jueves, 15 de noviembre de 2012

Aumentando sin freno el agujero negro autonómico.

Foto de Internet. El Agujero Negro que absorve nuestras vidas y haciendas.
Ahora que el Gobierno está enfrascado en, con su santa mayoría absoluta, sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado que, cómo ya es costumbre en nuestro querido país, naceran para tirárselos a los cerdos por inútiles e irreales, no está de mal volverse a acordar de la verdadera realidad española. Una realidad, si se me permite el símil, más cercana a una cochiquera donde alguna suerte de epidemia está diezmando la población porcina, ya que antes me refería a los cerdos. No sólo estamos en la mierda, encima la sociedad está enferma, el país terminal y la tontuna monumental de nuestros politicastros continúa en la línea de "Sálvese quien pueda", aboliendo el necesario referendúm sobre la necesidad de quitar el agujero negro autonómico y que se me antoja muchísimo más necesario y cercano a las preocupaciones de los españoles que la porqueriza mental que tienen los de Estamos Realmente Cagados y Cerdos i Undidos. Los politicastros siguen usando las Comunidades Autónomas cómo salvamento de su propio cuello.

Más madera, es la guerra.

Y es que el Gobierno de la nación, cuyo presidente parece ser que era nieto de un destacado autonomista, va a permitir que las autonomías se puedan endeudar un poquito más de lo que ya lo están poniendo a su dispocisión la nada desdeñable cifra de treinta mil millones de euros. Una bicoca con la que los Griñanes, Fabras, Feijoos, Urkullos y Mas podrán seguir hundiendo al conjunto del país en el ya negruzo agujero en el que, yermos, nos vamos instalando poquito a poco mientras ellos, los exclusivos miembros de la exclusiva Casta siguen con su tren de vida al que sólo tienen acceso sus señorías y acólitos. Treinta mil millones de euros. Nada menos. Treinta mil millones de Euros que, una vez cubiertas las necesidades de financiación de todo el año, el gobierno va a sacar de la Deuda Pública, ese invento para majaderos y tontolabas más parecido al tocomocho donde van vendiendo soberanía a costa de lo que el día de mañana nos puedan sacar de las costillas. No pasa nada, si hay que elevar el I.V.A. al 30% se eleva y en paz.

Y es que con éstas cosas, la elevación hasta el infinito y más allá de la Deuda, las manifestaciones de la Camacho diciendo lo de la autonomía diferencial con sistema propio fiscal para Cataluña, politicastros sucialistas tras la pancarta de los sindicalistos y la onerosa y siempre creciente de nuestra cuenta de débito mientras cada uno hace lo que se le pasa por el arco del triunfo, es muy de dudar que en un futuro inmediato, entendiendo por tal el próximo medio siglo, volvamos a tener algo llamado país y que atienda, en vez de, cómo ha soltado el anónimo e imbecilizado Susaeta, por Cosa, al nombre que ha tenido desde tiempos ha y que no es otro que España. Me da la impresión, chusca, por otro lado, de que en el Gobierno de la nación, en los autonómicos, diputaciones y si me tiran un pelín más de la lengua, en los ayuntamientos están los vagos más listos de ésta doblegada nación. No sirven pera nada, pero cómo politicastros, arrasan. Y sin ir más lejos a parte de arrasar cómo los cerdos que son, arrasan con todo lo nuestro.

Vamos a seguir quemando billetes.

Me temo mucho y quizás peque yo de ignorante que esos señores tan importantes que se las dan de presidentes de las minirepúblicas taifales que conforman la unión española con hecho diferencial en el seno de la Unión Europea más que nos pese no se han enterado que el sueño de nuevo rico se terminó hace ya unos cinco años. Y que para que mínimamente podamos hablar de superación de la misma nos quedan otros cinco más. Esos señores que no se están endeudando en infraestructuras o mejoras de un Estado de Bienestar que, Oh, sorpresa, no creó la izquierda sino alguien tan antisocial cómo Francisco Franco, sino en seguir haciendo prácticas aplicadas de nepotismo llegando ya a la colocación masiva de primos terceros y cuartos, siguen reivindicando más y más leche a una vaca que hace ya un par de años que se enterró. En cierto modo si que tenían algo de razón los sindicalistos pidiendo un referéndum sobre el seguir financiando autonomías, que yo creo, de seguro, que saldría que no.

Pero eso, el populacho, no lo ve, para eso hemos sido imbecilizados durante treinta y cuatro largos años, para babear delante de la televisión viendo futbol, ellos y putiferio, ellas, mientras todo lo demás se va al carajo. Y se va, eso lo puedo asegurar. Sólo hay que ver cómo andamos en Andalucía tras treinta años de barrabasada sucialista, líderes en paro y analfabetismo, lo mismo que si siguiéramos cuidándole las cabras al zeñoritoh hace cincuenta años. O cómo andan en Valencia, con las Farmacias cerradas a cal y canto porque ya no hay dinero para más. O cómo están en Vasconia y Navarra, tirando dinero a espuertas porque el concierto con Madrid les permite donar a España lo que a ellos les sale de las meninges. Mientras, Canarias en la más absoluta de las Ruinas, Castilla la Mancha con un agujero Barredil de aggaraté y no te menees y Españ haciendo aguas mientras Mariasno, al que cada día me pregunto para que mierdas hemos votado, intentando vendernos la moto con que ya se ven signos positivos de salida de la crisis.

Menos por Más.

Es decir, menos servicios públicos, menos infraestructuras, menos de todo a cambio de más imposiciones, más impuestos, más meter la mano en la caja y más colocar indeseables e inútiles en puestos clave por se hijo o hija de... Un compedio de lo peor que se puede conseguir mediante la imbecilización de la población a través de los estamentos públicos creados por y para mantener una distancia considerable entre los politicastros y la legítima propiedad del Ciudadano que no es otra que los servicios públicos por cuanto su existencia viene justificada y financiada por los generosos montantes que nos extraen, digo bien, nos extraen del bolsillo queramos o no queramos. Al final es más de lo mismo. Se ha establecido un estado buenista formado por una capa taifal que a su vez está compuesta por infinidad de señoríos, cada uno con su cacique y sus adláteres, donde el dinero público es de cualquiera menos del Contribuyente y el Contribuyente es el último mono en un sistema que se desmorona para el de abajo mientras enriquece al de arriba.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

7 comentarios:

DORAMAS dijo...

Estoy seguro que ese agujero que describes, si lo comparamos con la realidad, es solo el agujero de un macarrón. Lo que hay en España no es un agujero, es que ya no se ve ni el mapa.

Urdanautorum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maskfighter23 dijo...

Supongo que la manera más rapida de cerrar el agujero es volver a la peseta, así se cortará la liquedez, resultando en un 'technical default'

José Luis Valladares Fernández dijo...

Con su ánimo de colocar a amigos, parientes y allegados, han multiplicado los comederos públicos con tanta autonomía, tanta empresa pública, tanta fundación. Han hecho de España una república bananera.
Y mantener toda esa estructura es imposible. Fue posible mantener todo esto mientras duró la burbuja autonómica, porque sacaban dinero de las calificaciones de terrenos, con los permisos etc.. Hoy día no hay nada de eso. Así que o suprimen las autonomías con todo lo que llevan consigo o cada día nos hundiremos más y más en la miseria.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, coincido en tu apreciación, en España tenemos un socavon de proporciones míticas. Mucho más grande que la más grande de las minas a cielo abierto del planeta.

C.S.Peinado dijo...

Maskfighter23, es una idea aunque no dudo que tendría pintorescos y nunca mejor dicho, catastróficas desdichas cómo resultado.

C.S.Peinado dijo...

Jose Luis, es evidente que en España sólo aprendemos a palos, así que a palos nos tendrán que sacar de la debacle. Ahora se acaban los fondos a la dependencia, luego las subvenciones de la PAR y así, poquito a poco, todos los tontos que han mantenido con sus votos a cambio del comedero de la subvención a los gobiernos que han destrozado todo ésto deberán de ir despertando para ir exigiendo lo que ya no hay, ni dinero ni nada que se le parezca.

Darle Caña a ésto: