, lo que en el fondo, necesitamos.

C.S.Peinado dijo...

Fdelga, tienes razón, a Madrid no le interesa arreglar los problemas del Pueblo sino mantenerlo a raya, dividido, enfrentado o directamente al borde del extasis revolucionario. Vivimos en una mentira total en la que se ignora toda la historia de España y se ensalzan valores que son, del todo, falsos.

C.S.Peinado dijo...

El último, sería todo un riesgo si estás en un primero, el cóctel molotov no te lo quita nadie... Y encima te acusarán de facha que vas provocando...

C.S.Peinado dijo...

Lobo, tienes razón, pero por algo hay que empezar, no se puede esconder la cabeza cómo los acestruces y seguir lloriqueando, tal y cómo indica Zorrete. Desde mi punto de vista y lo que pueda hacer desde el blog, hecho está, sino empezamos por la base, es imposible hacer la cosntrucción.

C.S.Peinado dijo...

MAMUMA, para hacer el crío no tienes que regalarle nada, sólo decirle que Rajao le ha dicho "no a todo".

Leona catalana dijo...

Sí que hay una concentración prevista el 12 de octubre en la Plaza Cataluña:

http://1492.foroespana.com/t13256-convocadas-varias-manifestaciones-por-la-unidad-de-espana-en-plaza-de-cataluna-de-barcelona-el-proximo-12-de-octubre-dia-de-la-fiesta-nacional

Lo curioso es que C's aún no haya dicho nada cuando a mí se me han adherido varios militantes suyos al ponerme en marcha.

Estoy de los partidos políticos hasta el moño, si no nos movemos nosotros ya podemos considerarnos perdidos.

C.S.Peinado dijo...

Leona, te lo dije. Es bueno que aunque sean pocos la manifestación se celebre... Al final pocos granos de arena conforman, con el tiempo, toda una playa. El poder del independentismo es mucho más tenue. Precisan de subvenciones para subsistir y no hay dinero así que... Ánimo.

Wittmann dijo...

Buenas Peinado.

¿Por qué no hacer el 12 de octubre la fiesta de todos? Yo, sinceramente lo ignoro. Amigos y compañeros míos no hacen sino señalar a estos actos como medidas de presión al conjunto del Estado español para obtener aquello que los políticos catalanes quieren (ahora el llamado pacto fiscal). Pero yo tengo la certeza de que tan cerril empeño en la bandera estelada, en una época en la que las políticas filoindependentistas se han mostrado como cancerígenas para la economía catalana, no halla la razón más que en el problema de la educación, sobre todo en lo que, como refieres, a Historia de España toca.

Un saludo.

C.S.Peinado dijo...

Wittmann, el Doce de Octubre no es una fiesta española, sino Hispánica. Su celebración se extiende a la práctica totalidad de los paises hispanoparlantes y debiera ser extendida e impulsada por nuestro gobierno en las colonias y comunidades españolas de importancia a lo largo y ancho del planeta. Es toda la dejadez por lo que fuimos y sentimos lo que nos ha llevado hasta aquí. La única manera de recuperar la unidad es recuperando la Historia y eso, si que es difícil.

Darle Caña a ésto: