domingo, 11 de noviembre de 2012

Caracter Hispanico. El Tercio de Extranjeros o la Legión Española (1).

Foto: Ragnarok. Legionario Español.
Conocida cómo La Legión, el Tercio de Extranjeros es una fuerza militar creada en el año mil novecientos veinte por el entonces comandante Don José Millán Astray. Hoy en día, la Legión consta de varios Tercios, que cómo unidades independientes son la que la vertebran a nivel de regimiento. Los mismos son el Primer Tercio de la Legión "Gran Capitán", con sede en Tauima, Melilla, cuya denominación obtuvo en mil novecientos cuarenta y trés. El Segundo Tercio de la Legión "Duque de Alba" con sede en Riffien, Ceuta, que conseguiría la denominación en mil novecientos cuarenta y trés. El Tercer Tercio de la Legión "Don Juan de Austria", con sede en Almería, donde sería trasladado en mil novecientos noventa y cinco desde Fuerteventura, donde se establecería en mil novecientos setenta y seis durante la descolonización del Sáhara donde había permanecido desde mil novecientos cincuenta y seis, siendo establecido allí tras su fundación en Larache (Protectorado español de Marruecos) en mil novecientos cuarenta.

Primera Fuerza Militar.

El Tercer Tercio junto con el Cuarto Tercio de la Legión, Alejandro Farnesio, con sede en Ronda, Málaga, constituyen la Brigada de la Legión "Alfonso XIII" El Cuarto Tercio sería instalado en su sede malacitana donde sería creado en mil novecientos ochenta y uno tras ser disuelto en el Sáhara durante el año mil novecientos setenta y seis. Fue trasladado al Sáhara en mil novecientos cincuenta y ocho tras la independencia de Marruecos y tras ocho de existencia al haber sido creado en Villa Sanjurjo, Alhucemas, en mil novecientos cincuenta. Á éste nucleo se añaden otras unidades adicionales de maniobra y apoyo logístico. Junto a la Brigada Paracaidista, la Legión Española conforma el nucleo de lo que son las unidades de élite por excelencia del Ejército Español. La Legión surge cómo resultado de un esfuerzo personal del por entonces comandante de infantería Don José Millán-Astray. El hecho de que las tropas regulares de reemplazo no tuvieran el rendimiento esperado en las guerras coloniales africanas, determinó su creación.

En suma, El Tercio de Extranjeros pretendía cubrir la carencia de una tropa profesional, motivada y adistrada que supusiera el relevo de tropas de reemplazo forzosas, mal preparadas y con una alta mortalidad ante un entorno hostil que además provocaban muchísimas críticas y disturbios en la península. Ante ésta tesitura, Millán-Astray determinó en crear un cuerpo profesional a imagen de la Legión Extranjera Francesa. la Legión constituiría ese proyecto personal en que cada uno de sus integrantes fuera un legionario sin más pasado que el que tuviera en la legión, instruido en su servicio y entrega y remunerado por la prestación de ese mismo servicio en que la fraternidad, el espíritu de cuerpo, el hermanamiento y el Honor fueran sus pilares fundamentales. Tras sus iniciales intervenciones en Marruecos, en la represión de la Revolución de Asturias de mil novecientos treinta y cuatro quedó probada su valía, siendo el puntal de Franco durante la Guerra Civil y, tras la reestructuración de los años noventa, cómo principal tropa profesional enviada a misiones de paz cómo Bosnia, Líbano, Albania, Congo, Kosovo, Afganistán...

La Historia de un Cuerpo.

La Legión, cómo Cuerpo destinado a convertir en Caballeros Legionarios a las capas más indeseables de la sociedad y dotarlos de los medios para resarcirse ante España, fue creada por Real Decreto del veintiocho de enero de mil novecientos veinte, siendo ministro de la Guerra Don Jose Villalba. El nombre primigéneo del nuevo Cuerpo fue el del Tercio de Extranjeros. Su objetivo inicial y en el que se foguearon las primeras promociones de legionarios, fue la de hacer frente, cómo ya hacía Francia, a la dureza de los combates en la Guerra del Rif, al norte del entonces Protectorado Español de Marruecos. Se buscaba además acallar las críticas por meter tropa de reemplazo en esas lides y evitar la sangría de reclutas que caían cómo moscas al no estar debidamente preparado para afrentar a un enemigo de las carácteristicas de los rifeños. Aún así, su fundación oficial acontecería el veinte de septiembre de mil novecientos veinte, momento en el cual el incipiente cuerpo recibiría el alestimiento de su primer voluntario.

La primera base en la que fue establecida la recien nacida Legión fue el Acuartelamiento García Aldave en Ceuta, situado en un monte cercano a la ciudad desde el que se divida y controla todo el Estrecho de Gibraltar y que el Ejército Español comenzaría a ocupar en mil ochocientos sesenta. Dicho acuartelamiento sería ocupado desde mil novecientos veinte, donde desde finales de ese año se estableció la primra expedición legionara hasta entrado el año dos mil ocho. Su primer comandante en jefe sería el siempre polémico teniente coronel de infantería José Millán-Astray Terreros, el cual le infundiría la mística y el estilo que todos conocemos. Inicialmente al Tercio accedian españoles y extranjeros de toda ralea y clase para luchar en la Guerra de Marruecos y la Legión se articulaba en una Plana Mayor y de administración. Su parte operativa la copaban cuatro banderas, equivalentes a un batallón y compuestas cada una de una compañia de Plana Mayor, dos compañias de fusileros y otra más de ametralladoras.

Guerra del Rif. 

El Tercio de Extranjeros, denominado posteriormente y en funciónd el motivo de su fundación Tercio de Marruecos, abreviándose a Tercio y finalmente Legión, nombre con el que llega hasta nuestros días y que hace mención, en primera instancia, a la vecina francesa de la cual pretendía ser copia y seguidamente por motivos meramente propagándisticos ya que la Legión cómo tal pretendía, a parte de ser una solución a los reemplazos que habían muerto en la Guerra del Rif, una forma de reintegrar, en cierto modo, hombres al ejército, pues en palabras de sus jefes, un extranjero incorporado a la Legión valía dos españoles, uno el que no moría en combate y otro el que la patria ganaba a traves de su reclutamiento. Siendo Jefe del Cuerpo Millán-Astray encontramos a un joven comandante Francisco Franco cómo jefe de la Primera Bandera y segundo comandante del Tercio. Le seguirían en la jefatura los coroneles Valenzuela entre mil novecientos veintidós y treinte y trés, Franco entre mil novecientos veintitrés y treinta y cinco y de nuevo, durante la Guerra Civil, Millán-Astray.

Continuará>>


Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

21 comentarios:

Javier Tellabeltz dijo...

Es bonito tema. Sí debo advertirte que, al margen de su valor militar y de organización castrense, el MILLÁN ASTRAY estaba como una puta cabra y al que Franquito, ya en el Poder, lo mantenía alejado.

Organizaba trifulcas allí por donde pasaba a tomar una copa, y se tomaba demasiadas al día.

Eleonora The Light dijo...

Me encantan estos temas de los cuales carezco de conocimientos.
Estaré atenta al próximo.

Enhorabuena y gracias.
Saludos.

DORAMAS dijo...

Un cuerpo querido por todos los españoles y descendientes directos de aquellos Tercios de Flandes.

Norma dijo...

Muy buen relato histórico, gracis por tus enseñanzas. Cariños.

Reinhard dijo...

Encima del Gurugú
una morita decía
vale más un legionario
que toda la morería.

Saludos.

Rafael C. Estremera dijo...

Interesantísimo tema, pero hay un pequeño error en las fechas: Valenzuela, como Teniente Coronel, fue jefe del Tercio hasta su muerte en combate el día 5 de junio 1923. Franco, tras ser ascendido, pues a la sazón era Comandante destinado en Oviedo, tomó el mando del Tercio el 18 de ese mismo mes.

Leona catalana dijo...

Soy valiente y leal legionario
soy soldado de brava legión;
pesa en mi alma doliente calvario
que en el fuego busca redención.
Mi divisa no conoce el miedo,
mi destino tan sólo es sufrir;
mi Bandera luchar con denuedo
hasta conseguir
vencer o morir.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte,
tendrás siempre por sudario,
Legionario
la Bandera Nacional.

¡¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!!

Somos héroes incógnitos todos,
nadie aspire a saber quién soy yo;
mil tragedias, de diversos modos,
que el correr de la vida formó.

Cada uno será lo que quiera,
nada importa su vida anterior,
pero juntos formamos Bandera,
que da a la Legión
el más alto honor.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte,
tendrás siempre por sudario,
Legionario
la Bandera Nacional.

¡¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!!

Mister X ya empezó desmantelando la Bandera III en 1983 y Zapatero la II en 2009. La Dentuda prohibió que participasen en Semana Santa. Toda una locura para anorrear lo que no les gusta, lo que odian.

¡Viva la Legión!

http://daltdelarcdesantmarti.blogspot.com.es/2010/08/ceuta-y-melilla-estan-en-peligro-real.html

Treponema Negro dijo...

Estimado Sr. Peinado.
Sin animo de polemizar, se olvida Vd de los más laureados; nosotros Los Regulares.
Muen post y mejores comentarios.
Saludos del

Treponema Negro dijo...

Sr Peinado.
Le pido disculpas por mi ordenador.
"Muen" es una errata, léase BUEN.
Gracias

Leona catalana dijo...

Perdón por inmiscuirme, Treponema Negro, pero al final pone que continuará.

Saludos, bravo legionario.

Adan Esmit dijo...

Nadie en el tercio sabía
Quién era aquel legionario
Tan audaz y temerario
Que a la La Legión se alistó..

Soy el novio de la muerte
Mi tan leal compañera
Soy un hombre a quien la suerte
Hirió con zarpa de fiera…-

Adan Esmit
Melilla, 1979 Tercio Gran Capitán 1º de La Legión

C.S.Peinado dijo...

Javier, son las cosas de la milicia, yo que he sido soldado te lo puedo corroborar, muchas veces, la única forma de creer en eso que llamamos el servicio de armas es estar cómo una Cuba, si bien luego eso tiene pintorescas consecuencias.

C.S.Peinado dijo...

Eleonora, espero pues cubrir todas tus ansias de conocimiento en torno a éstos particulares en la medida de los posible.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, y poseedores del mejor espíritu que en la milicia pueda encontrarse, pudiéndo elegir tan sólo entre dos opciones, o vencer, o morir, sin solución de continuidad.

C.S.Peinado dijo...

Norma, siempre es un placer dejaros mis cositas, ya sean de historia, crítica u otros temas.

C.S.Peinado dijo...

Reinhard, buen poema para recordar los orígenes de tan condecorado cuerpo.

C.S.Peinado dijo...

Rafael, ciertas tus apreciaciones y me ha debido traicionar la fuente, espero corregirlo al menor lapso de tiempo posible y confío en que me sigas dando los pertinentes toques por mis errores.

C.S.Peinado dijo...

Leona, ciertamente es un hecho que el sucialismo, en cuanto a principal enemigo de España, hora es ya de despertar a tan clarificadora y patética realidad, hará siempre lo imposible por terminar nuestras fuerzas militares.

No deja de ser gracioso que el pueblo que es el que se supone tantísimo valora la Legión sea el que se la está cargando poniendo a los de siempre en el Poder.

C.S.Peinado dijo...

Treponema, todo se andará, que no me olvido de las Gloriosas Tropas Regulares y su importancia durante el mantenimiento del protectorado primero y de las Plazas de Soberanía después.

C.S.Peinado dijo...

Adan, eres el claro exponente de lo importante que es la Legión en la educación de los hombres para el futuro, pues nadie más clarividente que tú en según que temas.

JavierMT dijo...

Bueno, tengo que decir algo al respecto del comentario sobre Millan Astray.
Esa puta cabra creo la mejor infantería del mundo, fundó radio nacional de España, fue el primer traductor del Bushido en español y fundador y director del hospital de mutilados de guerra.
si, estaba loco, pero por España y por los españoles.
mi consejo es que leáis su testamento y veréis hasta donde raya su locura.
saludos de un legionario.

Darle Caña a ésto: