viernes, 28 de septiembre de 2012

Las contraprestaciones del Nacionalismo.

Foto de Internet. Una imagen vale más que mil palabras.
Últimamente y más con la obcecación de Arturito Mas en conseguir el dinero que tan imperiosamente necesita para mantener, sí o sí, el nivel de vida de la Castaza Nazimbécil Catalufa y acólitos, se habla machaconamente de lo que el Estado debe, sí o sí a las Comunidades mal llamadas históricas. En tiempos de incertidumbre, el que golpea primero lo hace dos veces. Si me apuras tres. Eso lo han aprendido estupendamente los nazimbéciles que han logrado tantas prestaciones del Estado que han tomado al país por el pito del Sereno y, a la postre, creen que los merecimientos son todos desde "Madrid" a la periferia sin preguntar tan siquiera si eso es correcto. A la sazón, estimo que Mas dió en el clavo al decir que España no comprende a Cataluña de igual modo que Cataluña no entiende a España. Algo completamente extensivo para Vasconia, el incipiente nazimbécilismo gallego o de cualquier otra parte de la Piel de Toro que parece haberse vuelto particularmente idiota.


El Cáncer autonómico.

Por mucho que lo miremos desde una u otra óptica, el Estado Autonómico es una enorme chapuza. En sí, es la madre de todas las chapuzas politicástricas que hemos podido engendrar en éste país. Es un mal remiendo del antiguo orden territoria de los Austrias, cuando para circular por el territorio nacional necesitabas pasaporte. Castilla era Castilla y Aragón era Aragón. De tal guisa, lo que hacía uno no era competencia del otro y para lo único que se suponín unidos era para sacar pecho y dar hostias a diestro y siniestro. Castilla en América y norte de Europa y Aragón en el Mediterraneo. Cada uno a lo suyo y en común con los enemigos de España. De hecho, en mil seiscientos ochenta, la Paz de los Pirineos por la cual España perdía el Rosellón se firma entre España y Francia, si bien la defensa del territorio correspondía a Aragón y más particularmente a la Generalidad, que al negarse a soltar el papo obligó a pedir ayuda a Castilla, metiéndose todo el follón de la Guerra de Els Segadors.

Un sistema en que, siendo español, pero castellano, tenías que justificar para que ibas a Aragón y al revés, pero basado en la lealtad a España. Aragón o Castilla, daba igual, sitios distintos pero leales entre sí, cosa que hoy en día se ha desnostado al pasar de dos reinos a diecisiete Taifas y de pasar de un gobierno del Reino que a la primera de cambio mandaba toda la tropa disponible, sedienta de sangre y botín a resolver problemas con el democrático procedimiento de cercenar cuellos a tener un engendro enorme de Estado que no teníamos ni cuando en el Imperio Español no se ponía el sol. Y todo con el contubernio de todas las fuerzas vivas politicástricas. Que no está el patio para ir trabajando por el Pueblo cómo si se hiciera por amor al arte. Hay que hacerlo para hincharse, al electo, el primo, el cuñado y el vecino del sexto que ayuda lo suyo subiéndonos la bolsa de la compra. La democracia, en el contexto que la conocemos es una elefantástica mentira cuidadosamente preparada para que entre todos paguemos a los nuevos dictadores.

Mentiras autonómicas.

La rabieta de Arturito Mas es sólo eso, una rabieta en la que el país se rinde, oh que sorpresa, a los intereses de los nacimbéziles que, tomándonos por idiotas pagadores de toda su dixlesia politicástrica, nos convierten en rehenes de unos intereses que no son, ni tan siquiera, los de su electores. Los nazimbéciles exigen y exigen al gobierno central sin ofrecer contraprestación alguna. Ese es su juego, el juego de Moncloa, dejarles pedir y mantener así el juego de la crispación por el cual todos ganan menos el Pueblo. La enorme maquinaria propagandística del nazimbécilismo está ligada a la enorme estulticia fingida del Estado. Sólo hay que crear un estado de Malestar lo suficientemente equilibrado para que los de abajo, los paganinis, nos tiremos de los pelos unos a otros mientras ellos, los Mariasnos, los Arturitos, los López, los Fabra... Sigan cobrando sus generosos sueldos que, increiblemente, nunca se ven esquilmados, modificados ni en suspesión de pagos.

Es raro, pero es cierto, si que hay contraprestaciones de la periferia al centro. De forma inaudible y de muy tenue entidad pero la hay. ¿Acaso creen que si Mas declara el Estado Catalán éste no sera financiado con los impuestos de todos los españoles mientras se mantiene la crispación y miramos al precio de los hidrocarburos, la independencia, los abertzales y el fútbol mientras España sigue arruinándose sin pedir el Rescate Europeo? Por que no se lleven a engaño, se pida el Rescate o no, las pensiones se van a tocar, las prestaciones se van a tocar y todo lo demás se va a tocar con una simple diferencia. Si hay rescate se tocará todo para reducir el tamaño del estado y el gasto público, afectándonos ineludiblemente a todos, es el coste de pertenecer al euro. Si no hay rescate, se tocará todo para mantener la gigantesca, lenta, obsoleta e inútil maquinaria del estado autonómico, con su senado, diputaciones, ayuntamientos, mancomunidades que seguiremos pagando todos cada vez en peor medida.

No hay coincidencias.

En la política nada es casual. Lo parece pero no lo es. Son maestros del despiste y del engaño. Nos venden humo y nos lo cobran a precio de platino iridiado. Todo lo que vemos es una gran emntira orquestada por politicastros, banqueros y empresarios de alto rango con el único objetivo de no ver sometidos treinta años de despilfarro crónico y ocultación de datos a un tribunal de cuentas que funciona de verdad y del que dependemos totalmente, el Europeo. España ya no es una nueva rica, se ha acabado el dinero y ellos quieren que todos nos apretemos para que sus privilegios, sus sueldos y su dedo sigan siendo libres con respecto a todas nuestras necesidades. Nosotros sólo sómos cheques en manos de politicastros, en un país que nunca ha conocido el Estado de Bienestar sino el sistema para engañar, donde la sanidad es para todos menos para el contribuyente, la educación no enseña sino adoctrina y nuestras más íntimas creencias y esencias españolas se ocultan cómo malas mientras todo lo demás, sea de fuera o sea de izquierdas es lapanacea a un problema que ellos mismos, los de las contraprestaciones, han creado.


Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

18 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Todo esto proviene desde que se perdió el concepto de unión territorial para combatir a los moros y cada uno, Castilla, Aragón y sus pertenencias (Extremadura, País Vasco, Navarra, Asturias, León, Galicia, etc., por un lado, y Valencia, Cataluña, Baleares por otro) se fueron cada cual por su lado hasta formar tantas taifas como Comunidades Autónomas hay ahora.

Algo que ya explicó Ortega en su "España desvertebrada" y que recientemente lo detalló el inglés Gerald Brenann.

Helio dijo...

Aunque históricamente los nacionalistas no tienen razón, ya va siendo hora que alguien les diga claramente a los secesionistas que no estamos en la edad media, estamos en el siglo XXI, que tenemos una constitución aprobada por mayoría, donde hay varios artículos que hacen referencia a la indisoluble unidad de la nación española. En casos de desobediencia el gobierno solo tiene que aplicar la ley.
Saludos.

Wittmann dijo...

Buenas Peinado.

La viñeta que nos traes es lo suficientemente gráfica. El tema, no por reiterado deja de ser menos cierto. El cáncer autonómico se comenzó a generar en el 78 que, como idea inicial pudiera estar bien, pero hoy por hoy ni con las más delicadas pinzas de la lógica resulta aprehensible. Fuentes de un gasto desaforado, con un sistema competencial que no engrana y vendidas a las corruptelas policástricas (si me permites tomar tu concepto) no podemos demorar más la reforma que en cualquier país serio se tomaría: la modificación regresiva o la supresión. No hay más. Pero como de seriedad carecemos, y mucho, las conveniencias políticas prefieren seguir tirando con un barco que tapa sus titánicas brechas con corchos de botella y jugar al despiste con las algaravías independentistas. El recorte y el ajuste puede que sean precisos, pero no para mantener estas ensoñaciones del 78 cuya existencia ni los constitucionalistas más notables serían capaces de explicar en otro país.

Un saludo.

Norma dijo...

ja ja ja, buenísimo el chiste. Saluditos

Xad Mar dijo...

Tal como dice el chiste, sirven al ciudadano y se sirven de él. Efectivamente las autonomías son un cáncer que, por desgracia, nos va a seguir comiendo hasta dejarnos secos, porque no hay huevos ni deseo alguno de meterles mano. Preparémonos para el 2013 que los impuestos serán de órdago pues aparte de los que nos traen los prespuestos generales, irán sacando más sobre la marcha.

DORAMAS dijo...

El caso es pedir para seguir manteniendolos. Ellos se quieren independizar, pero las condiciones las ponen ellos y siempre a su favor. tenemos el caso de que la Academia Militar de Talard (Lerida), esa no quieren que la quiten, pues deja dinero en Cataluña. Lo increible es que unos que quieren formar un nuevo pais, acepten dentro de el, una academia militar del vecino. Lo de siempre, los catalanes so como se dice: LA PELA ES LA PELA.

Leona catalana dijo...

El esperpento ha llegado al máximo cuando hasta Tarragona y barrios de Barcelona pretenden independizarse de ésta con el mismo argumento: que Barcelona les roba.

¿No es gracioso? Yo me estoy divirtiendo mucho, ¡juas!

Lo cierto es que los catalanes de verdad estamos hartos de tanto payaso que nos hace pasar vergüenza, ¿pero cómo librarnos de ellos? Con el cuento del independentismo compran los votos de los amebas y tienen mayoría porque el resto se dispersa al no haber un partido serio.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Si siguen así, terminaremos por que Europa tenga almeno 52 naciones más, salvo que a alguien se le ocurra gritar ¡Viva Cartagena! y entonces serían más de 52.
Este es un mundo de locos pilotado por políticos sin escrúpulos y que hábilmente han sabido dividior a la sociedad española en dos grandes grupos: los políticos y los paganos. Y como es natural, los que viven son los políticos. Los paganos, no, porque tienen que pagar los platos rotos de los espabilados.

Un abrazo

C.S.Peinado dijo...

Javier, los nacionalismos nos han traido periodos tan entrañables y pintorescos cómo el nazismo o sin ir más lejos la Guerra de los Balcanes. Podemos seguir debatiendo hasta la extenuación si Mas lleva razón o no o si Cataluña sobreviviría sin España a la inversa. Según mi modo de ver sólo hay un camino. Si Cataluña declara unilateralmente la Independencia, se envía a la Guardía Civil y el Ejército unilateralmente y tras unos cuantos juicios sumarios verás que tranquilitos se quedan.

C.S.Peinado dijo...

Helio, en éste país parece haber una repulsión crónica a la aplicación de las Leyes. Aplastar el nacionalismo con la Carta Magna en la mano parece que es algo mal visto y es preferible ver cómo nos insultan cada día cómo pueblo y cómo país. El gobierno está para cumplir los deseos del Pueblo y el pueblo está hasta las meninges de que cuatro anormales mangoneen a la mayoría.

C.S.Peinado dijo...

Wittmann, la politicástrica ha jugado ha hincharse a millones en una España próspera que, sin embargo, se ha sostenido gracias al fantasma inmobiliario. Ahora los chinos nos comen, los guiris no vienen a la playa y los españoles emigramos de nuevo al norte de Europa mientras ellos siguen quejándose de que los recortes no les dejan endeudarse todo lo que quieren. El fin de España serán las Autonomías. Al tiempo.

C.S.Peinado dijo...

Norma, es lo único que nos queda. Un poco de humor ante tantísimos malos augurios de un futuro que ya no es negro, sino marrón...

C.S.Peinado dijo...

Xad, sómos cómo los cerdos de los politicastros. Nos ceban con el único ánimo de sacrificarnos una y otra vez para mantener su nivel de vida mientras los demás malvivimos. Pero sómos buenos, mientras tengamos fútbol y botellón, ¿Para que rebanar los cuellos de tantos y tantos inútiles que nos desangran?

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, siempre es la misma cantinela. Si la situación económica no fuera la porquería que es, los catalanes se querrían independizar tanto cómo nosotros que nos calentaran la cabeza. El caso es que es una huida hacía adelante, asomándose al máximo al precipicio para pillar tajada. El caso es que el jamón ya está seco y de tanto asomarse, Arturito se va a ir por el barranco...

mortalcontribuyente dijo...

Cuando se "fraguaba" la Constitución, el difunto asesino de Paracuellos, le dijo al iluminado Múgica, deberíamos dar más poder al pueblo, este le contesto, ahora es hora de los políticos, el pueblo no está aún preparado...podría ser en el 77 no, pero si que se han sabido prostituir la Constitución en connivencia con los Jueces...años más tarde la X no se atreve a meter preso al "enano" por Banca Catalana, "él" le dijo meteme preso y tendrás todo el nacionalismo catalán encima, dos años más tarde, por el poder de la silla, la X comienza a darle "redbull" que da alas y suma y sigue el "bigotes" y ya ZP ni os cueno.

p.d. estas linkeado y gracias

C.S.Peinado dijo...

Leona, me dejas perplejo. Al final los de Jaén nos tendremos que independizar de Sevilla, los Cartageneros de Murcia, los Valencianos de Castellón y Alicante y San Sebastián de los Reyes de Alcobendas.

Ciertamente se ha abierto el semáforo y están colándose todos los tontos, en proporciones alarmantes, añado y con la única intención de contagiarnos la imbecilidad. Que Dios nos coja confesados antes de empezar a aplicar la justicia de las armas.

C.S.Peinado dijo...

José Luis, la inmundicia nacional se acrecenta mientras esperamos a ver si se pasa la efervescencia nazionalista. Craso error que nos llevará, más pronto que tarde, a la más brutal e irracional de las confrontaciones. Justo lo que los politicastros desean para desviar la atención de un tema, el económico, que ya no saben cómo agarrar.

C.S.Peinado dijo...

mortalcontribuyente, creo que habría que perder ya elmiedo y ver que hace el independentismo catalán. La última vez que se alzó a algunos le faltaban piernas para cruzar la Junquera. Ahora habría que ver a los antisistema, a los anarquistas y demás bazofia, amén de moracos e hindúes verse frente a frente con la guardía civil. Es muy fácil canear a un Mozo de Cuadra, pero hablan por hablar. Habría que dar pasos decididos y ver que pasa, porque al resto de españoles se nos acaba la paciencia con tanto basurizable sudapoltrona.

Darle Caña a ésto: