miércoles, 28 de septiembre de 2011

Noticias. El Nacionalismo Catalan no sufre la crisis.

El mejor amigo del Euro en Cataluña.
Mientras los yayos catalanes sufren en su carne de residencia los recortes del gobierno de Arturito Mas y dame Mas. Mientras la sociedad catalana tiene que conformarse con la mierda de educación a la que los prebostes que ellos mismos han votado llevan a sus hijos a aprender castellano por lo privado. Mientras la sanidad se resiente en espera del Crash al que, inevitablemente está abocada la Comunidad, hay organismos, vinculados al nacionalismo, claro, que no sólo no sufren la crisis sino que ven agraciada su existencia y servilismo con las partidas que CiU niega al catalán de a pie. Lo podeís ver en ésta información extraida del diario ABC:

Mientras la Generalitat de Cataluña desarma a base de recortes el Estado del Bienestar, otros capítulos presupuestarios, muchos relacionados con políticas identitarias, permanecen inamovibles ejercicio tras ejercicio:

1. Política lingüística

En el pasado ejercicio, la Generalitat gastó 159 millones en fomentar el uso social de la lengua, sin contar en este apartado todo el capítulo de enseñanza, con el modelo de inmersión como guía. Así, se han destinado casi 20 millones a la subvención directa de diarios, televisiones y radios que utilizan el catalán, y en 2012 se destinarán 1,4 para doblaje, copia y promoción de películas en catalán.

2. Consejo de Garantías Estatutarias

El Estatuto fija la creación de una institución que asesore jurídicamente sobre el Estatuto y la Constitución. El cometido principal del Consejo de Garantías es la emisión de dictámenes previos, por ejemplo, a la interposición de una demanda ante el TC. Para su funcionamiento en 2011 se han consignado 3,6 millones, de los cuales 2,7 para personal.

3. Síndic de Greuges y otros organismos

La Generalitat se ha dotado de una estructura paralela de instituciones con correspondencia a nivel estatal. Se cuenta con Defensor del Pueblo propio («Síndic de Greuges») dotado con 7.9 millones. Del mismo modo, hay una Comisión Jurídica Asesora (3,4 millones), Sindicatura de Cuentas (12), Oficina Antifraude (5,3) o Consejo de Trabajo, Económico y Social (2,9).

4. Consejos Comarcales

La maraña administrativa tiene en los consejos comarcales —uno por cada una de las 41 comarcas— su ejemplo más sofisticado. La entidad, destinada a ayudar a los pequeños municipios, tiene una partida de 630 millones (500 para servicios y el resto para personal). Tienen 2.700 trabajadores; unos mil son consejeros. Son el perfecto refugio para centenares de cargos. Ahora, la pretensión de añadir otro nivel administrativo —siete veguerías con las que sustituir a las cuatro provincias— ha sido paralizada por el Parlament.

5. Medios públicos de comunicación

La Generalitat destina en el actual presupuesto 388 millones a TVC y otros 49 a Catalunya Ràdio, buques insignia de los medios públicos en Cataluña. Son señalados como principales agentes «en el mantenimiento del uso social del catalán, como efecto compensador del alud de oferta en castellano», tal y como se recoge en la memoria de los presupuestos. Dan empleo a 1.874 trabajadores en el caso de la televisión y 421 en el de la radio.

6. «Embajadas» y política exterior

El Gobierno catalán destina en 2011 una partida de 35 millones de euros a Acción Exterior, de los cuales 22 son para acciones de cooperación al desarrollo (principalmente a través de la concesión de subvenciones a ONG; esta partida ha pasado de 39 a 22 millones) y 13 (fueron 17,4 en 2010) para relaciones exteriores, cantidad en la que se incluye el mantenimiento de las seis delegaciones, o embajadas, y 35 oficinas comerciales en el exterior.

7. Selección catalana de dardos

La secretaria general de Deporte de la Generalitat tiene un presupuesto de 82 millones, y entre sus funciones está la de fomentar las selecciones deportivas catalanas, que recibieron en 2010 una subvención de 1,2 millones. El último logro, conseguir el reconocimiento de la selección catalana de dardos.

8. La «Diada» no se toca

Pese a la oleada de recortes generalizada, la Generalitat anunció que no pensaba modificar el formato del acto institucional de la «Diada» del 11 de septiembre, que se celebra frente a la puerta del Parlament, y que costó 300.000 euros el pasado año. Otras recepciones, como la de Sant Jordi, sí se han visto reducidas.

9. Informes de escándalo

Uno de los ejemplos más destacados de despilfarro de dinero público, asociado al amiguismo directamente, es el de los informes. Solo en 2007, cuando estalló el escándalo, se encargaron 1.583, por un importe de 31 millones. Se descubrieron algunas perlas, como el estudio de una agencia de detectives sobre el cultivo de la avellana o sobre el mejillón cebra.

10. Consejero del CAC, un destino dorado

Los órganos de supervisión audiovisual han sido tradicionalmente un destino dorado, aunque ahora se ha reducido su número. La CCMA (Corporación Catalana de Medios Audiovisuales), que controla los medios públicos, pasa de doce a cinco miembros, y el CAC (Consejo del Audiovisual de Cataluña), de diez a cinco. Los sueldos de los consejeros, por encima de los 100.000 euros.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Herep dijo...

Excelente resumen de lo que es Matrix, CS...
Cataluña... tierra donde uno no sabe dónde acaba la realidad y empieza la ciencia ficción.

Los pobres viejecitos ahora las pasarán canutas... hasta que no aprueben la eutanasia y puedan acabar con ellos y con tamaña vergüenza. Sino, al tiempo.

Un saludo.

C S Peinado dijo...

Lamentable de principio a fin querido Herep, aunque no dudo que la resistencia estais tomando cumplida cuenta y preparais los manifisestos necesarios para contrarrestar la propaganda oficial.

Por cierto, Mas empieza a quedarse solo al frente de un Govern que se está pasando de rosca conlos recortes, os veo en el descontrol absoluto en menos que canta un gallo.

Darle Caña a ésto: