viernes, 19 de agosto de 2011

La deriva económica de España. Donde dije digo, digo Diego.

Hoy las noticias sobre el consejo de ministros han sido jugosas. La consecuencia última es que la marejada no se apacigua y España es un transatlántico, cómo dijera uno de nuestros próceres de infausto recuerdo en el aniversarío del hundimiento del Titanic, que se escora a un lado y a otro, amenazando con quebrarnos la cabeza si antes no nos hemos tirado por la borda merced al mareo que nos provocan tantos bandazos sin concreción.Menos mal que nuestra gran ministra de Sanidad, tras sus vaciones en el lazareto de Menorca, ha tomado las medidas oportunas y a rebajado el precio de las biodraminas, que, al no venderse con ese nombre, pero si contener el mismo principio activo, salen más baratas . Todo sea para que sobrellevemos nuestro mareo nacional, que no nos permite centrarnos en sabersi seguimos siendo un país, veinte, un protectorado de Alemania o el coño de la Bernarda.

Hoy Narizón Blanco y No me Entero Salgado han comparecido ante los medios para mostrarnos las grandes medidas que nuestros cojonudos gobernantes están tomando para reconducir la situación de la economía ¿Nacional?¿De una parte de España y la otra no? Bueno, de éste engendro en el que vivimos. Medidas valientes, meditadas, concienzudas que permitiran estabilizar la economía, reducir la prima de riesgo, impedir que el deficit se desboque y que el bizcocho suba aunque no le pongamos levadura. Medidas que dejan las de Berlusconi a la altura del betún. ¿Quitar duplicidades de administraciones? No por Dios, que tendríamos muchos más parados. ¿Eliminar funcionarios? No, porque serían más eficaces y tramitarian más rapido las prestaciones por desempleo de los demás. ¿Suprimir consistorios? No, que no podremos colocar a nuestros chupanabos ¿Reducir sueldos a los políticos? Si hombre, tu estás fumado, ¿Copago de sanidad? No, porque entonces nuestros simpáticos ancianetes no podrían perder la mañana en ir a los Centros de Salud a sacar miels de recetas que no necesitan para joder el sistema sanitario.

Misterio. Intriga. Dolor de Barriga. Los adalices del progresísmo. Los defensores del laicismo de nuestra Nación, los destructores del estado del bienestar postulan que la mejor medida para salir de la crisis provocada por nuestra ingente, enorme y deshauciante burbuja inmobiliaria es... es... Dios, esto es tan emocionante que me cuesta hasta decirlo. Es, señoras y señores, incentivar la compra de una vivienda bajando del ocho al cuatro los impuestos para comprarlo, aumentando pro contra, en breve los impuestos especiales y abriéndo una más que probable subida del IVA al veinte por ciento. Medidas valientes y efectivas que nos colocan en el mundo civilizado, más concretamente en la salida de su ojete.

Porque yo creo que ésto es ya reirse de la gente. Si no tienes para comer, ¿Te vas a meter e una casa aunque no tuvieras que pagar impuestos?¿No debería éste gobierno dejar pasao ya, no en noviembre, ahora, a alguien que sea capaz de gobernar?¿No deberíamos poder disfrutar de una puñetera vez desde que se mu´rió el abuelo Patxi de algo parecido a un país moderno? Vamos, entre las miles de medidas que se pueden tomar y que de hecho se están tomando en nuestro entorno, pretenden volver a dar alas a un sector totalmente acabado y sin visos de resucitación. ¿No sería mejor que el gobierno comenzara a crear empresas e industrias públicas?¿No seria mejor que el gobierno diera pasos valientes en las direcciones que se le han marcado desde Bruselas pensando en el país y no en las urnas? Desde el principio de la Crisis hemos perdido soberanía en manos de Alemanes y Franceses. Yo creo que llegados ya a éste punto es mejor seguir en esa dirección y salvar el culo, que seguir trabajando en la inmundicia a la que, día a día nos condena el ejecutivo con sus ocurrencias.

Gobernar un país no es jugar al ordenador. La partida no se puede reiniciar. Y no se puede pensar siempre en aquella partida ideal que nos hizo disfrutar tanto. Hay que seguir con lo que hay y no estar siempre mirando atrás, porque entonces lo único que logramos es lo que tenemos hoy, un pais fragmentado que no querriamos ni en el peor de nuestros sueños.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Herep dijo...

Pero, ¿tienen idea alguna estos personajes para arreglar la situación?
Mucho reírse del putero Berlusconi pero, a la hora de la verdad, se demuestra que tanto sexo le ha hinchado "los orgullosos", cosa que a nuestros saqueadores, ni con lupa les encuentras.
Va a ser este un Gobierno que, como decía Pepiño, será juzgado por la Historia.
Y podrán manipularla una y mil veces como están tan acostumbrados a hacerlo... pero la Historia es una y siempre hay gente que busca encontrar la Verdad en ella.
Y la verdad es que no hay una panda más cancerosa para el país en los últimos... ¿dos mil años?

Un saludo y buen fin de semana, C S Peinado.

C S Peinado dijo...

Lo que si es cierto es que un país precisa de fondos. Si es del primer mundo esos fondos deben, además, ser fiables, abundantes y continuos. El Estado no puede permitirse los vaivenes del Mercado porque se va debilitando a cada golpe y cómo todo en la naturaleza, si un bicho se ve atacado y no puede responder, todas las alimañas terminan embistiéndolo.

A Italia eso le ha hecho reaccionar, de manera brutal y desmesurada pero plantando cara a los especuladores y a su propio mercado, mientras que en España estamos a la buena Maria, a ver si se nos perdona la vida. Algo así cómo intentar que un Tigre no nos coma teniendo sólo un tenedor de plástico apra defendernos.

Es posible que ZP y sus secuaces no sean los culpables de la parte de crisis que nos toca, lo cual no es óbice para que se escuden una y otra vez en los anteriores gobiernos o en la globalización para no hacer nada. La Historia y las circunstancias los han puesto en este momento y por ello deben de tomar las medidas necesarias para contrarrestar lo que se nos viene encima.

La inutilidad del PSOE no sólo es manifiesta, es esclarecedora, uscando sólo elpopulismo y el voto, sin pretender nunca ser valiente y tomar medidas que, aunque perjudiquen al partido por impopulares modifiquen las estructuras económicas y sociales para crear un país más productivo y competitivo. No ya porque queramos ser así, sino porque si no lo hacemos así nos van a comer con papas.

Darle Caña a ésto: