martes, 25 de octubre de 2011

Lo que le debo a la eta.

Hace unos días decidí dejar de escribir el nombre de las siglas de esos anormales en mayúscula. No lo merecen. El desprecio que me provocan es parejo a la pena que siento por ver a mi país humillado, inutilizado y vendido por aquellos que dicen representarnos. Es parejo a la indignidad de la siniestra ideológica que sólo busca medrar en el control de las masas. Es parejo en la reiterada humillación de las víctimas. De sus familias. De sus amigos. El desprecio que yo siento es parejo con el que nos ha tratado, durante cuarenta años a todos, la eta.
Por eso yo a la eta no le debo nada. No tengo porque pagarle ningún precio. Ni político, ni social. La eta no tiene ninguna validez cómo negociador válido ante una sociedad a la que ha golpeado una y otra vez. La prisa que el gobierno se está dando para justificar la excarcelación y acercamiento de presos es sólo producto de ésta creencia. Y de su ideología, la que ambos comparten.

Yo, una víctima.

Por lo que a mi respecta, soy una víctima más de la eta. Soy un español. Soy una persona que ha vivido la locura del terrorismo. En las noticias, en los rumores, en los reproches callados. Soy una víctima por cuanto la eta me quiso matar. En un día doce de octubre. Con un coche bomba en los aledaños de los Jardines del Descubrimiento. Con miles de personas. Con políticos, millitares y civiles. Niños y ancianos. Todo tipo de personas que pudieron morir aquel día. De manos de esa escoria que se autodenomina la voz del pueblo vasco.

Sería tedioso para los cómplices de los asesinos, aquellos que ostentan el poder, que derraman lágrimas de cocodrilo, citar a cada una de las víctimas. Es más sencillo hacer tabla rasa. Borrón y cuenta nueva. Dejar de lado más de ochocientos muertos. Familias destrozadas. Vidas rotas. Y seguir adelante de la mano de esos asesinos, de esos criminales que cesan en la violencia porque están tan cercados que prefieren callarse, pasar de largo, a certificar su defunción.

Consecuencias. Ya.

España no debe pagar a traidores. Nadie que sea digno de ostentar el glorioso título de español debe consentir ésta afrenta. Las víctimas lo fueron, no lo olvidemos, por ser servidores del orden público, por ser miembros del estado que tanto odian esos vascos indignos o simplemente por estar en el sitio equivocado en el momento erróneo. Si Blas de Lezo, dignísimo héroe de España supiera que se ha hecho en su tierra seguro protagonizaría fantasmal vendetta contra esos anormales de cerebro podrído, ideología nefasta y putrefacto corazón que ni piensan ni valoran y sólo se guían por su instinto animal.

Ni perdonamos, ni olvidamos. La eta no se ha rendido. No ha entregado las armas con las que sigue amenzando el estado de derecho.  No ha pedido perdón, cuando menos a aquellas personas que murieron cómo daño colateral. No ha entregado a sus asesinos, a sus pistoleros. No ha pasado nada de eso y ya se alzan, vociferantes, las voces que piden generosidad con los asesinos. ¿Qué generosidad reciben las víctimas, todos los españoles? El dia que la eta decidió perdonarnos la vida fue el día más ignominioso para España. Fue el día que nuestro asqueroso gobierno rindió la plaza, arrió la bandera y ofreció nuestro culo para uso y disfrute de los etarras.

España no se rinde.

Concluyo mi alegato diciendo que España no se rinde. Que el gobierno nefasto, destructor de nuestra esencia y nuestro país, que ha carcomido los cimientos de nuestra convivencia por puro interés partidista deberá rendir, más tarde que temprano, cuentas ante el pueblo al que ha traicionado. La eta ha vencido, pero España no se rinde. No se puede rendir. Porque rendirse en ésto es dar la razón a los que dicen que no sómos siquiera un país. Que España fue un malogrado invento de los Reyes Católicos. Esos que habrían sabido tratar el terrorismo cómo merece, condenándolos de por vida a galeras. España no se rinde, al menos, en mi nombre, NO.

 Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

4 comentarios:

Zorrete dijo...

CS totalmente de acuerdo en todo, solo quisiera hacerte una pequeña naturalización, espero que no te moleste. Tu escribes:

"Las víctimas lo fueron, no lo olvidemos, por ser servidores del orden público, por ser miembros del estado que tanto odian esos vascos indignos o simplemente por estar en el sitio equivocado en el momento erróneo".

Quisiera decirte que recordaras Hipercor de Barcelona o el coche bomba de los garajes de la calle Goya, aquí en Madrid. Hubo victimas mortales y no creo que buscaran otra cosa que lo que allí había, "CIVILES". Luego como quedaron tan mal ante la opinión publica mundial, se justificaron diciendo que en realidad avisaron y que se trataba de una trampa a las FSE, yo no les creo. Si no mataron más civiles creo mas bien que fue por calculo y por que sus valedores internacionales querían un terrorismo que no fuera de alta intensidad. Pero bueno, quizás me equivoque.
Saluditos.

C S Peinado dijo...

Por estar en el sitio chungo en el momento menos apropiado. No nos engañemos Zorrete. Eta ha tenido muchos y muy buenos valedores que han ido perdiendo conforme la revolución marxista se iba difuminando.

La eta desaparece por su propia naturaleza, por ser un dinosaurio fuera de los tiempos. Estuvieron implicados en el 11-M, de eso estoy seguro, pero ahí pasó algo que los terminó de dinamitar.

La eta está acabada, sí, pero ahora van a jugar la baza política y o una de dos, nos rendimos, o nos dan por el culo. No hay más opciones.

Lobo Solitario dijo...

Por supuesto que estuvieron implicados en el 11M... Y mas gente tambien

C S Peinado dijo...

Todo saldrá Lobo, más tarde o temprano todo saldrá. Y maldeciremos los nombres, y condenaremos a aquellos que los ocultaron porque los mismos que juraron proteger a nuestro país lo vendieron por treinta monedas.

Darle Caña a ésto: