jueves, 26 de mayo de 2011

Noticias. Nuevo Fallo del Supremo en favor de al enseñanza del Castellano en Cataluña.

Por mucho tiempo...
Comenzamos el día dando a conocer una interesante noticia publicada en el diario Abc Se va viendo cómo el pueblo, ante la impasividad de la casta política se moviliza y cómo esta movilización es para salir del Matrix que nos cita en tantos comentarios nuestro amigo Herep. Es un gesto pro el cual la sociedad catalana se está dando cuenta de cómo su sanidad, su política social y económica y tantos otros aspectos del otrora estado del bienestar se unen en detrimento de un idioma impuesto, sostenido a base de subvención que está destinado a lo que siempre fue, un dialecto del campo para gente sin estudios.

Y ya van cinco veces —y se auguran más— que el Tribunal Supremo (TS) reconoce el derecho de unos padres a que sus hijos puedan ser educados en Cataluña teniendo como lengua vehicular el castellano, y no sólo el catalán, según consagra la Ley de Política Lingüística catalana.

Según pudo saber ayer este diario, la sección cuarta de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TS ha dictado dos nuevas sentencias que, en base al fallo del Tribunal Constitucional (TC) del pasado julio sobre los recursos al Estatuto de Cataluña, reconocen al castellano como lengua vehicular en el territorio catalán. Y que se suman a otros tres fallos de la misma sala en mismo sentido que fueron dictados el pasado diciembre.

Así lo avanzó Francisco caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana (CCC), la entidad que asesora a los padres demandantes, que en estos dos casos de Barcelona y Badalona. En ambas sentencias, los magistrados fallan que «declaramos el derecho del recurrente a que el castellano se utilice también como lengua vehicular en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma de Cataluña». Y «en consecuencia», añade a renglón seguido, «para ello la Generalidad deberá adoptar cuantas medidas sean necesarias para adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación por la declaración de la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional..., que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza, junto al catalán (...)».

Tanto el anterior gobierno tripartito de la Generalitat cuando salió el fallo del Constitucional, como el actual de CiU al trascender los tres primeras sentencias del Supremo el pasado diciembre han hecho oídos sordos. Entienden, interpretan, que ni el TC ni el TS cuestionan el actual modelo de inmersión lingüística catalán que rige en Cataluña.

Por ello, tal y como avanzó Convivencia Cívica Catalana, más de 500 familias presentarán en breve una reclamación a la consejería de Enseñanza de la Generalitat para que sus hijos reciban las misma clases en castellano que en catalán. Además, las familias que en su día recurrieron al Supremo ya han pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la «ejecución forzosa» de las sentencias del TS. 

Asimismo, CCC ha pedido que se procese a la consejera de Educación, Irene Rigau, y al presidente de la Generalitat, Artur Mas, por prevaricación y desacato.


Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Herep dijo...

Buenas, compañero

Hasta ahora, tanto la Consellera de Cultura presente (como la pasada) como el Presidente de la Generalitat actual (igual que el anterior), se han pasado las sentencias del TS y del TC (esta última más para mantener la apariencia) por los colgajos...
Creo que, más que llevar a los tribunales la ley de Normalización Lingüística, lo que hay que denunciar es a la Consellera y al President por prevaricación y desobediencia...
... pero amigo, aqui las leyes, en según que cosas, no pintan nada...
.. eso sí, que no te pillen a tí fumando un cigarrillo ante la puerta de un colegio...

Saludos blogueros.

Ah! Buenísimo el libro de F. Caja "La raza catalana".

C S Peinado dijo...

Por contradicción tambien serían denunciables. De hecho creo que es difícil ser un dirigente en la Generalidad o en toda Cataluña. El mero hecho de ser el representante del Estado y la Corona en un territorio donde, a través de tu persona y partido se ataquen de manera constante esos mismos conceptos, es para terminar en un frenopático. De hecho creo que es de los pocos territorios del mundo en el que se lucha a brazo partido por una serie de cosas, identidad, independencia, idioma, no sólo contra el país del que se forma parte sino contra la parsimonia de la Comunidad Internacional. Comunidad que ve el pretendido por los nacionalistas, contencioso catalán, como una neura más de usureros más preocupados en llenar los bolsillos y los ojos de los votantes de ilusiones que de darles de comer y de trabajar. Una pena.

Darle Caña a ésto: