martes, 4 de octubre de 2011

Politica. Hambre de Impuestos.

Decía Rosell, presidente de la CEOE, que los políticos en España deberían ganar más de lo que ganan. Puede ser, pensaba yo, los políticos deberían ganar más, pero es que en España, por el momento, no tenemos sino politicastros que parecen, a la vista de la situación nacional, que sólo saben donde tienen la mano izquierda, en el bolsillo con el que han saqueado a España.
Dice el candidato a politicastro mayor Rugalcalva, digeriendo el envenenado regalo que el gran zETAparo le ha dejado, que va a subir un diez por ciento el tabaco y el alcohol para cubrir los gastos de sanidad. Decía la Pajín hoy, ésta no llega ni a politicastra pero cobra cómo miembra y ministra, que puesto que ambas cosas generan la mayor parte del déficit sanitario, por cuanto son muchos los atendidos por esas causas, es de ley que sean esas cosas las que se graven con más impuestos. No tiene en cuenta la podredumbre que provoca en las mentes de españoles de bien cada vez que abre la boca. ¿Cubre eso la seguridad social? No lo creo, pero a nuestros politicastros eso se la bufa, ellos van por la privada y, obviamente, ahí les da igual que fumes geranios o bebas orina, mientras pgues, te atienden. Con nuestros impuestos, claro está.

Yo no fumo y beber sólo lo hago en determinadas ocasiones y sólo cerveza. A mi, que suban los impuestos al tabaco, al alcohol o a la gasolina me da un poco igual. Si hay que subirlos para sostener el Estado pues nada, a subirlos. Lo que no veo claro es que se suban unos impuestos pudiendo recortar en otras cosas que la ciudadanía agradecería mucho más. Por ejemplo, los ministros, cuyo nombre provienen del latin minister, servidor, podrían ir en autobús al trabajo. Así, se ahorraría en coches oficiales, chóferes y gasolina. Podrían mezclarse con el pueblo, conocer sus inquietudes y explicarles porque no cejan de tocarles las pelotas al electorado subiéndose el sueldo y gastando en tonterías mientras el país camina a la quiebra técnica. Del mismo modo, el Estado podría invertir en bonobus o bicicletas para secretarios, subsecretarios, directores generales y su penca madre. Ahorraríamos un monton en personas que, ciertamente y a la vista de todos, no valen una, perdonen la palabra, mierda.

Cómo ese barbudo y su amiga, que ocupando un cargo de importancia en el ministerio de tTabajo, se escudan en quincemil despidos en las administraciones gobernadas por el PP, amiguetes del socialismo casi todos,  para justificar el aumento de casi cielmil el número de parados. Todo es culpa de la derecha. ¡Qué viene la derechaaaa! gritarán en la campaña. ¡Que bajaran las pensiones!Aseguraran. Mientras, el país, al que toman por imbécil, seguirá tomando nota de las miles y miles de medias verdades del amigo de los Faisanes. También podría reducirse en imbecilidades cómo el Senado, cámara inutil que sólo sirve para dar trabajo a traductores y estúpidos que no encuentran otro trabajo que no sea reirse de los españoles.

Vamos a subir los impuestos para mejorar la sanidad. Y un cojón de pato. ¿Qué van a financiar? ¿mapas del clítoris?¿asistencia gratuita a todos los ciudadanos congoleños que tras superar el estrecho entren cómo ilegales en España? A mi me han subido las retenciones en nómina una bestialidad, no me siento representado y, cómo muchos compatriotas estoy empezando a pensar que ésta democracia que permite que gente cómo Blanco siga en activo es una porquería, echando de menos más dureza y contundencia en el sistema para quien meta la mano en la caja. Una guillotina en cada pueblo es lo que necesitamos, para esos manirrotos que, tras decirnos que nos van a subir los impuestos, se van a comer, con nuestro dinero, a los mejores restaurantes de Madrid.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

3 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

La izquierda sigue instalada en el gasto como única alternativa en su enloquecida política económica.
Además, para financiar tal desbarajuste siguen en la dinámica de estrangular a los depauperados ciudadanos con más y más impuestos que frenen el ya escualido consumo.
Demencial.
Menos mal que ya queda poco para desterrarlos de nuestras vidas.

C S Peinado dijo...

Cuanto más se arruina España, más sangre demandan los del PS. Son tan inteligentes que, a pesar de haber arruinado el país, siguen echando balones fuera, sin asumir responsabilidades y demandando más sangre que el agotado cuerpo español no puede darles.

Así es esa ideología, cómo lo fue bajo el control del "Padrecito" Stalin que preferia enviar rusos a morir de frío al Gulag que permitir una mínima apertura que diera una vía de escape al ciudadano machacado por el Estado.

Eso es el socialismo, sangre, sudor, miedo y desesperanza.

Herep dijo...

CS... veremos, veremos... veremos cuántos votos sacan los suciatas el 20N.
Ya lo dijo aquella ministra de infausto recuerdo: "El dinero público no es de nadie".... tan sólo le faltó decir aquello que pasta en la mente de la mayoría de los socialdemócratas... "El dinero brota de los árboles... como la fruta", o aquello otro de "Más madera. Que aceleren la máquina de hacer billetes".

Bufff... que pereza, colega.

Darle Caña a ésto: