martes, 18 de octubre de 2011

Alakranas y piratas.

Hoy, ese pesquero, que navegando bajo la Ikurriña, cómo pretil de un país imaginario faenaba y fue apresado por piratas en la costa de Somalia, ha impedido que los españoles tengamos que soltar otro pastizal tras repeler un nuevo ataque de desalmados armados con kalashnikovs sobre balsas neumáticas. Es bueno que ésto salga a la luz, pues hay cosas que no deberían olvidarse nunca. Entre esas cosas que, al menos yo, mientras pueda iré refrescando, fue aquella bajada de pantalones de todo el pueblo español, ante cuatro desharrapados por salvar el culo a unos marineros que se emtieron donde no debían cuando no debían

Cuarenta y seis días.

Es el tiempo que duró aquel secuestro. El barquito chiquitito que navegaba por el amplio oceáno Índico se vió con una balsa al lado del costado y cuatro negrazos que les apuntaban con dios sabe qué. Supondremos que eran armas pesadas o semipesadas. Si eran fusiles o cósas similares, con impedir que abordaran y comenzar a moverse para hundirlos por la mismas turbulencias de las hélices, basta. ¿o es que tu ves un gachón que viene con malas intenciones en la gasolinera y no hechas el pestillo? El caso es que aquello fue abriendo un camino cuanto menos peligroso, pues primero el pabellón bajo el que según las malas lenguas navegaba no existe cómo indicativo de un país y segundo, dar la mano a un pirata es que te la coja hasta el cuello.

El gobierno nunca admitió el pago de ningún rescate. Aquello precipitó que Europa diera luz verde a la operación Atalanta. Una misión militar que a los españoles y europeos nos cuesta un ojo de la cara para defender, no lo olvidemos, intereses partículares. Porque destinar una fragata pagada por todos a defender a unos barcos que trabajan en beneficio de su armador (yo no he visto un duro de esos beneficios pesqueros) es simplemente ceder a los chantajes de los piratas y de sus intereses. El gobierno no admitió el pago de un rescate. Ya por entonces el ejecutivo nos tomaba por tontos. Los piratas querian dinero, se la pelaba comerse a los marineros del Alakrana y si no hubiera habido pago hubieramos tenido una bonita tea en medio del Índico antes de hundirse miserablemente.

El pago por los servicios prestados.

Se abriría así la veda para que cualquier piratilla nos cogiera por banda y nos diera con la verga con cien metralletas a toda vela y sin lubricante. Da lo mismo el pabellón que hasta entonces hubieran arbolado. Si huele a español hay pasta y da lo mismo que la bandera sea de Seychelles, Japón o de Marte. Lo más gracioso es que, tras el dineral que soltaron a través de quien fuera (sería tedioso pensar en abogados, testaferros y en general todo el que trapicheara con el pago, que no olvidemos fue librado por los socialistas y donde hay socialismo hay mangoneo), el gobierno se congratulaba por lo bien que lo habían (habíamos) hecho. La crisis se había abordado con éxito, previo pago de su importe, no había habido víctimas, salvo el orgullo cómo nación y quedamos cómo lo que éramos y a partir de aquel momento quedó plenamente certificado y asegurado. Los calzonazos de Europa, ahí es nada.

Habíamos abordado el problema con éxito. Habíamos quedado en evidencia ante el mundo (cómo se vería con los de Barcelona Solidaria y el grupo de Al Qaeda en el Magreb) y la Atalanta iba a ser otro frente de pérdida económica para España. Íbamos a mantener una fragata de manera permanente para salvaguardar los intereses pesqueros de los armadores vascos en la zona. Te cagas. Cuando vayas con el patin por la playa puedes pedir que una patrullera de la Armada te escolte, ¿O es que tu eres menos que los vascos? Seguramente sí.

Antiguamente, nuestra Armada, respetada y temida colgaba a los piratas de los juanetes. El bribón que osara enfrentarse a un buque español sabía que o iba al garrote o le daban con él. Eso quedó para los libros de historia. Con nuestro chupiguay flower power govern, los piratas saben, por esxperiencia propia que tienen billete de ida y  vuelta a España, con estancia en una cárcel que al lado de su chabola es el Ritz y una cuantiosa indemnización del copón de regalo a cuenta del erario público. De ahí la fragata y todo el armamento que cedió el ejército a los seguratas de a bordo para defender, recuerdo, intereses particulares de los armadores.

Semos Güenos, semos tontos.

Si, señores. A los Españoles ésta broma nos costó el orgullo, demostramos sobradamente que no somos capaces de resolver nuestros problemas como se deben de resolver, dando un golpe en la mesa. En sí nos salió incluso barato pues de cuatro se quedó en  dos coma ocho millones de euros. Eso oficialmente pues en principio lo pagaba el armador pero que no se sabe a ciencia cierta si al final salió de nuestro bolsillo. Lo que si salió de nuestros bolsillos e fijo el pastón que cuesta mantener dos fragatas y no se cuantos efectivos más en la zona que realmente sirven para vigilar más no para actuar militarmente, no sea que se escape algun tiro y nuestro chupi-chachi-guay país de Derechos suprahumanos y superpolíticamente correcto deje de serlo.

Seamos coherentes. De buenos sómos tontos. Hoy el Alakrana ha repelido un ataque, pero si hubiera sido abordado hubieramos tenido la misma de entonces. Esto del Alakrana se llevó de puta madre. Tan de puta madre como sabemos hacer las cosas en nuestro país. Pura chapuza pura y dura. Cualquier país negaría una negociación con terroristas. Salvo Israel, pero eso es otro tema. Y los piratas lo son, chorizos y terroristas. Pero aquí, es el país de la pandereta y los vascos son más españoles que los demás, pues ya habia antecedentes y la cosa ha salido como debia salir. Con unos vascos faenando bajo la Ikurriña y unos españoles a los que al final les tocó rascarse el bolsillo por la incompetencia de otros.

 Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

4 comentarios:

Maribeluca dijo...

Hubiera sido la repanocha si hubiéramos tenido que pagar dos veces...

Por cierto ¿qué ha sido del piratilla Willy y su compi? ¿les hemos pagado una carrera universitaria o sólo cama y comida?

C S Peinado dijo...

Pues Willy, haciendo honor a su nombre, andará el hombre perdido entre mamoncetes que se dedican a luchar por sus derechos de subsahariano opromido por el sistema.

Prometo indagar y ver que ha sido de tran entrañable y pringado piratilla que se la va a comer torcida por él y por todos sus compañeros.

Zorrete dijo...

CS Tienes que sumar el millón y medio que le timaron a los del CNI, jaja que vergüenza, no me jodas.
La fragata esta bien que este allí, pero la navegación libre y mantener abierto el canal de suez y el mar rojo, no al servicio de armadores que encima no quieren pagar impuestos.
Saluditos.

C S Peinado dijo...

Si es que tenemos lo que nos merecemos, Zorrete. Eso pasa por politizarlo todo, cómo en la Unión Soviética donde tenía que haber un comisario político hasta en los retretes del PCUS. Lo de la fragata discrepo porque seguro que si pasa algo en la boca del Mar Rojo, los nuestros están persiguiendo a cañonazos a un esquife cerca de Sri Lanka. Sino al tiempo.

Darle Caña a ésto: