viernes, 8 de marzo de 2013

Cuba española o el retorno a un sueño iberoaméricano.

Cayéndose s trozos pero con elegancia.
Durante mucho tiempo seguí con atención el blog Cuba Española Lo encontré por pura  casualidad en aquel ya lejano año dos mil ocho. En uno de esos días de aburrimiento. De esos en los que te pones a ver que encuentras en el Guguel. Empiezas a poner palabras y al final una extraña combinación te lleva a una página fascinante. Se demuestra así que hay personas que no sólo piensan cómo tú, sino que, además, están donde Cristo perdió las sandalias. Eso te deja un poco más descolocado aún. El mundo se empequeñece a través de Internet. Lo que suena a mensaje imperialista, que dirian los tendentes a la izquierda y los nazimbéciles se transforma en un mensaje unánime. En un clamor al que poco a poco se unen más personas que, piensan o no piensan cómo tu, pero que entran al trapo y le dan entidad y validez.


Cuba Española.

Así te vas dando cuenta que el Imperio no queda tan lejos. No deseo con ésto que nadie me malinterprete. No quiero quedar por imperialista en el sentido militar de la palabra sino en el universalista. El imperio español como conjunto de territorios con una lengua común y en la que las corrientes culturales, económicas y políticas fluyen en el sentido de la grandeza como nación y cómo pueblo. Es cómo si el tiempo se hubiera detenido y poco a poco volviera atrás en busca de la restitución de una Historia Vergonzosa. Volviera para colocar cada punto sobre su "i" y restituir a España sus perdidas provincias de Ultramar. Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas fueron territorios autónomos. En esencia no fueron colonias y se perdieron por la ambición de un pueblo norteamericano que pugnaba por expandirse de la misma manera que ahora es China y Europa la que vuelven por sus fueros. Es el momento pues de tomar partido en una partida estratégica en la que cada pueblo puede decidir por si mismo si seguir adelante sólo o hacerlo de la mano de la madre que tanto lloró su pérdida.

Eso era Cuba Española, el blog de mi buen amigo José Ramón Morales, fallecido ya hace casi un año. Un grito a la reunificación de la Madre España con su hija pródiga. La bonita y maltratada isla de Cuba. El Caimán Verde. La patria caribeña del español.  El burdel de América. Maltratada, vilipendiada, vendida ante la impotencia de nuestro país que nunca dejó de quererla porque siempre la consideró suya, cómo un apéndice estirpado a traición. Un grito al que poco a poco se van uniendo partidarios y detractores y que, entre otras muchas cosas se discutían no sólo la posible reincorporación de Cuba a España cómo Comunidad Autónoma. Se discutían aspectos cómo las implicaciones económicas, sociales o políticas que ésta iniciativa conllevaría tanto en el ámbito doméstico o nacional como en el internacional. Se daban propuestas, se mostraban datos, se contrastaba la historia pero siempre en un marco unánime de entendimiento entre las dos orillas del Atlántico.

Amigos para siempre. 

Yo, que soy un enamorado de la Historia de Iberoamérica, tanto durante cómo después de ser española, considero que de momento es improbable esta unión. Son muchas las fuerzas centrífugas que obligan a seguir por sendas distantes y la principal de todas ellas es el propio pueblo cubano que ignoraba en su mayor parte esta iniciativa. Por otro lado los españoles tampoco andamos demasiado por la labor ya que es mas reconfortante ver el putiferio en Telecinco que pensar en las cosas verdaderamente importantes. Durante su vida, JRM hizo de éste Movimiento una fuerza centrípeta y con una actividad de mero conocimiento y acercamiento. En sí el movimiento cogió cierta fuerza. Se expandió tanto por España cómo por Estados Unidos cómo un reguero de Pólvora. Calando incluso entre los nacionales de la Isla que poco a poco y con el Régimen siempre vigilante,  saben lo que se masca fuera de su paradisíaca prisión. De hecho creo que no sólo se quedará en un germen sino que aún en la ausencia de Jose Ramón, la misma continuará.

En sí el mercado del Petróleo sustenta al todo poderoso Dólar que, con la crisis y su impotencia frente al Euro, se está mostrando como una mala moneda de referencia. paises productores cómo Iran, Venezuela e incluso alguno de los situados en la Península Arábiga empiezan a ver con complacencia vender el crudo en Euros. Esto, inevitablemente, conlleva un cambio en las políticas económicas que podrían favorecer la reincorporación, al hacer más atractiva Europa para invertir que los Estados Unidos. Algunos paises del ámbito geopolítico hispano podrían volver a plantearse la reincorporación a la Metrópoli, aportando materias primas a cambio de formar parte de un país más grande y moderno. Con una renta per Cápita del primer mundo cómo es el nuestro. Con mejores infraestructuras en las que sómos expertos y una voz más fuerte para hacerse oir en el Mundo.Se favorecería el movimiento de capitales de Europa a Latinoamérica y a la inversa.

Una bella utopía.

Se acentuarian los trasiegos portuarios al permitir la salida de mercancías desde La Habana hacía Algeciras. Se integraría un mejor y más eficiente tráfico aereo. Se incentivarian empresas de construcción, siderometalurgicas, turisticas y agrarias en la isla. Se aumentaria la plantilla de titulados universitarios en España que podrían ejercer en un infradotado mercado cómo el cubano. Se aumentaria el peso específico de España en Europa, al contar un aumento territorial y social. Se conjurarian los peligros nacionalistas en la península, al aumentar el orgullo de ser español  y se dejaría abierta la puerta a nuevas reincorporaciones cómo las de Puerto Rico y Filipinas, configurándose España cómo la Puerta de Europa, de América y con una fuerte influencia en Asia. Justo lo que siempre fue y nunca debería haber dejado de ser, si bien cómo todo en la vida, esto no deja de ser una Utopía que Jose Ramón nos regaló con la humildad y el amor que le eran carácteristico.

Estas son algunas de las consecuencias de la unión. Hay que pulirla. Ahí todos estamos de acuerdo. Pero son múltiples las ventajas y poco el apoyo. Así que cómo el movimiento se demuestra andando ahora es el momento de comenzar a caminar. De empezar a moverse en foros políticos, sociales y económicos. Muchos díran que hay que arreglar antes la casa propia que la de los demás y no sabemos de que manera influiran los acontecimientos en el futuro. Aún así, hoy cómo ayer,  ésto es un aliciente más que un contratiempo. Es una puerta que poco a poco se va abriendo a toda Hispanoamérica por la cual, sino conseguimos recuperar el territorio que antaño fuera el Imperio Español, por lo menos son pasos de gigante hacía una Mancomunidad de naciones Hispanas que unirian, vía España a latinoamérica y Europa por el Sur, recomponiendo el puzzle que intereses externos quebrantaron en mil ochocientos noventa y ocho.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

4 comentarios:

DORAMAS dijo...

Hombre eso de Cuba Comunidad Autónoma Española, es una buena salida para mejorar esa sociedad, que tiene un origen Español, que no hispano.

Un ejemplo es la nueva idea de un Sahara como Comunidad Española. Donde se acabaría todo el sufrimiento de los saharauis, igual que los cubanos.

Churre S Peinado dijo...

Tengo pensado escribir un post sobre el particular, espero que te guste y me lo publiques por la parte que os toca. Gracias por tu comentario.

Ferrán Núñez dijo...

muy bueno! esto es una reedición? lo comparto

Anónimo dijo...

La voluntaria reincorporación de Cuba a España como una comunidad autónoma tendría grandes ventajas para los cubanos en prosperidad económica, reafirmación cultural frente a la colonización cultural anglosajona, como vía sólida a la democracia.

En realidad toda integración entre países hispanos sería beneficiosa. El nexo común del idioma español y la proximidad de costumbres y cultura favorecería grandemente la prosperidad económica y cultural.

La Unión Europea lleva décadas luchando para obtener una integración que nunca tuvo y sigue siendo dificil de obtener por las barreras lingüísticas y culturales, abismales. El mundo hispano debería aprender de la UE, de las ventajas de la unión. Países que se han enfrentado siglos y hasta en guerras mundiales han reconocido el valor de la unidad para la prosperidad y para la paz.

Los hispanos lo tendríamos mucho más fácil, al no existir esas barreras lingúisticas y culturales.

Una mundo hispano más unido cambiaría el curso de la política mundial. La fragmentación resultante en pequeños países ha conducido a nuestro sometimiento al mundo anglosajón, tanto económica como culturalmente. No en vano, astutamente, esa fragmentación fue promovida por Inglaterra y Francia, y ha llevado a nuestros pueblos, todos hermanos, a la decadencia económica, cultural y hasta en algunos casos a la aniquilación física, genocidio, como fue el caso en Paraguay.

Como español, abriría mis brazos a cualquier paso para reunificar nuestras economías y políticas. El proceso podría ser más fácil y rápido, y de mejores resultados, que el de la UE.

En cuanto a Cuba, sorpresivamente, caso de reincorporarse, como comunidad autónoma a España sería la más influyente en la política española al ser la más poblada.

Desde el punto de vista económico supondría una explosión económica para Cuba pues los movimientos de capitales y personas hacia la isla serían inmediatos, desde toda Europa. Dado que la UE también negocia una zona de libre cambio con EEUU, Cuba también tendría libre acceso al mercado de EEUU sin ser fagocitada culturalmente por el mundo anglosajón.

Desde el punto de vista de la democracia, en Cuba quedaría garantizada la transición al incorporarse a una democracia asentada tanto en España como en Europa.

Cuba Comunidad Autónoma española es una excelente opción. A mi modo de ver sería una gran explosión de prosperidad para todos y alentaría una mayor unidad en hispanoamérica, en vez de seguir la vía de lamentables conflictos entre hermanos de lengua y cultura. Sea cual sea la opción escogida, ojalá sea una de unidad de pueblos hispanos.

Darle Caña a ésto: