sábado, 6 de octubre de 2012

Las pejigueras nazimbeciles.

Foto de Internet. España renacerá en Cataluña.
El día once de septiembre del corriente, día de la fiesta autonómica y resalto ésto, autonómica, catalana, se dió en Cataluña un hecho no por explosivo menos importante y fue la eclosión, en manos de ANC, de una manifestación independentista de proporciones bíblicas. Dicha manifestación fue el resultado de treinta años de adoctrinamiento en una Historia falseada de principio a fin y de un adoctrinamiento efectivo al mismo nivel del ejercido por la Alemania nazi donde, el primer culpable es el Gobierno de España, totalmente acomplejado ante un nazimbécilismo con pretensiones pero sin valor y en segundo lugar de todos aquellos que han hecho de su capa un sayo con el miedo a la ruptura. Miedo que ha propiciado, supongo por el temor a una inexistente guerra civil, que los de Barcelona aprieten y los de Madrid suelten. Y digo bien, inexistente guerra civil porque, ante el gran conglomerado nazimbécil, sobra una compañía del Grupo de Acción Rural de la guardía civil para ver saltar la Junquera al grueso de esos traidores.


Traidor nazimbécil, sinónimo total.

Y es que en España, pese a que sea usada cómo papel higiénico, un poco rasposillo y con imprimación del escudo de los Reyes Católicos en su primera página, tenemos un texto llamado Carta Magna. Una constitución hecha y firmada por representantes de todas las corrientes ideológicas, incluidas aquellas que certifican ahora que están fuera de la misma en un ejercicio de cinismo tan enorme cómo la total falta de libertad existente en Cataluña y Vasconia con una persecución equivalente a la de la Noche de los Cristales Rotos para todo lo que huela a españolismo. Consecuencia directa, reitero, de la falta de compromiso democrático con toda la nación de aquellos que han manchado con su presencia el gobierno de España. La Constitución, reitero, fue creada por todos y fue creada para todos. El hecho de que todos la tomen por el pito del sereno habiendo dejado a España en el periodo de más inseguridad jurídica de toda nuestra Historia no es algo que clame ya al cielo sino que implica una reacción contundenten contra la Soberanía Nacional. Dicho en otras palabras, el Congreso ya no representa al Pueblo y en ese caso el Pueblo, hace bien en pedir Cortes Constituyentes.

Porque la actual Carta Magna no sólo está desfasada, recoge unas ansías independentistas y separatistas por su incumplimiento tácito (recordemos el artículo ciento cincuenta y cinco y la falta de huevos para aplicarlo) que hace que no sea efectista. Una Constitución elaborada para acallar las ansías de los separatismos a la muerte de Franco que ha conseguido justo lo contrario sin que el Gobierno de la Nación haga nada por evitarlas. Todo un compedio de irracionalidades en una Democracia herida de muerte el día que Alfonso Guerra decidió que los tres poderes del Estado debían de estar sometidos al Consejo de Ministros y que el Pueblo, a instancias de Carrillo, no tenía aún la madurez para pensar por sí mismo, siendo en aquella época la hora de los políticos y degenerando en la casta politicástrica que hemos conocido hoy y que demanda un estado insostenible y elenfantástico con el único objetivo de alimentar sus bolsillos a costa de los demás. Esa deuda inmensa, emanada del despilfarro politicástrico es lo que retroalimenta los separatismos en una evidente huída hacía adelante.

Deporte y nazimbécilismo, la gran cagada.

Es un hecho plausible y comprobable que todas las regiones en manos de nazionalismos exacerbados están sufriendo un retroceso de las libertades, la inversión y la cultura sinceramente preocupante. El Gobierno Central, que sigue haciendo caso omiso a lo que el Pueblo lleva viendo cómo una amenaza para la unidad desde hace años, es el principal responsable de que el sistema educativo catalán y vasco, andaluz y gallego, financiado con el impuesto de todos los españoles sirva, claramente para impulsar una destrucción continua y callada de un país milenario que ha vivido en armonía con la diferenciación clara de todas sus partes. Ya no se trata de imponer un país centralista al corte francés, sino de instaurar un sistema educativo donde la prioridad sea mostrar la grandeza de la España unida al tiempo que se muestran todas las diferenciaciones en clave unionista y no separatista cómo claramente parecen desear todos esos enemigos de España que, anclados en las disensiones y tensiones de un Congreso que más parece una caja de grillos dan en atacar a la Unidad usando las herramientas establecidas justamente para lo contrario.

En ese sentido, es tal la fijación por el error del nazimbécilismo que en ejemplos cómo el partido de fútbol que tendrá lugar el día siete de octubre de dos mil doce y donde la rivalidad entre el Barça y el Real Madrid tendrá su máxima expresión, la ANC ha propuesto que se cubra la grada con la bandera autonómica de Cataluña y se distribuyan esteladas en clara alusión independentista. Es peligroso mezclar dos pareceres tan antagónicos cómo el deporte y la política, por cuanto son más los aficionados barcelonistas que hay fuera de Cataluña que dentro y por cuanto difundir cómo opción lo que representa la estelada, un movimiento independentista de izquierda radical, más próximo a Eta o el Castrismo es una brecha que enfrenta claramente con CiU, independentistas de derechas, creando un frente único de lucha contra España que se autoenfrentará en un momento dado por llevar adelante un proceso separatista que podría llegar claramente a una solución armada interna llevando a la recién escindida Cataluña a una Guerra Civil.

Nazimbéciles cómo destructores de todo lo establecido.

Caminamos pues por la fila de la navaja en que debemos resurgir cómo Nación. Cómo gran país enriquecido por todas las acepciones, culturas, lenguas, culturas y tradiciones que la pueblan bajo una única bandera. Sómos el único país del mundo donde una banda terrorista ha conseguido sus objetivos para acto seguido atacar todo lo nacional arruinando, de paso, todo lo que toca. Sómos el único país donde el separatismo marca las pautas del vivir diario y el único país donde hemos logrado avergonzarnos de nuestra Identidad, nuestra Historia y escupir sobre la tumba de todos los que murieron por hacer de éste, un país decente. Un país que ya no encuentra defensa ni tan siquiera en su primer interesado, la monarquía y que va bregando entre las más pintorescas formas de gobierno sin que ninguna tenga un buen fin. Ni autonomismo, ni centralismo ni federalismo. Parece ser que estamos continuamente avergonzados y perdidos y que todavía no ha llegado el líder que nos reconduzca hacía la grandeza. Habrá pues, que seguir esperando.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

12 comentarios:

Candela dijo...

Spain is diferent...!!

Bueno CS, no deberíamos hablar en plural, que se avergüencen otros. Lo de los políticos puedo comprenderlo pero lo de la gente no, no entiendo cómo es posible que se hayan dejado abducir por unos descerebrados. En otros países también se intenta adoctrinar pero en ninguno el éxito ha sido tan grande como en España.

Hay quien dice que son los forrenta años, en fin..otra estupidez.

Javier Tellagorri dijo...

Lo explicas muy detalladamente pero se te olvida el citar el gran elemento causante de todo esto :
La dejación libre a peneuveros y a los de Pujol en el adoctrinamiento más talibán posible contra España.

Esa dejación de los gobiernos cntrales ha creado sociedades absolutamnte convencidas de que lo español es una desgracia a rechazar.

Y para colmo en Vasconia ha ido acompañada de unas pistolas que disparaban en la nuca a los que se negaban a dejarse adoctrinar. Con lo que se han formado sociedades ENFERMAS tanto en Ctaluña como en Vasconia.

Lobo Solitario dijo...


A mi entender toda la culpa de esto es de un PSOE que olvido hace mucho la E de sus siglas y pretendio adoptar las ideologías nacionalistas e incorporarlas a su ideario (ZETAP)
Creo que la clave está en que no tenemos alguien con dos cojones para aplicar los mecanismos que la constitución brinda para estos casos.
Necesitamos para empezar un jefe de Estado que ejerza de tal y lidere a los que (creo mayoritamos) anteponemos cualquier ideología a un principio: Somos una sola nación; sin recovecos ni peros....

El último de Filipinas dijo...

Aunque parezca mentira, lo ha clavado Alfonso Guerra: Hace falta un partido que cuente en Cataluña la verdad de todo esto.
Claro, que tampoco a él se daba muy bien que digamos el decir verdades.

C.S.Peinado dijo...

Candela, en mi opinión el adoctrinamiento se da con más facilidad en personas que quieren ser adoctrinadas porque en el fondo no tienen otra cosa mejor con la que llenar su vida. Lejos de querer pensar por sí mismas y valorar las cosas en lo que son y en lo que valen, se dedican a lloriquear hasta el punto de lograr sentirse parte de un todo a cambio de permitir que el todo les diga cómo vivir. Patético.

C.S.Peinado dijo...

Javier, eso evidencia que en el 78 se persiguió un estado político en el que se cubriera, sobre todo, las necesidades de la Casta que estaría por venir sin dar oportunidad a la población a participar del festín más que para abonar el coste del mismo.

La democracia en ese sentido ha sido una falacia, cambiando a un dictador por varios miles que, sin formación ni espiritu de servicio han convertido el país en una federacion de taifas en la que malvivir por un subsidio o una subvención.

C.S.Peinado dijo...

Lobo, España se ha convertido en lo que todos los que la vivieron a través de las centurias, temieron que se convirtiera, un despojo. Un despojo inmenso en el cual el país se autofagocitara a nivel económico, políticos y social entregándose a los vendepatrias más tenebrosos que la Historia ha conocido.

Es por ello que hoy en día una Mayoría Absoluta vale tanto cómo un voto, nada, pues la hoja de ruta ya está establecida y no hay más marcha atrás que la que los ciudadanos vamos a sufrir en las continuas acometidas de un Estado ciego y superado por los acontecimientos.

C.S.Peinado dijo...

El Último, hoy en día, en la actual situación económica, en el actual estatus social, no hay un sólo partido facultado para declararse garante de las libertades y de la verdad. Todos han esquilmado un país rico de por sí y nos han entregado al que hasta hace un siglo era un conjunto de enemigos declarados de todo lo español.

En el mundo en que vivimos se pueden tener aliados parciales y temporales, pero poco más, querer establecer alianzas permannentes con los que a las primeras de cambio te van a pegar la puñalada trapera, cómo así ha sucedido, es jugar a los chinos y claramente perder... De manera totalmente voluntaria.

DORAMAS dijo...

Pues si a estos solo les va el palo, A PALOS, y volverán al redil.

Leona catalana dijo...

Lo que hizo el cuentanubes resulta normal dada su naturaleza, pero que lo haga el de la hamaca debajo de la parra, esperando con la boca abierta a que las uvas le caigan en la boca... Alguien tendría que decirle que las uvas ya están podridas, que se levante de la hamaca y se ponga a trabajar.
Lo malo es que tantos años así, no sabe lo que es y va imitando al cuentanubes, haciéndolo cada vez peor.

En realidad, la política puede resultar bastante divertida, siempre que obviemos las desgracias que produce, claro, porque no me negarán que a todos se les va la fuerza por la boca con esto del separatismo, nada más que bla bla bla por una parte y otra, jugando como niños en el patio del colegio.

No habrá secesión y Mas lo sabe porque ser sinvergüenza no es lo mismo que tonto, pero tiene que intentarlo para conseguir votos el 25 de noviembre y poder estar cuatro años más en vez de los dos que le quedaban. ¿El motivo? Robar un poco más de las arcas catalanas, por supuesto. No hay otro, aparte de pasar a la posteridad como el "valiente que se atrevió". Miel sobre hojuelas para su bolsillo y su desmedido ego.

Con estos "juegos de guerra" están desviando la atención unos y otros de lo verdaderamente importante: la economía, tanto la regional catalana como la nacional.

C.S.Peinado dijo...

Doramás, sería cómo dar palos de ciego. Son cómo los burros que tan orgullosamente usan de símbolo, agachan la cabeza y hacen lo que les mandan sin pararse a pensar en que o cómo les afecta.

C.S.Peinado dijo...

Leona, lo peor es que en los próximos cuatro años va a tener que explicar a mucha gente porque no se independizan a pesar de que España les seguirá expoliando y la deuda se sobredimensiona sin césar.

Es una maldición bastante curiosa, el nazimbécilismo es hereditario e inmenso y sólo sirve para hacer más pobres y provincianos a los que lo sufren pero, aún así, veremos si son capaces de heredar algo de inteligencia que les muestre que ser españoles les supone mucha más ventaja que perjuicio.

Darle Caña a ésto: