domingo, 30 de octubre de 2011

Los hijos de la prostituta de Babilonia.

A los nazionalistas catalanes no hay quien les entienda. Si les dices que son guapos se ofeneden porque creen que los estás mareando para robarles la cartera. Si les dices que son feos, lo contrario, porque creen que les has pillado con su mano metida en tu bolsillo robándote el pan de tus hijos. No hay quienes los entienda y no saben por donde tirar para resultar coherentes. Y el principal exponente de esa indecisión que daña más a Cataluña que a España porque aquí ya los tenemos calados y sabemos que no se van a ir ni arrojándoles aceite caliente es ese engendro malpeinado, malencarado, malvestido y en definitiva malparido: Juan Tardà.
Yo no soy nacionalista. Soy republicano.

Esa es una de las aseveraciones de nuestro nazi particular. Las hizo en la radio hace unos días en un debate sobre educación. El no es nacionalista sino republicano. ¿De que república?¿De alguna bananera? El amiguito licenciado en filosofía y enemigo declarado de la monarquía no le hace ascos al sueldo que las instituciones del Reino le sueltan cada mes por venir a insultarnos a Madrid. El buen hombre no es nacionalista es sólo un tocapelotas que no soporta tener que enseñar su DNI español cada vez que tiene que realizar alguna gestión pública.

Juan Tardà está ahí, para llenar el hueco que queda, lleno de migajas, entre los partidos nacionales con representación en Cataluña y Convergencia y Unión, estós si, nazionalistas declarados y destripaterrones chupasangres confirmados tan dedicados a hacerse la víctima en catalan que no se dan cuenta del mal que ellos mismos, no los españoles, no España, estan causando a su pueblo, a su minoria. a su hecho diferencial. Los nazionalistas tienen esas cosas, dan por culo, pero por lo visto con la minga de los demás. Algo así cómo hace Tardà. No es español pero bien que cobra del Congreso español. No es nazionalista, pero bien que propugna, junto a su formación (¿Donde anda Carod?) que Cataluña sería mejor independiente. Es Republicano, pero evidentemente no sabemos a que República se refiere porque ese sistema político no existe ni existirá en España. (¿Andará pensando en hacer lo que hizo Companys?).

Un enorme hijo de la mujer de mala vida.

No obstante, Tardà, que cobra de los españoles y nos representa en el Congreso, ha dejado demostrado su calidad cómo político y cómo persona. Su casta, la de los politicastros españoles, en su caso catalán, no podía sino sorprendernos un poquito más con su bajeza cuando ha llamado a Pecer-Barba, uno de los padres de la constitución y de su misma rama siniestra, "grandísimo hijo de puta" por decir, primero, que España, en época de Olivares (¡En 1640!)debería haberse quedado con Portugal en lugar de con Cataluña y segundo, que ahora no haría falta bombardear Barcelona. Al politicastro catalán le habrá sentado mal que uno de nuestros prohombres haya certificado la inapetencia de España por una Cataluña gestionada por los mismos que hace unos siglos nombraron Rey a Luis XIII de Francia.

Es malo hablar sin conocer la historia. El señor Tardà se justificará en que Cataluña empezó a andar a principios de siglo, con el romanticismo y el catalanismo emanado de un desastre de Cuba que los dejaba eternamente atados a los destinos españoles mientras las colonias se libraban definitivamente del yugo castellano. Tardà ignora que Barbas se refería a que en la Guerra entre España y Francia, Olivares pidió a la Generalidad hombres y dinero para reforzas las tropas que defendian el Rosellón. Ante la negativa de la Generalidad a defender una parte de su Territorio (cuya pérdida achacarían después a España), Olivares, más implicado en la defensa de Cataluña que sus propios moradores movilizó un ejército castellano cuya presencia, para defender a Cataluña reitero, provocaría más tarde los trágicos sucesos del Corpus de Sangre y la guerra de "Els Segadors".

Sabiendo sólo lo que interesa.

El señor (por decirle algo) Tardá hace un flaco favor a aquellos a los que dice representar mentando la soga en casa del ahorcado. Al menos cuanto respecta a descgracias, en Cataluña los responsbles de las mismas han sido siempre los catalanes. Por su afan de gestionar el dinero ajeno y no aportar el suyo porpio ni para defenderse. Una pena que los convierte en la eterna víctima de la que los demás ya estamos cansados y que les está reportando una ruina sin igual por basarse en una táctica que no les reporta ningún beneficio desde hace siglos, salvo las de ser odiados por una parte significativa de la población española.

Lo malo es que si bien todos los nazionalistas son catalanes, no todos los catalanes son nazionalistas y son éstos últimos los que padecen que los primeros sean los hijos de la Gran prostituta de Babilonia, por no llamarles más claramente unos grandísimos hijos de mil leches.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

8 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

¡hemos coincidido en el santo del día!
chócala
saludos blogueros

C S Peinado dijo...

Amén Jose Antonio, Amén.

Wittmann dijo...

Buenas C S Peinado.

Es la eterna doble vara de medir hipócrita de la que hace gala esta suerte de gentes. Se arroga la representación de unas ideas y símbolos que a posteriori parecen olvidar (véase el ejemplo del susodicho Tardá con la remuneración por el cargo de diputado del Congreso o sus múltiples entrevistas por medios de toda España, entre ellos Televisión ESPAÑOLA, de la que es asiduo contertulio).

Es cierto que, además acostumbran a divagar y dejar alguna que otra frase alta de tono (como la que este personaje dedica a Peces Barba) sin conocer la raigambre histórica de aquello sobre lo que se se están pronunciando. Porque igual que cuando acusó a cierto partido de tener un franquista en sus filas, estaba olvidando que algunos miembros de su partido, y el partido mismo, tienen un oscuro pasado.

Saludos

C S Peinado dijo...

Coincido contigo Wittmann, no todos los partidos políticos tienen el dudoso honor de, cómo ERC, haber declarado la independencia unilateral de manos de un demente cómo Companys allá por el treinta y cuatro, lo que provocaría la crisis de gobierno que llevaría de manera inevitable a la confrontación armada de la Guerra Civil.

Éste señor es el típico ejemplo de la caradura, fraguada con cemento del bueno, de nuestra casta de politicastros que hablan demasiado cuando el mayor favor que le harían a su formación y al país es estarse calladitos.

Pero supongo que eso es pedirle peras al olmo.

Un saludazo.

Anónimo dijo...

Es que hombre, entiéndalo. Ellos, como buenos catalanes, tienen derecho a insultarte impunemente. Ahora bien, si hace usted lo mismo es un malvado facha que está en contra de Cataluña y absolutamente de todo el pueblo catalán y sus costumbres.
Los demás nos tenemos que dejar insultar para así ellos se sigan sintiendo en la cima de la montaña y si ya usted es de Madrid debe dejarse insultar hasta por extranjeros, porque habiendo nacido en dicha ciudad es usted descendiente directo de Benito Mussolini.
Ellos (los nazionanistas, sí, no me he equivocado) tienen el derecho y plena libertad de decir que hay que destruir España y la mejor manera es desde dentro, diga usted algo así de Cataluña y verá. (por si alguien no se ha dado cuenta, es un comentario totalmente irónico).

Estos hijos de puta (porque este "señor" y los demás de su calaña son unos auténticos hijos de puta) están metidos hasta en los colegios e universidades (más de lo que se sabe) y desde luego habría que meterlos en la cárcel.
(Otro Joan y también de Barcelona, como este pedazo de cabrón :) )

Pd. No caiga en la misma bajeza que cayó el ex presidente del Barcelona llamando a José María del Nido, Josep Maria del Niu. Si este "señor" se llama Joan, es Joan, no Juan.

C S Peinado dijo...

Lo sé, pero entiéndame, en España la lengua oficial es el Castellano, lo mismo que debiera ser en Cataluña. En Castellano el nombre de Juan, es Juan y en lo que a mi concierne y siempre que uno de esos descerebrados no se dirija a mi con el respeto que, como español, merezco, para mi son sólo gente que no merece ni agua. Por tanto, cuando él, que cobra de mis impuestos, deje de insultar a la mano que le da de comer, entonces le llamaré Joan. Hasta entonces Juan, y si me aprieta, Juanito, cómo buen español que, según su puñetero DNI, es.

Lobo Solitario dijo...

Me pregunto si todo esto no será un "apaño" entre los unos y los otros (a ambos les conviene que haya bronca, socialistas y nacionalistas) y que no se les vea ir de la mano como hasta ahora.
En cualquier caso y ante la duda: "Leña al mono, que es de plástico malo y lo pagamos nosotros". Si se quieren ir por mi no pondre ningun reparo, es más yo ponía la frontera mañana mismo.

C S Peinado dijo...

Yo estoy conforme con el que se sienta Catalán que siga siéndolo y el que se quiera ir pues mira, mientras hay Cubanos que nos quieren anexionar la Isla, hay tontolabas que quieren una independencia que les abocará a la indigencia (se piensan que van a seguir en la Unión Europea).

De todos modos hacer de un granito de arena una montaña y darles la patado por ello es Balcanizar a España. Con lo simple que es quitarles le autonomía y que un gobernador designado por el Gobierno Central administre el territorio...

Seguro que más de uno y más de mil catalanes lo vería fenomenal por quitarse a los Nazionalistas de encima. Lo único que para hacer eso hace falta un gobierno con un par. Y eso aún no lo conocemos aquí.

Un saludazo.

Darle Caña a ésto: