martes, 7 de junio de 2011

Carta de Franco a la Yemáa (21 de septiembre de 1973), enviada a la ONU como justificación de la política descolonizadora del gobierno español.

Foto de Internet. Territorio Español por derecho.
Que el Sáhara llevaba el camino de la descolonización por las presiones de la ONU sobre España lo sabíamos todos. Que de salir de allí habría que hacerlo parándole previamente los píes a Marruecos, fuertemente apoyado por Estados Unidos no lo sabia tanta gente. Que los íbamos a dejar de la mano de Dios sin respetar la ciudadanía española de la totalidad del pueblo saharaui, que legalmente aún sigue siendo territorio español es algo que no muchos sabíamos y los que lo sabian no hicieron nada por remediarlo, es una hijoputada cómo sólo un gobierno y un pueblo -el español- puede y debe remediar.

A continuación os dejo una carta escrita por el General Franco a la Yemaá (Asamblea saharahui) el 21 de septiembre de 1973, posteriormente reenviada a la ONU cómo una justificación del proceso descolonizador emprendido a instancias del Organismo Internacional. En el se subraya que España pondrá, mantendrá y defenderá todas las Garantias para la independencia y establecimiento cómo nación del Sáhara Occidental.

Foto de Internet.
El artículo está extraido del blog Sahara, El Retorno a España cómo Comunidad Autónoma del Amigo Doramas.
"A la Asamblea General del Sahara:

el 6 de marzo del año en curso me dirigí a la anterior legislatura de esta Asamblea general respondiendo al escrito que la misma me elevó el 20 de febrero, escrito ratificado por la actual legislatura en su sesión constitutiva de 28 de julio último, comunicándole que había encargado a mi gobierno el estudio de las peticiones de dicho mensaje.


El gobierno, siguiendo mis instrucciones, ha estudiado las aspiraciones del pueblo saharaui, cuya representación legítima corresponde a esa Asamblea general y, en atención a las mismas y en cumplimiento de la misión de España de promoción del pueblo saharaui, ha elaborado la siguiente contestación aprobada en Consejo de Ministros y que ha merecido mi sanción:


1. El Estado español reitera que el pueblo saharaui, cuya convivencia secular con el pueblo español es desde sus inicios absolutamente voluntaria, es el único dueño de sus destinos y nadie tiene derecho a violentar su voluntad. El Estado español defenderá la libertad y la libre decisión del pueblo saharaui.


2. El Estado español garantiza la integridad territorial del Sahara.


3. El Estado español confirma su compromiso histórico de proseguir con el mayor impulso posible al desarrollo económico y social del territorio, reconociendo al pueblo saharaui la propiedad de sus recursos naturales y los beneficios de su explotación, así como la voluntad de promover la cultura, las formas de vida de la personalidad saharaui y el florecimiento de su religión.


4. El Estado español reitera y garantiza solemnemente que la población del Sahara determinará libremente su futuro. Esta autodeterminación tendrá lugar cuando lo solicite libremente la población de conformidad con lo expuesto por la Asamblea General en su escrito ya citado del 20 de febrero del corriente año.


5. Continuando el proceso de perfeccionamiento político del pueblo saharaui y como preparación de su futuro, se establecerá un régimen de progresiva participación del mismo en la gestión de sus propios asuntos. Dicho régimen entrará en vigor cuando se complete el proceso legislativo que se consigna a continuación.


6. El Estado español presenta a la Asamblea General las bases siguientes como principios en que ha de inspirarse la organización político-administrativa del Sahara:


f. El pueblo saharaui es propietario de sus riquezas y recursos naturales.
g. Durante el periodo de vigencia de este estatuto, los saharauis gozarán de todos los derechos inherentes a la nacionalidad española.
h. El Jefe del Estado español encarna la comunidad existente entre España y el Sahara. Será representado en el territorio por su gobernador general.
i. El Estado español garantizará la integridad territorial del Sahara, lo representará en el ámbito internacional y asegurará su defensa. Los asuntos internos serán competencia de los órganos propios del territorio.
j. A la Asamblea General del Sahara, como supremo órgano representativo del pueblo saharaui, le corresponderá elaborar las disposiciones de carácter general relativas a los asuntos internos del territorio, sin perjuicio de la sanción que corresponderá al gobernador general. Podrá igualmente proponer iniciativas y medidas que estime convenientes sobre dichos asuntos.
k. Se confirmará e intensificará la promoción de los usos y costumbres tradicionales, así como de la justicia coránica.


7. Si la Asamblea General se manifestara de acuerdo con estas bases, las mismas serán desarrolladas en forma articulada en el correspondiente estatuto, que será aprobado por la ley.


8. La aceptación por la Asamblea General del Sáhara de estas bases, no menoscaba el derecho de la población saharaui a la autodeterminación sobre su futuro, del que esta nueva etapa es preparación necesaria.


Puesta la confianza en Dios, el pueblo saharaui y la nación española se encaminan hacia su futuro de alianza fraternal de paz y prosperidad.

Francisco Franco”

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Herep dijo...

Buenos días,

Para alucinar lo que se garantiza en la carta... y la chapuza que se hizo después... y se sigue haciendo.
Una vergüeza, amigo... una vergüeza... como todo lo que sucede en este país de saqueadores que pisotean nuestra Historia y nuestro orgullo de españoles.
Gracias por la entrada, C S Peinado... no sabía de la existencia de la carta.

Un saludo.

C S Peinado dijo...

La Historia de España tiene tantísimos claroscuros que es difícil delimitar donde se hizo la cosa bien y donde se cagó con creces. Éste, con el de Guinea Ecuatorial es un claro ejemplo de cagadas monumentales. Si españa hubiera concedido el estatus de Autonomía a tiempo ahora contariamos con las reservas de petróleo, pesca y fosfatos más grandes de toda África. Ahora nos comemos el mojón y encima estamos quedando cómo los calzanazos del asunto, lamepelotas de Marruecos por no sacar la cara por el Sáhara, responsabilidad plena de España y, administrativa y territorialmente posesión de hecho de nuestro país.
¿Recordais la que se armó por Perejil? Pues el Sáhara Occidental está invadido por Marruecos. Creo que si nos invadieran Ceuta y Melilla no haríamos nada. Todo ello en favor del maldito buenismo que nos está hundiendo desde el advenimiento de ésta democracia de opereta que padecemos desde hace cuarenta años.

Darle Caña a ésto: