viernes, 19 de agosto de 2011

Las confrontacion esta servida.

Escribo ésto tras sondear las primeras noticias "polémicas" que surgen tras el advenimiento del Papam a nuestro país. Básicamente, creo que el hecho de que el Papa venga a España nos la trae al pairo a la grandísima mayoría de los españoles. Es un jefe de Estado más que ejerce su soberanía sobre unos súbditos que básicamente no son pobladores de su país. Unos subditos a nivel espiritual que éstos días se acercan a Madrid para estar con su rey. Hasta ahí es lo más normal del mundo. ¿No iriamos cualquiera de nosotros a ver llegar a cualquiera de nuestros co-gobernantes si, por ejemplo, estuvieramos en la Luna? Además, los comerciantes de Madrid se sacan un pico trás las pérdidas provocada spor los indignados. Que seguramente, andarán también en ese engendro llamado Europa Laíca.

El caso es que es una cosa que nos sale más barata que unas olimpiadas, las subvenciones a los sindicatos (que no valen pa ná) o las múltiples partidas enviadas a los múltiples lugares del mundo bajo las más variopintas causas cocinadas en las cabazas de nuestros prohombres. A cambió, el caché que nos da que venga el Papa nos pone donde deberíamos estar, en la proa de la nave católica y servir de advertencia a los "amigos" del sur, de que seguimos siendo los del paño blanco y la Cruz de Borgoña. En cambio, frente a una oportunidad genial para recomponer nuestras bases (Dios y Patria) los amigos de la destrucción del país se echan a la calle con la bendición del Partido Sucio Opresor Español y se los lleva a pasear justo donde están los chavales de la JMJ comiéndose el bocata de chopped para cenar.

Creo que nuestro gobierno es un engendro mal parido en cuanto a lo que carácter  y tener las cosas claras se refiere. Permiten y alientan la visita del Papa porque es un negociazo del carajo y luego les azuzan al estercolero permitiendo que los laicos, antes indignados, antes perroflauta, siempre perromuertos, pasen por el mismo modo en que se encuentran los peregrinos. Cómo son tan ínteligentes debían de pensar que éstos se comportarían cómo los primeros cristianos, poniendo la otra mejilla. El problema es que se encontraron que actuaban como los cruzados, antes matar que dejarse matar y si era en nombre de Dios, mejor. Con ello hemos dado la lamentable visión al mundo, que semanas antes dieran los británicos, de tontopollas reventándo nuestro país por una cosa que es más propia de otra época de represión que de la época actual en la que se supone que la Libertad religiosa y de expresión es un derecho fundamental.

En un país serio gobernando por gente preparada y comprometida para su pueblo, se daría a cada cosa el valor que tiene. Al Papa el valor qué, como Jefe de Estado y director espiritual de la sexta parte de la población del planeta tiene, a los peregrinos cómo personas que vienen a gastar dinero en un país con un veinte por ciento de tasa de paro y problemas económicos verdaderamente serios, a los indignados (bergg) como representantes de corrientes anticlericales y antidemocráticos que en la puta vida vamos a superar y al resto de españoles cómo personas que, aunque en parte esten lobotomizados por las idioteces que nos sueltan las televisiones y los neocaciques a los que, cómo imbéciles, votamos, aún podemos ver que la política se degenera más en cercanía a lo del 34. Tanto que hasta el abuelo del presi felón debe de estar ya revolviéndose en su tumba.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

6 comentarios:

Herep dijo...

Este gobierno, con una mano salva la vida... y con la otra la condena.
Yo, antes de manifestarme contra algo que no me aporta nada, prefiero irme a la playa... posiblemente se deba a que la tengo al lado y en Madrid la cosa se complica... pero, ¿no hay nada mejor que hacer?
Lo peor de todo es que se llenan la boca con la palabra democracia, tolerancia, diálogo... y a la mínima, castaña que te pego.

Así, con esta gentuza, poco se puede arreglar... reconstruir... cuando tan sólo piensan en negativo.

Ridículo. Como el país.

Un saludo.

Bárbara dijo...

A mí no me molesta la visita porque desde el primer momento la vi como generadora de dinero para los comerciantes. Sin embargo se habla de que los gastos que han supuesto los preparativos son mayores que lo que los peregrinos invertirán en España, por no hablar de que (dicen...) en Madrid han subido los precios del billete de metro para que a los peregrinos les salga gratis. Al final, siempre paga el pueblo. ¿Qué sabes de eso? yo no soy de Madrid, así que no puedo verificar todo lo que oigo/leo...

Un saludo enorme; otro artículo magnífico.

C S Peinado dijo...

Estimado Herep:

La verdad es que tienes toda la suerte del mundo, bandido. Mira que restregar la playita y eso. Mmm con una cervecita en la mano y tranquílamente sin preocupaciones. Si es que se quitan las ganas de hablar estas chominadas. Jajajaja.

La verdad es que es cómo una tienda. Si te gusta el producto lo compras, sino no, pero nos e te ocurre nunca pegarle fuego al concesionario porque no fabriquen el coche que queremos en el color que le pedimos.

Pues eso.

C S Peinado dijo...

Estimada Bárbara:

El pueblo siempre va a pagar por lo que hacen sus gobernantes. La visita del Papa habrá costado un pastón, pero daría prestigio sino fuera por los cuatro descerebrados que se han dedicado a reventarla.

Yo no me considero religioso pero si conozco un poco todo el tema eclesial y lo que si que puedo decirte es que cualquier persona se encomienda a Dios en un momento difícil. Estamos contra la iglesia pero después abarrotamos las procesiones de Semana Santa. Odiamos a los curas pero nos casamos por la Iglesia, seguimos bautizando a nuestros hijos y les obligamos a hacer la Comunión.

En el pueblo donde vivo, uno de los más socialistas de la porvincia, todavía no he conocido absolutamente a nadie que hayan enterrado sin su correspondiente misa. No es un problema económico sino de concreción. No queremos que venga el Papa porque la iglesia impide abortar, usar condón o divorciarse...

Tampoco conozco a nadie que se le haya impedido hacer esas acciones. Cada cual debe hacer lo que, en conciencia, considere correcto, cómo le he dicho a Herep, si quieres el producto lo compras y sino lo dejas. En cuanto a los gastos o beneficios ya lo he dicho en el artículo, la falta de coherencia en determinadas acciones de nuestro gobierno estatal, regional y local es, francamente, total, y en consecuencia, sumamente preocupante.

Herep dijo...

C S Peinado,

Si no es por restregartelo, no... además, si no me equivoco, vives por donde para la Sierra de Cazorla (creo)... y nunca me cachondearía de un hermano andaluz (mi padre nació en la tierra de los olivares)... y sé de buenas tintas qué calor se estila por la zona.

Y, ¡ya me gustaría estar en el chiringuito!... pero no, aqui me tienes en la oficina, empujando las manecillas del reloj...

Un saludo, genio. Voy a leerte las otras entradas, que veo que hoy no puedes parar de darle a la tecla.

C S Peinado dijo...

Hoy es que estoy haciendo los deberes. Jajaja. Me he empollado el telediario y hecho reflexión rápida. En efecto vivo, entre la capital y Cazorla y cuando quedemos en Bcn a tomar una copa y conocernos ya te indicaré en que sitio exacto.

De momento agradecerte las visitas y rogarte que no te agobies mucho en el curro. Un saludo.

Darle Caña a ésto: