domingo, 11 de marzo de 2012

11M. Muertos, Sindicalistos y una España tocada y hundida.

Lo peor que le puede pasar a un fallecido es que, después de muerto, encima lo utilicen de arma arrojadiza. Eso, que puede parecer una aberración, es una constante en España. El país de la pandereta es un ente territorial tan politizado y anómalo que, tirar con onda restos de seres queridos con él único objetivo de saltarle un ojo a tu adversario politicástrico es una constante que, para sorpresa de propios y extraños, no sólo no está mal vista, sino que, además, es algo normalizado en nuestra vida diaria. Tan normal cómo ver cómo nos sacan del bolsillo vía subida del irpf ingentes cantidades de dinero destinadas a mantener sindicalistos, privilegios en forma de pensiones a lospoliticastros que hundieron al país, ayuda eterior y toda una pléyade de sinsentidos que no ahondan en la salvaguarda del país y que te impulsan, sinceramente, a escaquear cuantos más ingresos puedas y moverlos en forma de dinero B. Ya puestos, para que lo disfruten ellos, me lo fundo yo que bien que me cuesta ganarlos.

La sarna sindicalista.

En el caso español, cuanto más barriobajero, demagogo y engañabobos (que hay muchos) seas, mejor te irá en la vida. Por ello la izquierda es tan valorada que puede hundir el país mil veces sin recibir ningún guantazo y la derecha simplemente no puede cumplir en paz ni los primeros cien días de gobierno, pues el sucialismo te manda las fuerzas de choque en forma de sindicalistos resabiados, en cuanto desea hacer aqullo para lo que ha sido elegido por una mayoría de electores; gobernar. Es por ello que hoy los sindicalistos, que ayer, por boca de Toxo recriminaban a algunos miembros del 15m meter follón en Ferrol por hacer ruido en una ofrenda a unos muertos por el franquismo, hoy hagan lo mismo, sin ningún pudor, franqueados por liberados y sectarios de izmierda en Atocha. No hay color, si lo hacen ellos está del carajo, si lo hacen los demás, que no representan a nadie (¿A quienes representan ellos?) está mal y hay que desterrarlo de una sociedad madura (?) democráticamente hablando siempre que su papeleta vaya destinada a sus jefes, los amigos del poder.

A mi, que ya me llaman facha descaradamente, por mi amor a España o el asco que siento por aquellos que se arrogan el derecho a representarme cuando ni yo ni muchos currantes cómo yo, hemos pedido hacerlo me produce verdadera repugnancia lo que en éste país se da por normal y se ve jaleadopor una masa inculta que, a pesar de treinta ypico años de democracia no ha avanzado en la cultura occidental ni un ápice. Por lo que a mi respecta, unos señores que sólo acuden a la empresa para las elecciones sindicales,temovilizan en una huelga en la que pierdes quinientos euros para al final lograr un acuerdo que sóloles beneficia a ellos, no merecen más respecto que el que merece una garrapata engordada por la sangre del contribuyente. Por ello no dejo de sentir asco por los dirigentes y pena por los que, sin ser liberados ni obtener beneficio alguno de los perceptores de más de mil millones de NUESTRO dinero, se dedican a remover la mierda para que siga oliendo en un claro intento de desestabilización nacional, por ir ésta en contra de sus propios intereses.

El garbancito negro.

Hace ocho años ya que el peor gobierno de la España reciente abordó el cometido de desintegrar España de la más irreversible y peor manera posible con vistas a establecer un estado de crispación perpetua pues ya se sabe que, a río revuelto, ganacia de pescadores sucialistas. Así, tras mandar al otro barrio a ciento noventa y pico personas en un atentado en el que se ve una siniestra mano, España conocería el advenimiento de un periodo tan infausto cómo no se veía desde que Godoy nos pusiera a los píes del francés y certificara el principio del fin del Imperio Español. Estabamos sentenciados y a la vista está que los perros de presa, hinchados de subvenciones (sólo mister Gañán les soltó cincuenta y cuatro millones antes de las andaluzas), no están dispuestos a perder un chollo que les teletransporta a un mundo donde trabajar no es necesario para vivir y no se vive, se supravive a costa, una vez más, del contribuyente. En éstos días de infaustorecuerdo, además, han encontrado un verdadero aliado que pone a las víctimas a la altura deun mojón en la no menos inefable Pilar Manjón.

Conocida ya por todos, la señora en cuestión,es una delas que ha ido haciendo caja alamparo de losmayores beneficiados por el 11M, los sindicalistos, auténticos saqueadores del estado de mano del gobierno del sucialismo, emanado directamente en el golpe de Estado de aquel 11 de Marzo de 2004. La buena señora, que "sufrió" que su hijo se viera volatilizado por losatentados, alega que el sindicalistismo es algo bueno, por lo que se nota que no ha sufrido la pérdida de empleo de varios millones de compatriotas y además, q no ve nada malo en que se manifiesten el día del aniversario de la Masacre de Atocha, con lo que deja por los suelos a las víctimas mientras incendia la prensa arremetiendo contra el Fiscal General y una más que probable reapertura de un caso cerrado en falso, con más incognitas que verdades y que, pudiendo arrojar más luz al caso a ella parece que le interesa todo lo contrario.Con ello vemos un tandem cuando menos preocupante, ya que enelacoso y derribo al gobierno, las víctimas, España y lamadre que nos parió vemos a lomismo de siempre, sucialistas ávidos de poder, sindicalistos ávidos de dinero y representantesvariadoque están a verlas venir.

Mal homenaje para mal atentado.

Éstas cosas son las que hacen que poco a pocoel efecto que debiera tener una fecha de tanta carga emotiva se vaya diluyendo entre manifestaciones de unos y de otros. España es el único país del mundo donde las víctimas son culpables, los asesinos inotentes y todos los demás gilipollas. Caminamos por una senda de autodestrucción en la que la credibilidad nacional se ve afectada por muchos que viven del cuento (a la vista está de los que chupan y dejan de chupar) que mangonean a muchos más que malviven de las subvenciones, paguicas o subsidios mientras la economía se va a la mierda y nos negamos a asumir que sí, que estamos en una economía globalizada, que el ladrillo se fue para nunca más volver y que habrá que trabajar, si o si, más por menos. Mientras, las visctimas del terrorismo, del que sea, seguiran siendo pisoteadas, sus asesinos serán interlocutores válidos por existir algún estúpido conflicto imaginario y los sindicalistos, en unión con los peores representantes de unas víctimas que no los pueden mandar a tomar por donde la espalda pierde su nombre seguiran chupando de un bote que, cada vez está más vacio y al que yo, al menos, quiero contribuir cada vez menos a rellenar. Es la España que nos ha tocado vivir.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

10 comentarios:

JackSparragoss dijo...

Estoy de acuerdo contigo, somos gilipollas!!!

Nuestros sindicatos dan vergúenza ajena, además de no haber hecho el trabajo para el que se les paga en tres décadas(por lo menos). Yo no me conformo con que se les quiten las subvenciones, en el caso de CCOO y UGT deberían ir a la cárcel mas de uno y de dos caraduras...

Del resto prefiero no comentar nada que hoy me he levantado con el hijodep... en la boca.

Un saludo

E..P.. dijo...

A mi lo que más me indigna es la indiferencia con que se contemplan las cosas, eso en general y luego los dirigentes la ignorancia y la soberbia.
Esta crisis es del sistema no es financiera como nos quieren hacer creer, ya no es este país es Europa es una ruina, la revolución de manifestaciones que tenemos es porque hay que decir basta....otra forma de hacer las cosas si es posible.
Que me llame revolucionario o rojo, perro-flauta por mi formas de pensar y de mis ideales solo lo haran esos que son los fachas esos de derechas defensores del neoliberalimo...aunque yo no soy de ningún partido político, ni sindicato, tengo mi propia política personal y todo lo que sea joder al prójimo jamás lo justificaré.
Los sindicalistos son necesarios para defender al trabajador, pero lo que hay ahora son los mismo buitres parasitarios como los de la CASTA... Podrían haber echo esto un dia 10,13, 20 y no un 11 sabiendo lo que hay, poca inteligencia y mucha mierda sembrada los trabajadores necesitamos otra formas de hacer las cosas...El Rajoy y los que le votaron no se pueden cagar en la cara de los demás por el simple echo de ser mayoría, esto parece un parque infantil por lado y por el otro una casa de putas(perdón por ser tan burro).
La reforma laboral se la metan donde les quepa al Rajoy y sus mosqueteros..
Saludos.

Lobo Solitario dijo...

Totalmente de acuerdo...
Pero sin embargo seguimos votando... ¡Y con nuestro voto no sólamente decidimos que gobierne este o aquel, sino que ademas "LEGITIMAMOS EL SISTEMA Y AQUELLOS ACTOS Y DECISIONES QUE EN EL EJERCICIO DE SU MANDATO U OPOSICION HAGAN"! Si ellos están ahí y presumen de representarnos es porque votamos... da igual a quien lo hagamos: Nuestro voto les legitima.
Conviene no olvidar nunca esto; especialmente a la hora de escribir en público....

Candela dijo...

Por lo que he podido leer en prensa la manifestación ha sido un fracaso, como lo será la huelga porque nasie se cree que en un país donde se acaba de votar por mayoría absoluta a un gobierno, esa misma mayoría salga a la calle cuando solo han pasado tres meses desde las elecciones.

Sindicalistas al truyo por haberse aprovechado de los parados y por seguir poniendo en riesgo la creación de empleo con huelgas políticas para defender sus prebendas. Espero que paguen la burla a las víctimas del 11M y que los dejen sin un puñetero euro de subvención.

España necesita sindicatos modernos y no estos carcamales que utilizanh un sindicalismo procedente del franquismo para hacer caja.

jano dijo...

Por desgracia, amigo Peinado, no sabremos toda la verdad acerca del 11-M: demasiados intereses políticos en el entorno de unas elecciones generales en las que el PSOE se la jugaba, y jugó en la calle y en las comisarías.
Con respecto a Pilar Manjón, nunca me emocionaron sus lágrimas de cocodrilo (soy experto en lágrimas y lloros porque me enfrento a éllos todos los días), y siempre me pareció una plañidera mediática que dirige sus sollozos hacia un fin concreto: el protagonismo y el autobombo. Las víctimas del terrorismo son víctimas de la misma injusticia, sea quién sea su verdugo.
Saludos.

CAPITAN TRUENO dijo...

Esto ha sido la crónica de un fracaso anunciado y de una felonía infame.
Cuanto antes acaben con estos miserables, mejor. Ni un euro ya trabajar.
Un abrazo.

Wittmann dijo...

Buenas C S Peinado.

Cuan ciertas son tus palabras amigo Peinado. Días como el de hoy, en el que el recuerdo de las víctimas habría de ser el único punto de referencia, se lo han llevado con su progresía por delante y han tomado un asunto tan serio por el pito del sereno. Montar un circo pancartero en la fecha del 11M me parece de lo más mezquino que se pueda hacer. Pero como son quienes son, nadie dice nada y poco menos que nos obligan a aplaudirles. Si se hiciesen oír haciendo su trabajo, mejor sería para todos.

Un saludo.

Agustin dijo...

La ignominia al servicio de la mafia sindical.un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Si CCOO y UGT han despreciado durante siete años a los cinco millones de parados, al drama cotidiano que se vive en millones de hogares españoles, a los que hacen cola en los comedores de Cáritas... ¿van a respetar la memoria de los muertos, a esos 192 asesinados que aún buscan justicia?.

Demuestran un absoluto desprecio por los muertos en una fecha que debe ser inolvidable para la memoria colectiva de este país.
Si son capaces de eso, de esa decrepitud moral, imaginemos de que no serán capaces...

Ocho años después de la masacre de Madrid, no hay ninguna duda de que el único propósito de quienes planificaron los atentados era derrocar al Gobierno y evitar la victoria del PP.

Ocho años después no sabemos a ciencia cierta qué explosivo se empleó, qué iniciadores y detonadores se usaron, cómo estaban confeccionadas esas mochilas- bombas. Los restos de los focos de explosión nunca se llegaron a enviar a la Policía Científica, como era preceptivo y obligatorio y por ello, las víctimas del 11-M se han querellado contra el responsable de ello: el jefe de los Tedax, Sánchez Manzano.


Ocho años después seguimos sin saber quienes colocaron las mochilas en los trenes. El único condenado por ello es Jamal Zougam, sobre el que hay sólidas dudas de que participara en la masacre y tiene todo el patibulario aspecto de ser una cabeza de turco más.

Ocho años después seguimos sin saber quién o quienes fueron los autores intelectuales de los atentados, ya que los tres acusados por la Fiscalía fueron absueltos tras quedar en evidencia que nada tenían que ver con el 11-M.


Ocho años después, nosotros, millones de españoles, seguimos QUERIENDO SABER LA VERDAD.
Ciento noventa y dos muertos, miles de heridos y mutilados, un país, una democracia, esperan Justicia.

Maribeluca dijo...

Como la otra vez les salió muy a cuenta y pillaron cacho y poltrona, vuelven por sus asquerosos fueros, aunque a ellos se les pasaron rapidito las ganas de seguir sabiendo...a mí no.

Quiero memoria, dignidad y justicia para las víctimas y para España.

Darle Caña a ésto: