sábado, 29 de octubre de 2011

La España Trigarante.

Cómo ya narré en su día a través de mi artículo en torno al Primer Imperio Mexicano,  el mismo surgió de las tripas de una fuerza militar que, tras dar por el ano a los españoles, se dedicó a recorrer el recién nacido México para asentar sus reales y dar a conocer el Plan de Iguala por el cual los españoles quedabamos proscritos y se enunciaban las tres garantías que serían la base legislativa del nuevo imperio y posterior República. Hago ésta pequeña entradita y me refiero a ésta particular porque nuestro país, España, que perdió por las armas y por el buen hacer de Fernando VII todo el territorio continental americano debería hechar una mirada atrás y ver, que aquello que la expulsó de América,es precisamente, lo que la va carcomiendo hoy en día.

Independencia.

Así llegamos al primer quiz de la cuestión. La independencia de España que, desde su entrada en los numerosos parquets y organizaciones en las que bregamos se va viendo deteriorada por cuanto nuestras decisiones políticas se toman entre Berlin y París y nuestra política económica viene dictada desde Bruselas. No hay nada malo en ser un protectorado si en nuestra propia casa no sabemos poner orden. Máxime si las decisiones que tomamos aquí afectan a la primera potencia mundial, que por desgracia, es Europa.

Desde esa óptica, España, en cuanto a fallido motor económico ha ido perdiendo fuelle y fuerza en los organismos internacionales con lo cual, la intervención extranjera se ha ido aumentando paulatinamente y en sentido contrario, con lo que nos hemos convertido en un país títere de los grandes intereses políticos, económicos y militares del mundo. Nuestra eficacia e independencia queda así en entredicho desde que adoptáramos, por una parte la moneda única, perdiendo la parcela parcela de poder de nuesro destino, el económico. Por otro, dando la mano en lo político a que otros paises tomen las decisiones por nosotros. Talk es la pérdida de independencia que sufrimos a manos de nuestros queridos gobiernos democráticos.

Es el handicap que nos reserva el hecho de, siendo demócratas, ser tambien propiedades vendibles a todos aquellos que deseen tomar decisiones por el pueblo español. El mismo pueblo que habla a través de su Congreso. El mismo Congreso que se deja regir no por lo intereses del pueblo de España sino por los intereses políticos de los banqueros, industriales y poderes fácticos que no rigen para el bienenstar del país sino apra el suyo propio, convirtiéndonos a cada uno de nosostros en peones a su servico. La independencia de España está, obviamente, en entredicho.

Unión.

Asistimos en éstos últimos años a una sucesión de fuerzas centrífugas que, apoyadas por el gobierno central, en cuanto su dignísima misión de finiquitar el concepto "discutido y discutible" de España se dedican a la ruptura de la Unidad económica, social y política de la misma. No debiera extrañarnos por cuanto essa fuerzas siempre han estado ahí. Lo que nos debe preocupar es que esas fuerzas están cogiendo fuerza porque el gobierno de la nación les están dando pábulo. Son fuerzas nimias e inconsistentes que, gracias al odio de la siniestra por España se están convirtiendo en su quinta columna, en los rupturantes de la unidad de España.

Así nos encontramos con una situación de emergencia nacional. Una situaciçon por la cual nuestra sistuación económica pasa de mala a pero y encima los escasos recursos de las administraciones periféricas van para gurpos, organizaciones y políticas de identidad excluyente antiespañola. El hecho de que ésto se vaya viendo cada vez cómo algo más normal, es síntoma preocupante de que van logrando sus objetivos: irse. A mi personalmente me parece sencillo de terminar con ésta situaciçon, pues la misma Constitución cuenta con los mecanimos para revertir el gobierno traidor en cuestión a la nación. El problema es el coste electoral, problema que se ha convertido en la mayor puñeta que arrastra nuestra democracia. Todos prefieren arrimarse al poder aunque con ello tengan que dejar al país cómo un erial.

Religión.

El último de los puntos de defensa del Ejército Trigarante era la Religión. De hecho gran parte de la victoria en la Guerra de la Independencia Mexicana se debió precisamente al apoyo tácito de los religiosos que, cómo manipuladores, movilizadores y predicadores desde el púlpito, eran los proncipales alentadores de la independencia sobre una masa católica movilizable y totalmente analfabeta. En el sentido que nosotros precisamos, no queremos movilizar a la población española, sino servirnos de la religión cómo un parapeto ante lo que se nos viene encima, la invasión islámica.

Paradójicamente, en España, nuestro camino a la laicidad nos hallevado parejos a una invasión masiva por parte de árabes procedentes del Magreb, nuestra frontera natural. Asistimos, con verdadero pavor cómouna ingente marea de inmigrantes se nos echa encima mientras nos imponen sus leyes y nos instan a respetar sus derechos mientras se pasan por el forro los nuestros. No hablamos aquí de la preocupación sucinta que debía provocarnos la instauración de la Sharia en barrios anexos al nuestro, o con el tiempo en el nuestro propio.

No debemos ser practicantes extremos de la religión católica, yo no lo soy, pero si tener claro que si nosotros no valoramos y apoyamos esa frontera, otros ocuparán ese nicho social. Sinceramente, espero que no sea un imán el que nos controle e imponga el Islam desde el lugar donde nuestro cura de toda la vida ha pasado la mayor parte de su cátedra viendo cómo lo ignoramos.

En conclusión.

España pierde su esencia por no poder garantizarnos esas tres reglas de oro que nos hacen país. Si lo pensamos y valoramos, si reflexionamos a fondo, la mayor gloria de España se dió siemrpe cuando las tres garantías se dieron plenamente. Es hora de empezar a pensar si queremos dejar que se diluyan totalmente y con ello la nación o deseamos hacer que nuestro país recupere el peso y la fuerza que nunca debió perder.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Lobo Solitario dijo...

Es que uno de los enemigos de España como nación es precisamente este del "España como concepto discutido y discutible) es decir, Zapatero.
Hemos ido a poner al lobo a guardar el rebaño.

C S Peinado dijo...

Por eso, Lobo, el rebaño está empezando a volverse canibal. El pasto se ha acabado y la pasta no llega para comprar forraje y para mirirse por inanición mejor comerse al pastor y los que vengan a socorrerlo, que visto el patio, van a ser pocos/as.

Darle Caña a ésto: