jueves, 15 de diciembre de 2011

Una propuesta interesante.

Ha dicho Rosell, a la sazón gran jefe de la tribu empresarial (de las grandes y tochas empresas de éste país) que la Administración  está sobredimensionada. Yo, que me parto cada vez más con éste hombre, al cual le deberían dar el premio a la obviedad, he terminado por cuajarme cuando ha soltado, con todo su papo, que los funcionarios, esos entrañables seres que trabajan según les dá la luz del sol, deberían estar al mismo nivel que la empresa privada. Esto es, con la posibilidad de ser despedidos si no cumplen correctamente con su cometido funcionarial. Es un ser tan sumamente adorable éste Rosell que debería andar más preocupado porque sus adláteres hagan lo que tengan que hacer para crear empleo, reduciendo un poco el beneficio e invirtiendo un poco más en lugar de decir aquello que sería lo más lógico para éste país que cada día va cayendo un poco más hasta el día que, suavemente, se pose y hunda en el estercolero de la Historia. España merece tener lo mejor y éste hombre, Rosell, ha dicho lo que todos pensamos

Menos Enchufados.

España es un país que ha vivido el sueño de la Democracía durante demasiado tiempo. Un sueño evanescente y lisérgico en los que nos hemos creido que sómos el sur de Europa cuando se ha visto claramente que seguimos siendo el norte de África. Hemos pensado que sómos algo así cómo los estados unidos españoles y al final nos hemos comido un mojón. Nos hemos creido ese rollo de que sómos un estado moderno y supradescentralizado y hemos visto que si no estamos cogidos del cuello estámos más perdidos que un pulpo en un garage y haciéndonos la puñeta por sistema unos a otros. Para mí, cómo para muchos otros, de eso no tengo duda, el Estado Autonómico ha sido un fracaso estrepitoso. Un sistema administrativo que sólo ha servido para colar enchufados en toda una panoplia de agencias, consejerias, empresas públicas y fundaciones que financiamos entre todos los que verdaderamente curramos para que los que mandan puedan colocar a todos los que no  lo han hecho ni piensan hacerlo en su vida.

Hervideros administrativos que se encajaron entre la administración local y la estatal con el objetivo de acercar los servicios de una administración intermedia a una sociedad que no la demandaba para tener más puestos donde meter al cuñado, el primo, el hermano y su noviete bujarrón. Hemos creado de la nada un sistema parecido a diecisiete agujeros negros que no sólo no nos garantizan los servicios que nos deben de suministrar, sino que ademas se han convertido en idiocracias en las que la caspa inferior mantenemos a los politicastros, sus familias, enchufados y todo en un fangal de parados y "Estador del Malestar" que se fractura por segundos. No tenemos mucho más que cuando Cara Garbanzo fue sepultado en Fascilandia de Cuelgamuros. España está más rota, más al borde del abismo y más cuajada de parásitos enganchados al erario público que nunca mientras nuestros entrañables politicastros se tiranlos trastos en el parlamento y Rosell se dedica a subrayar obviedades sobre las que no tiene más potestad.

Funcionarios más eficientes.

Obviamente, cuando surgen éstas polémicas no nos referimos, ni yo, ni nadie que así opine,ni tan siquiera elseñor Rosell, de esos excelentes profesionales que integran ramos cómo la Sanidad, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o la judicatura que, a pesar de andar saturadísimos, ahí están,dando el callo. Si es más fácil referirse a otros funcionarios, esos que andan sentados tras una mesa, que te miran por encima del hombro cómo si les debieras la vida y que te marean cuanto pueden para arreglar cualquier miserable papel. De esos, con sistemas informáticos medianamente potables y un poco, no digo mucho, un poco de interés, sobran las tres cuartas partes. Lo que hace falta es modernizar nuestras decimonónicas estructuras, gastar un poco más en sistemas de gestión masiva, retornar competencias al Estado y terminar de una vez con ésta bobochorrez que es un pais con cuarenta y siete millones de habitantes, diecisiete millones de trabajadores de los cuales tres son funcionarios.

Así, llegamos al quid de la cuestión del señor Rosell. Cómo la Administración es, en gran parte, improductiva, ésto es, no genera riqueza sino que la gestiona, se supone, los funcionarios y personal laboral que no hacen que éste país avance sino que gestionan ese avance, son corresponsables, en gran medida, del atasco al que ahora se ve sometido. Por ello hay que dar una vuelta de tuerca y hablar en plan solidario. Si las empresas y sus trabajadores van a pagar el pato de la barra libre al que hemos estado adheridos desde que Milans del Bosch saliera cabizbajo de la Capitanía General de Valencia, el Estado, los funcionarios y la sarna politicástrica que lo gestiona no debe de ser menos. Nada debe de ser eterno y es obvio que, si ves peligrar tu puesto de trabajo por tu indolencia, pondrástodotu empeño en evitar salir por la puerta del despido dejando tu puesto a otra persona más capacitada mental y laboralmente que tu. Rosell ha dado en el clavo, pero creo que sigue pecando de falto de visión si no mira en su casa antes que en la de los demás.

Más eficiencia... En todo.

Vienen tiempos difíciles y creo que el PP no va ahacer gran cosa, sobretodo viendo lo manso que se estámostrando con la basura nazionalista que sentará sus reales en el Congreso cómo último acto de una tragedia escrita e interpretada a la perfección desde el Proceso de Burgos. Es el pueblo el que debe pues intentar salvar los muebles y a tal fin debemos saber que en tal grupo andamos empresarios y trabajadores y por supuesto, no están invitados los chupones tradicionales de la UGT y CCOO. Ahora viene el tiempo de apretar el culo, de forzar una reestructuración del Estado, del empleo público y sobre todo de esas lealtades institucionales que sólo crean crispación sin aportar más que la ampliación de grietas a nivel social, económico y laboral. Rosell ha puesto el dedo en la llaga. No todo es subir impuestos, hay que modernizar la administración, dinamizarla, mejorarla y por supuesto adelgazarla en la medida de lo posible con menos funcionarios, más preparados y consecuentes con el puesto que ocupan, cómo servidores del país.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

34 comentarios:

Reinhard dijo...

Mucho pide usted, C S; vuelva usted mañana.

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

En 1975,al morir Franco, con un país con 40 millones de españoles, existían 700.000 funcionarios.
Hoy, con 46 millones de habitantes, hay más de 4.500.000 de funcionarios.

Sobran las palabras.

Agustin dijo...

De siempre el funcionario fue y sera. el clasico chivo expiatorio de cualquier gobierno de turno.Por supuesto no todos son parasitos. como quiere dar a entender el tal Rosell.un saludo.

Lobo Solitario dijo...

Siento contradecirte Natalia, no eramos 40, solo éramos 30....¡Mas disparatado aún!

Vicente Rubio dijo...

Querido amigo, esta Pais antes llamado España, se nos ha ido de las manos, no se si tendrá solución, pero este partido que esta "partido en dos o tres trozos" me refiero al Psoe, nos ha llevado a la ruina y a permitido que cada comunidad vaya por sus propios medios y que los criminales estén en las instituciones.
De este personaje catalán que representa a los empresarios, es un nacionalista redomado, por lo tanto no me fío de él nada.
Del CIU en general menos de nada, de PNV, siempre ha sido el partido de la mentira y de los cobardes, así podría estar hablando horas y horas.
Se dado mucha "gambeta" que dicen los pescadores y esto no hay quien lo pare.
Un cordial saludo y que Dios nos pille confesados.

Candela dijo...

Rosell ha sido un poco cantamañanas. Existen funcionarios que han accedido a su puesto tras duras pruebas de mérito y capacidad. La Ley de la función pública ya prevé la separación del servicio y los castigos por faltas, otra cosa es que no se aplique como se debe lo que repercute favorablemente en los vagos en detrimento del que curra.

Otra cosa son los tropocientos mil enchufados de turno, a muchos de los cuales les han hecho el puesto a medida.

Cuando a la empresa privada se acceda por mérito y capacidad hablamos...mientras tanto que Rosell cierre el pico porque sus manifestaciones son oportunistas y discutibles. Todavía me acuerdo de la foto que se hizo con ZP, Toxo y Méndez en plan tres mosqueteros.

APU dijo...

Hola C.S. Peinado.
Gracias por visitar y comentar mi blog.
Un saludo.

Maribeluca dijo...

Que hay demasiados funcionarios está claro, pero depende en qué sectores, las FAS son cuatro gatos y no andamos sobrados de médicos o servidores del orden, otra cosa son las administraciones y las puñeteras taifas, donde además abundan los "digitales" y los cholletes...pero vamos, que yo no sé si tan maravilloso y facilón resulta porque no todos los que pían tanto se curran una oposición para vivir tan ricamente sin pegar ni chapa, según ellos.

Y yo a este tío también le quitaría la subvención al igual que a sus colegas de enfrente, también sería un estupendo ahorro.

Saludos.

Urdanautorum dijo...

Esta gente siempre habla con la boca torcida.
Por qué no distingue a los funcionarios que se han ganado la plaza en una oposición, de los que se la han regalado. Empezando por la Generalitat catalana en la época del Pujol, porque, anda que no metieron amiguetes, y los que siguieron, no veas; por qué no dice claramente que esta misma semana ha colocado a alguno el presi en funciones; por qué no se mete con el enorme número de liberados sindicales; por qué ha de recibir la patronal subvenciones del estado; por qué no habla del coste tan elevado que supone para España las autonomías.
Recuerdo años ha que Tamames (en aquella época muy de izquierdas), ya calculó que el estado de las autonomías supondría un incremento del gasto de la administración del 20%.
No hay que ser erudito en macro-economía para darse cuenta que es imposible mantener a toda esta gente y el dispendio que ello supone.
¡Ya está bien de mantener a tanto vago y chorizo!

E..P.. dijo...

Hola C.S.Peinado.
Bueno amigo tu lo has dicho todo y además totalmente de acuerdo con tu entrada.
La cuestión es ¿Alguna vez se hará algo serio y con responsabilidad en este país? Porque hasta la fecha solo
chapuzas tras chapuzas y mientras nosotros pagamos siempre los platos rotos, ya esto empalaga.
Además considerando el comentario de Maribeluca que es razonable lo que dice.
Saludos amigo.

Herep dijo...

El problema es que la idea socialista de progreso se basa en secar la ubre de la vaca como si ésta no fuera a acabarse nunca.
A calado la idea de que la Administración ·"nunca quiebra"... "es para toda la vida"... y, claro, todos quieren trabajar en ella.
Los políticos, saqueadores la gran mayoría, mercadean con esos puestos de trabajo. Unos para los amigos, otros para la familia... y otros más para los fieles feligreses... y viva la fiesta. ¡Otra de gambas!

Para mí, todo aquel funcionario que no tenga unas oposiciones aprobadas, sobra.

A partir de esa "purga", se puede empezar a hablar.

Un saludo, CS. Que tengas buen fin de semana.

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Creo que con tu artículo y comentarios de los compañeros blogers está todo dicho.
Yo añadiría mi tristeza por esos funcionarios valerosos que se ven impregnados por la basura que los enchufados aportan a las instituciones. Personas, que ha sacrificado parte de su vida en una preparación ejemplar, para dar lo mejor de si mismos y que en estos momentos andan metidos en el mismo saco que esos rascaculos que no valen absolutamente para nada.
Un abrazo C.S.y a pasar una feliz semana.

Viriato dijo...

Que quiten a 100.000 seres improductivos y metan otros tantos de policías, médico y demás gente útil.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Es que los políticos se han excedido en buscar sitios para sus amigos y dejarles colocados. Por eso hay tanto funcionario hoy día.
En cuanto al empresario Rosell sigue al pie de la letra un dicho de mi pueblo: "Consejos vendo, que para mi no tengo".

Un saludo cordial

mariam dijo...

Muy buen articulo CSPeinado, donde sirves la discusion, en forma de reflexion, de que hacer con tantos funcionarios. Yo no tengo respuesta para tan profundo planteamiento, pero creo, que todo en la vida debe de ser coherente y regulado.
Un saludo.

Rafa Hernández dijo...

Hombre yo creo que hay de todo como en todas partes: funcionarios buenos, funcionarios malos, funcionarios que ni fu ni fa, y mucho enchufado, pero que esto no es novedad y siempre se ha dado. Para mí desde luego que con tantas administraciones sobran la mitad. Saludos C S Peinado.

Victor Lamela - corunaonline.es dijo...

acabamos de votar tu blog, participamos en la categoría "mi ciudad" puedes darnos un voto? http://lablogoteca.20minutos.es/coruna-online-25446/

C S Peinado dijo...

Pues lamentándolo mucho Reinhard, la limpia hay que hacerla, más tarde o más temprano pero la era tiene que quedarse limpia. Sino, al tiempo.

C S Peinado dijo...

Natalia, puesto que el deporte nacional no es el fútbol que ni tan siquiera es oriundo de aquí, sino el trapicheo, bien desarrollado desde la picaresca del Siglo de Oro, el funcionario, ser típicamente ornamental cuyo mayor esfuerzo es existir no iba a ser menos.

No es de recibo que hoy en día sea más complicado, en algunos aspectos y con la tecnología de la que disponen, resolver según que entuertos que en el año ochenta. Sobra de todo y sobra ya.

C S Peinado dijo...

Agustin, no sólo es Rosell quien piensa y afirma eso de los funcionarios. Enc ualquier parte del país, para cualquier ciudadano que no esté vinculado a la Administración, funcionario es sinónimo de parásito y todos, sin excpeción, hemos sufrido el hecho de no ser atendidos correctamente por alguno de éstos espécimenes que tardan dos horas en desayunar y una más en fumarse un cigarro en la puerta del centro de trabajo.

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

C S Peinado dijo...

Lo estúpido Lobo, adquiere condición de normal en España. Es que sómos así.

C S Peinado dijo...

Vicente, lo único bueno de ésta situación, es que hemos tocado suelo. No sólo eso, el batacazo ha sido tan enorme, tan brutal, que el suelo nso ha recordado que podemos seguir cavando para seguir cayendo más abajo aún, pero eso requiriría más esfuerzo aún que emepezar a trabajar para volver al estatus quo anterior a que el nefando, para los suyos en particular y para todos los demás en general zETAparo llegara, vía ciento novente y tres muertos, a la Moncloa.

Lo de los funcionarios no es sino un rebuzno más de un jefe de Empresarios que los va a poner a caldo en un país que necesita tantísimas reestructuraciones que saldría más rentable comenzar por disolver el Estado y refundarlo desde cero.

Ya veremos dentro de cien días si el PP ha dado claves de avance o por el contrario tenemos que ir desenterrando el hacha de guerra.

C S Peinado dijo...

Lejos de sus palabras, Candela, hay que reconocer que el funcionariado en España es excesivo, que las CCAA son prescindibles y que sería mejor tener gestores en plan tecnócratas que politicastros que no nos representan y sólo jeugan a ver de que modo se rién más y mejor de nosotros mientras absorben cantidades ingentes de recursos en forma de prerrogativas inaceptables y más propias del medievo.

Si la función pública requiere personal profesional y muy cualificado no me opongo, pero que sobra mucha murralla lo sabemos todos y todas y es eso lo que hay que cambiar y en lo que Rosell, hasta cierto punto, tiene razón.

C S Peinado dijo...

De nada Apu, nos seguiremos leyendo en la medida de lo posible que no es poco y espero seguir teniéndote por aquí.

C S Peinado dijo...

Maribeluca, somos el país donde los que más tienen porque callar son los primeros que hablan. El país de mirar antes la pajita del ojo ajeno que la viga en el ojo propio y el primer país civilizado del mundo donde el "Quitate tu pa ponerme yo" está a la orden del día.

Durante los periodos de bonanza económica no se mira que sobre o falten funcionarios y, si bien es cierto que en la AGE hay muchísima morralla, es tiempo de mirarnos el ombligo y empezar a pensar que, cómo no rememos todos en la misma dirección no llegaremos ni a buen ni a mal puerto.

C S Peinado dijo...

Uedanautorum, todo eso es facil de esconder cuando hay mucho dinero y se puede malversar a cascoporro. Pero ahora, Ay amigo, no hay un jandón, las arcas cada vez están más vacías y lo que no se puede regular por ley, que es el sueldo en las empresas privadas, hay que regularizarlo en la administración pública. Ahora bien, los recortes son sobre funcionarios, que no eprsonal laboral ni amiguetes, con lo que tenemos una doble diatriba, se producirá una fractura dentro de la misma estructura del Estado en el que perderá, obviamente, el funcionario de carrera, ya que al amiguete no le van a bajar el sueldo.

Lo dicho, sobran representantes y faltan gestores. Un gobierno de técnocratas sin tantas Cortes, autonomías ni autonosuyas.

C S Peinado dijo...

E..P.. en el argot de los jugadores de naipes la baraja se rompe cuando la hostia está a la vuelta de la esquina. Dicho de otro modo, la sostenibilidad del estado depende hoy más que nunca de adelgazarlo y hacerlo productivo de manera que, a euro recaudado, suponga un euro de efectividad total.

Eso es muy dificil de lograr, por cuanto sómos un pueblo más acostumbrado al derroche que al ahorro y nuestras inversiones, más que en infraestructuras vienen dadas a obtener el placer inmediato, fútil y pasajero. Mientras no cambie nuestra mentalidad, no habrá gobierno ni medida económica que valga.

Es tan sencillo cómo ésto.

C S Peinado dijo...

Tu lo has dicho Herep, lo malo es que la purga va a llevarse por delante treinta años de abusos de la Administración si queremos que ésto sea mínimamente subsanable. Es cómo intentar meter un elefante en una caja de zapatos, se ha metido tanta morralla en el Estado, CCAA y administracion local y diputaciones que, al final, lo que tenemos es, en lugar de una administración al servicio del país es un país al servicio de la administración, con muchos aspirantes al perreo perpetuo y pocos dispuestos a doblarla para abastecer de riqueza al país.

Mientras la mentalidad no cambie, estaremos más perdidos que un pulpo en un garage.

C S Peinado dijo...

CasasReales yo mismo tengo muy buenos amigos que son funcionarios, que son Policías y guardías civiles y que han visto cómo su prestigio, cómo sus retribuciones y cómo todo lo que han dejado atrás por ocupar el puesto que ostentan se ha venido abajo lo mismo que su sueldo. Tengo muy buenos amigos que no sólo no se lamentan sino que siguen haciendo su trabajo lo mejor que saben y les dejan con la certeza de que aún no han terminado de bajarles el sueldo o convertirles en cabeza de turco de una situación que no han provocado ni de la que nada tienen que ver.

C S Peinado dijo...

Sería la solución más productiva Viriato, pero eso supondrá quitar muchísimos enchufados y... ¿Quien le pone el cascabel al gato? No debemos olvidar que no tenemos políticos preocupados por España, sino politicastros preocupados por el "¿Qué hay de lo mio?" y así nos va, cómo el mariposón que ve un campo de nabos, de culo y cuesta abajo.

Que país.

C S Peinado dijo...

Jose Luís, es la idiosincracia del español medio, mirar por encima del hombro y dar opiniones que, presupone, nada tiene que ver con el. A mi me hace mucha gracia cuando, narrando algo malo, se hace referencia a "la gente", sin incluirse en ese grupo al contertulio que la cita por suponer que el está por encima de la mierda que anda vertiendo sobre los demás. Muy typical spanish.

C S Peinado dijo...

Mariam, se dice en mi tierra que, tanto jode lo mucho, cómo lo poco. En el caso de un Estado, en el tiempo en que estamos, con un pleno desarrollo tecnológico, tener tantos funcionarios, personal laboral y enchufados es simplemente aberrante para el conjunto de los españoles y de cinco millones de parados que ven cómo, lejos de valorar el esfuerzo, nuestros politicastros colocan enchufados a discrección, con sueldos de escándalo sin que sepan hacer, en muchísimos casos, la "o" con un canuto.

Un saludazo.

C S Peinado dijo...

Es como tu dices Rafa, hasta que no nos hemos visto imbuidos en una crisis bestial no hemos visto el derroche al que somete nuestro Estado al erario público. Hay que corregir muchísimas cosas para hacer una administración eficiente, pero lo primordial es comenzar a depurar personal incompetente lo mismo que en la empresa privada el que no rinde se va a la cola del paro. Sólo asi comenzaremos a cambier la concepción de "vividor" cómo culmen de la carrera profesional a la de persona trabajadora y productiva.

C S Peinado dijo...

Victor, votado quedas y mucha suerte.

Darle Caña a ésto: