viernes, 19 de octubre de 2012

Heraldica. El Escudo de Puerto Rico.

El escudo del Estado Libre Asociado de Puerto Rico pasa por ser el más antiguo de todo el continente Américano. Otorgado inicialmente por el rey Don Fernando de Aragón, allá por mil quinientos once estuvo vigente cómo sello de identidad de la capital, San Juan durante todo el periodo de la América Española, pasando posteriormente y ya en mil novecientos setenta y seis a ser el escudo de toda la isla de Borinquen. Según nos ha llegado de aquel lejano año del siglo dieciseís, el escudo inicialmente sería un escudo de color verde, en su centro y en proporción tendría un cordero pascual de color plateado sobre un libro colorado, rojo, que, estando del través al libro que le sirve de soporte, portaría por estandarte una bandera acabada en cruz y la misma a forma de veleta. De la propia cruz partiría la divisa de San Juan de la que todo el escudo espera ser representativo al ser otorgado en primera instancia a la capital. Traería una orla de Castillos y Leones entremezclados con cruces de Jerusalén. Cómo adición la F y la Y, por los reyes de Castilla y Aragón y un letrero que, circúndándolo otorgaría Joanne est nomine ejus. Juan es su Nombre. completa la composición el yugo y las flechas carácterísticos de los Reyes Católicos.



Genuino escudo hispánico.

El escudo de la Isla de Puerto Rico, cómo buena isla donde la cultura española, el idioma y la religión se han preservado de corrientes imperialistas externas, de ataques indiscriminados o de modificaciones arbitrarias, es todo un compedio de la España que aún vive en el corazón de todos los puertoriqueños. De otorgamiento real y primero del incipiente Imperio Español, fue otorgamiento personal por parte de Don Fernando de Aragón, por entonces rey de Aragón y regente de Castilla en nombre de su hija Juana, la famosa Juana la Loca, incapacitada por la locura producida a la muerte de su esposo Don Felipe I, el Hermoso. Siendo así el escudo por el cual se identificaría a la Isla en lo sucesivo por extensión del escudo dado a su Capital, San Juan, no estaría, sin embargo, incluido en ninguna normativa, siendo aprobada la primera ley escrita que regula dicho escudo siendo la Isla ya posesión norteaméricana con fecha de nueve de marzo de mil novecientos cinco. Tras diversos Estudios y modificaciones, el actual escudo, descendiente del otorgado por el Rey de España, vería la luz en mil novecientos setenta y seis.

El escudo presenta gran complejidad y se podría describir en campo de sinople aparece un cordero, blanco o plateado, representativo del Agnus Dei, cordero de Dios, sobre el libro del Apocalípsis, del cual sobresalen sus siete carácteristicos sellos. Según la Heráldica, dicho símbolo es la representación de San Juan Bautista el cordero y Evángelista el Apocalípsis, no obstante sería el nombre del primero el que adoptó el primer asentamiento en la Isla y que con el paso de los años se convertiría en su capital. Su campo principal, el ocupado por el Agnus Dei, lo compondría una bordura, en modificaciones actuales sería circular que, componiéndose de dieciseís piezas, se alternaría con cuatro entidades diferentes. Primordialmente dos de esas piezas, harían referencia a Isabel, reina de Castilla y de España, para lo cual en primer lugar se mostraría un castillo de Oro en campo de gules, en clara representación a su patrocinada. En segundo lugar, en campo de plata un león que se suele mostrar en gules, si bien su correcto color sería de púrpura escarlata y simbolizaría al Reino de León, parte importante del posterior Reino de Castilla.

Salida al mar y riqueza de Alma.

El escudo hace referencia también al momento histórico por el que pasaba la Monarquía Hispánica recien unidos los reinos de Castilla y de Aragón. Si a Isabel la identificaba con dos piezas en clara referencia a Castilla y León, las otras dos piezas serían claramente para identificar a Fernando cómo Rey también de la recién unificada España. Por ello, la siguiente posición de la bordura muestra una bandera que sin embargo el Real Decreto expedido en mil quinientos once no concreta a que se debe. Según versiones, es una bandera que se presenta con cuarteles de Castilla y León, cómo primeriza representación del dominio de los Reyes Católicos, es decir España. Una costumbre que se extendería en el tiempo cómo reza el pabellón nacional en tiempos de Isabel II. No obstante, los principales estudiosos se inclinan por pensar que la bandera en cuestión representaría la cuatribarrada aragonesa y el águila que representaba las Dos Sicilias en ese momento en poder de Aragón y en consecuencia de España. Lal últimas piezas de la bordura serían la cruz de Jerusalén, en Oro sobre campo de plata y pretendida por el Rey Fernando a través de su rama napolitana.

Los elementos exteriores del escudo serían, sobre el Jefe la corona real abierta, de uso en esa época en lugar de la cerrada que empezaría a usarse con Carlos I, cómo primer Emperador en posesión del título de Rey de España. Sería pues un escudo real, otorgado por los Reyes de España en mil quinientos once. A su lado izquierdo, el escudo luce una "F" de Fernando el Católico, que reinaba en aquel momento tras el fallecimiento prematuro de Felipe I el Hermoso. A su derecha muestra una "Y" que se ha asociado muy comúnmente a Ysabel de Castilla. No obstante, esa acepción es errónea al haber fallecido la reina al conceder el escudo y la "Y" sería de Yoanna I o Juana I de Castilla, incapacitada para reinar pero Reina de Facto en ese momento. El error sobrevendría por la aparición en las armas portorriqueñas del yugo y las flechas, usadas por los Reyes Católicos y la aseveración de que la "Y" sería la inicial de la finada Reina de Castilla quedaría aclarada por el hecho de que Juana heredaría reino, privilegios y por supuesto el Yugo que usó cómo su predecesora.

Puerto Rico y su escudo hispánico.

Actualmente, Puerto Rico, ya cómo país que comprende la Isla de Puerto Rico, Vieques y Culebra, sigue usando, con las lógicas modificaciones, el Escudo que le fuera otorgado hace más de quinientos años. No se sabe a ciencia cierta si el símbolo del yugo y las flechas sería un guiño a los monarcas que reinaban en el momento de su descubrimiento. El Escudo, que presenta cómo lema una cita de la Vulgata, el de San Lucas, 1, 63, es todo un compedio de la España de la época. Joannes Est Nomen Ejus, Juan es su nombre, cita el carácter católico de la isla, lo mismo que las pretensiones territoriales de la España de la época, quedan reflejados en sus cuarteles. Puerto Rico ha adoptadohoy cómo ayer, el escudo que le hiciera español, si bien la administración estadounidense ha adoptado en los cuarteles en los que aparece la bandera la referente a León y Castilla. Aun así, lo que el escudo no puede esconder es el espíritu con el que se otorgó y recibió que es el mismo que hoy hace que en Puerto Rico se siga habalndo y sintiendo en español.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

5 comentarios:

DORAMAS dijo...

Lectura de un post, que nos trae la realidad. Y todas estas cosas las perdimos por el "trabajo" de unos politicos de aquella época, igual que los actuales están destruyendo lo que nos queda.

Norma dijo...

Me encanta la heráldica. Desearía investigar la historia del escudo de mi familia, en caso que lo hubiere.
Gracias por publicar.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, así es, lo que tardó siglos en construirse, se desmoronó cómo un castillos de naipes en unos pocos años. Las cisrcusntancias mandaban y se entregaron territorios que eran tan españoles cómo Murcia. De ahí que ahora, sean muchos los de aquellos territorios que reclamen sus derechos cómo españoles.

C.S.Peinado dijo...

Norma, seguramente lo habrá, a mi me gusta mucho también la heráldica y aún sigo pensando en estudiar para heraldista, algo que no he podido hasta ahora pero que considero que sería genial.

Cuban Autonomy dijo...

Cconsidero que ya sabes bastante de heráldica pra ser sólo un pasatiempo. nsotros tuvimos un montón de banderas y de escudos y al final nos quedamos con los que imaginó Narciso López, lo cual me parece una ironía del destino...

Darle Caña a ésto: