jueves, 13 de octubre de 2011

Deslucido día de la Hispanidad.

A ver. España fue siempre una potencia militar, hasta que nos dieron por el cacas en Rocroi y después fuimos cayendo un escalón tras otro en la involución militar a la que nos fueron somentiendo los Borbones después de pagar, por la Sucesión, reparaciones de guerra a tocateja. El ejército ya no se recuperaría y con la Guerra de la Independencia nos quedaríamos definitivamente tocados del ala. Aún así, los Ejércitos de España son herederos y depositarios de una gloriosa tradición militar, el homenaje a los héroes que la forjaron es un deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra. Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas dixit. Es claro, es conciso y entendible. Salvo que no tengas ni puñetera idea de lo que supone el Ejército más allá de ser elementos subversivos y maledicientes que organizan intentonas golpistas para terminar con sistemas de gobierno utópicos basados en el republicanismo federal y socialista.  Nuestros ejércitos doblegaron al mundo y ahora son doblegados por ese dentón con tetas que tenemos por ministra. La catalanista Chacón, que ya puestos habría podido dejar su puesto a no se, Txeroqui, ya puestos y visto los visto. Y hacer llevar a los abanderados la Ikurriña y la Senyera mientras se toca Els Segador y se  brinda con Txacoli. Y es que esa memez de, primero poner alguién que no cree en España al frente de sus ejércitos y segundo, permitir que una fecha cómo el Día de la Hispanidad se desvirtúe convirtiéndolo en algo "más civil" es simplemente patética.

La ilusión de Desfilar.

Yo he servido en nuestros Ejércitos y he visto muchísimos años un evento que de continuo era referencia. El desfile militar del Doce de Octubre era simplemente algo con lo que se contaba y que era esperado por todos. Era vistoso, era castrense, marcial y emotivo. Y era de todos. Se te ponía la carne de gallina cuando veías el color de los variados uniformes, nuestro armamento y cómo evolucionaban esas máquinas que, sí, sirven para matar, pero tambien para defendernos. Eran años en que el Acar de Getafe estaba petado de militares ensayando dos semanas antes. Tropa a cascoporro que desfilaba en cuatro tandas por que no cabíamos todos en una pista que, el que la conozca, sabe que es grandísima. Para nosotros el Día de la Hispanidad era una tocada enorme de pelotas, pero se justificaba después, cuando te veías desfilando ante el pueblo, las fuerzas vivas del Estado y el Rey. Con o sin abucheos, que siempre los ha habido y siempre los habrá. Con lluvia, con sol, en la Plaza de Colón y con un par de huevos. Ahora pues eso, tenemos fusiles H&K pero no lo usamos, no sea que ese bonachón del turbante enorme que se acerca corriendo al grupo de militares venga sólo a pedir caramelos y la liemos.

Ahorrando peor joder, sin pasarse.

Es comprensible que éste evento se haya ido reduciendo, operativizándolo en pos de una reducción presupuestaria en tiempos de crisis. Que digo yo que si cancelamos la mitad de las misiones en las que no pintamos un cojón, cómo Afganistán, podríamos aumentar un poco algo que gozamos todos los españoles. Comprendo y apoyo que si no hay dinero para más desfile se haga así. Pero que se haga en un recorrido que no es el suyo, con unos parámetros de seguridad dignos de un funeral de Estado para que el Bufón mayor del reino no oiga, ya no abucheos, sino directamente que le griten que la van a rebanar  el gaznate y lo van a colgar  de la bola del reloj de la Puerta del Sol es inadmisible. Si ese tipejo no quiere oir abucheos que se ponga repentinamente enfermo (fisico, de la cabeza ya lo está), pero si acude a un evento de España para los españoles y lo abuchean es porque gracias a su inoperancia éste país camina al borde del precipicio lastrado por un gobierno en interinidad desde no se sabe cuando y cinco millones de parados que subcionan recursos del Estado que no producen.

Que nos coje depresión...

Lo de ayer, ese desfile deslucido, con menos tropas, menos vehículos, con más preocupación en cuidar los oidos del señorito zETAparo que en hacer partífice al pueblo de sus fuerzas armadas, clama al cielo. Para colmo la señora Chacón dice que le ha encantado hacer de ésta fecha algo mucho más "civil", cuando la mayor parte del público que ayer vió algo deseaba, lógicamente, ver el desfile. Eso después de la comparecencia por la cual anunciaba que se traía los cuatro F-18 de Libia porque los rebeldes ya habían terminado de largar al Gadaffi. Estuve viendo la comparecencia y les juro que pensé que se los iba a regalar. Cómo es tan flower power y por la Alianza de Civilizaciones a los moros hay que darle hasta la sangre... Una pena que espero no se vuelva a repetir. Bueno, lo espero yo y de seguro lo esperareís muchos más ya que es seguro que lo de ayer es un menosprecio más a la inteligencia de los españoles.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

7 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Fue un desfile deslucido, entre otras cosas, por esa insitencia en alejar al público del desfile y blindar de abucheos a Zapatero y sus conmilitones.
Para más inri faltaron Ministros y Presidentes autonómicos nacionalistas como Mas y López, para incidir en la absoluta fractura nacional, cada día más acentuada y visible

Zorrete dijo...

Nosotros vamos a ver a nuestros soldados no a los tipos de la tribuna, si tanto miedo tienen que lo vean ellos desde la Zarzuela con unas pantallitas gigantes, con lo que se ahorre de coches, chóferes, tribunas y copetines posteriores, que nos traigan mas tropas y cacharritos de matar, que coño que eso es lo que nos gusta y ver como se iza esa pedazo de bandera. Así que, esta orgullosa de que un desfile militar sea poco militar, "veste ya" al odontologo de mulas so choriza.
Saluditos.

DORAMAS dijo...

El desprecio de las autoridades a nuestras Fuerzas Armadas, cada día es mas elocuente y evidente. Esperemos que con el CAMBIO, las cosas verdaderamente cambien o eso espero yo.

C S Peinado dijo...

Natalia:

Cuando al Sátrapa se le acaban las mentiras sólo puede alejarse del pueblo, antes de que el pueblo se le acerque más de la cuenta. Huelga decir que se van viendo ciertas similitudes entre esa actitud chulesca de zETAparo y sus acólitos y un dirigente Libio de infausto recuerdo. Quien sabe si acabaran de la misma tesitura.

C S Peinado dijo...

Zorrete:

Para ellos, que se creen por encima del pueblo, cuando es a quien deberian servir, que un ciudadano vaya a ver a su ejército debe hacerse en silencio y sin mirarles siquiera.

Son así, destructores de todo lo que tocan o caen en sus manos. Hay dinero para todas las gilipolleces que te imagines pero no para dar un blindado en condiciones a nuestras tropas en Afganistán. Hay dinero para poner pinganillos para que en el Senado se pueda hablar en Catalán, pero nuestros soldados no pueden llevar ni un digno chaleco antidesfragmentación.

Por eso, cuando se va a esos sitios hay que hacer coro, no porque estén a cien metros, sino para demostrar el inmenso asco que nos dan.

C S Peinado dijo...

Doramas:

Nuestras autoridades dejaron de serlo hace mucho tiempo, justo cuando decidieron que éste país era un concepto discutible y discutido.

Si no tienen autoridad moral para dignificar el nombre de España, ¿De que manera van a dignificar sus símbolos y valedores? Si por ellos fuera el desfile lo habrían hecho los del 15M y la bandera que habrían enarblado sería la de la República, en la que se quedaron anclados desde el 39.

No tenemos autoridades, tenemos usurpadores que llegaron al poder mediante un Golpe de Estado.

Maribeluca dijo...

Al menos fue el último desfile de Zapatero y Carmen de ("la puta")España...

Un saludo

Darle Caña a ésto: