martes, 13 de marzo de 2012

Cuando a la criatura veas berrear...

El producto de la Ley del Menor.
No hace mucho tiempo, apenas dos semanas, quizás algo más, la Guardia Civil tomó cartas en  un caso de maltrato en la localidad jiennense de Baeza. Un caso singular que a mi, personalemente me causó estupor y que viendo cómo ha ido degenerando, no hace sino hacerme gracia por no llorar. La decadencia del Estado, las autonomías y los entes locales es total y elpatetismo se extiende por todos lados, comenzando por la Ley del Menor. El caso en suestión quedó más o menos así: Una niñata de dieciseís años denuncióa sus padres, separados pero de acuerdo en esa decisión, por no dejarle salir para irse de juerga. La denuncia fue interpuesta cómo "retención ilegal", dicho así, la Benemérita detuvo por posible secuestro al progenitor imputando a la madre cómo colaboradora necesaria y puso a la cria bajo el amparo de la Junta de Andalucía, la cual la derivó a un centro de menores en regimen de libertad vigilada del cual la niña se escapó el domingo. El caso es que ahora el padre denunciará a la Junta por incompetencia y nos tocará pagar a todos.

La ley del menor, nor, nor...

Y es que en Españaqueremos protegerlo todo. Los lagartos, los animalitos islámicos, los inmigrantes que vienen únicamente a pillar ayudas y hacer daño, los menores que no son tontos y se saben intocables... Defendemos todo menos al español corriente y moliente cuyo único derecho es ser apedreado en tiempo y forma y se ve aplastado por todas las obligaciones habidas y por haber. Hay cien mil leyes en nuestro sistema jurídico y el noventa y nueve por ciento no sirve más que para ser más tontos, más lerdos y cómo en el caso con el que abría el artículo, más ridículos. La ley del menor sin ir más lejos es un sinsentido que se presuponía serviría para proteger al menor, dando al traste con la base de la intención y creando delincuentes en potencia que no dudan en ir a la comandancia más cercana a denunciar a su padre porque le ha dado un capón. No soy partidario de la violencia y seguramente me llamaran apologeta de la misma cuando diga que una torata dada a tiempo hace milagros y que todos los que caminamos rectos por la vida, en algún momento nos llevamos el ostión regenerador.

Hoy en día sin embargo, ponerle la mano encima a un infante es condenarte al ostracismode por vida. Muchas veces pienso cuanto tardaran las crías en denuncaiar a su padre por darles un beso acusándolo de tocamientos obscenos. Tampoco les puedes decir nada si están quemando un contenedor, maltratando un animal o llenando tu portal de porquería porque son menores. Son pequeños delincuentes con patente de corso a los que el Estado no protege, sobreprotege y da alas para que consigan todos sus fines más oscuros sin mover una pestaña, crando un peligroso precedente y una ralea que no podrá ser corregida ni rectificada una vez que cumplan la mayoría de edad, creyéndose intocables de por vida, sin capacidad para hacer otra cosa que no sea fastidiar y con una preparación, gracias a la porquería de sistema educativo público que hemos heredado de nuestro querido Bufón Mayor del Reino , francamente pésima, de la cual salen, en serie sin cesar, elementos cómo los tarados que provocaron la fútil y rápidamente olvidada "Primavera Valenciana".

Casta parasitaria.

En éstos casi ocho años que han mediado entre dos Onces de marzo carácterizado el primero por ser el punto del que partiría el peor atentado terrorista y el segundo por ser aquel en que los sindicalistos, perros de presa del sucialismo más radical y anclado en el guerracivilismo, el desgobierno de zETAparo se preocupó en modificar suficientemente y de manera irreversible el sistema educativo, de suerte que tuviera a los perros de presa siempre disponibles para defender, siempre por la vía del descontrol total, cualquier cosa que al agujero sucialista se le antojara. No dudo de la capacidad de desperdicio en que transforman todo lo que toca, pero si estoy muy sorprendido de cómo eso se va contagiandode manera irreversible e imparable a toda esa generación que se supone debe de relevar a la que hoy lleva la voz cantante y que por primera vez en la historia, está bastante peor preparada que la anterior. Algo que a los fumetas de hachis y deglutidores de ingentes cantidades de zumo de Malta y bebidas espirituosas se la va trayendo al pairo mientras la chusca rule y rule. Comamos hoy que mañana Díos dirá...

Lo triste es que no habrá mañana para toda una generación de deshechos que cómo nuestra entrañable joven, en busca y captura por reirse de sus padres, de la guardia civil, de la Junta y de todos los que se pongan en medio,siguen comportándose cómo los dueños de una verdad eterna e inalterable en la que ellos lo saben todo, de todo y de todos y sómos los demás los pringados que tan sólo buscamos carcomer su espacio, delimitar su libertad (que no tiene límites y si nos tienen que quemar el coche para reivindicarla, nos lo queman) y en definitiva decirles cómo tienen que vivir, cosa que a ellos no les dice ni ese pringado que se pone delante del pizarro todos los días para recibir ostías cómo panes mientras lo graban con el ipod para colgarlo en yutub. Algo así te da que pensar en que andarían pensando sus padres cuando los engendraron y en que andarían acordándose cuando el niñato en cuestión les sale cómo los de "Hermano Mayor", ese pintoresco programa donde salen entes muy muy ostiables que claro, al no haberse llevado la torta regeneradora en su día, ahora se la dan, y cómo, a sus progenitores.

Y lo que nos quede por ver...

Así que ya saben amigos, la juventud está descarriada y no hay quien la encarrile porque eso es de fachas y ser facha en España no sólo es antiguo sino que está muy mal visto. De hay que a Rajay, derechon acomplejado que no es capaz de decir que es de la mano con la que escribe, le esté dando bombo únicamente a la Economía, obviando que el país se cae a pedazos y que hay muchísimas más cosas interrelacionadas que los sucialistas dejaron cómo el coño de la Bernarda y que requiere de su atención cómo presidente. Entre ellas y con urgencia, pues España se aboca a la destrucción absoluta sino tiene una capa de jóvenes preparados mínimamente para desarrollar alguna actividad remunerada que les permita pagar impuestos, modificar la Ley del Menor y recordarles a los enanos, adolescentes, postadolescentes y vividores que sin esfuerzo no se consigue nada y que de seguir las directrices de esos profes suciatas que les impelen a tomar las calles nada, que ya las visitaran de continuo cuando vayan a la oficina del paro sino se ponen, desde ya, las pilas.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

12 comentarios:

jano dijo...

Te doy toda la razón, Peinado.
Desde el caso del adolescente díscolo que es receptor de una bofetada (o zapatillazo) por parte de su madre porque no lleva una vida ordenada en lo mínimo, hasta el nuevo caso de la adolescente de Baeza, todo es un caso esperpéntico sin pies ni cabeza; una consecuencia de una ley del menor "pensada" con el culo de los culeros y culeras que nos han llevado a donde estamos con sus experimentos económicos y sociales.
Algún ejemplo:

-Menor, padres testigos de Jehová:
Puede abortar sin consentimiento paterno pero, en caso de tener que recibir una transfusión de sangre urgente, necesitaría la autorización paterna para salvar su vida o el concurso del juez (a requerimiento de los facultativos) para llevar a cabo el tratamiento.

-Menor, conducta hostil hacia sus profesores porque no le interesa la formación pero se la impone la ley de enseñanza obligatoria. Se dedica a reventar las clases y a amenazar a sus profesores: no se le puede expulsar y debes asumir ese calvario porque le protege la ley.

-Menor. La madre, harta de tratar con él, pierde los nervios y le agrede físicamente sin ninguna lesión. El menor denuncia a la madre, le retiran la custodia y acaba en la cárcel. El menor pasa a disposición de los servicios sociales y se rompe el vínculo familiar.
-Menor de Baeza. El padre-separado pero responsable de su hija-la castiga a no salir el fin de semana al haberse encontrado una "china" de hachís. La menor denuncia a su padre por retención ilegal y el juez condena al padre a 72 horas de reclusión en el calabozo y la chica es recluída (supongo que contra su voluntad) en un centro de menores, del que se escapa y aún no sabemos dónde está: de reclusión en reclusión y tiro porque me toca; y ahora la responsabilidad es de La Junta de Andalucía.
Y así podríamos seguir hablando de muchos casos en los que el denominador común es el intento del Estado, descerebrado, por asumir las competencias que en cuestión de menores deben competer a los padres. Un auténtico cachondeo.
Saludos a todos.

CARLOSCC dijo...

Esto es una locura. Si desgraciadamente te sale un hijo "rana" y no le dejas salir de casa para que no la organice, te detienen por "Retención ilegal" y si le dices que se vaya de casa porque ya no puedes con el te detienen por abandono a un menor.
Eso si, si le da por romper papeleras, quemar contenedores etc. etc., siempre son responsables sus padres esté en casa o no.
Con la famosa ley del menor se ha dejado a los padres en un callejón sin salida.
Por otra parte, no es ni medio normal que un niño con 17 y 364 días cometa cualquier tipo de delito y no vaya a la cárcel. Esto ha fomentado que todas las bandas de delincuentes tengan algún menor que es el que se declara culpable.
Saludos.

Wittmann dijo...

Buenas Peinado.

Ya sabes que un sistema de educación (por llamarlo de algún modo) en el que el progresa adecuadamente o muy deficiente lo decide el alumno pudiendo chantajear, incluso por medio de la violencia, a quien ha de valorar sus conocimientos está llamado al fracaso. Esta realidad tan obvia no es percibida por nuestros políticos. Más aun, los salientes se creían que era lo adecuado (so pretexto de tenerles a gustoy ya de paso un ganado que cada cuatro años les regalase su voto). Lejos de cambiar este iter, lo expandimos al ámbito doméstico y, casi peor aun, al ámbito penal con una LPM que dice en terminología jurídica que "delinquir es gratis si eres menor". Y los menores lo tienen claro. No sé qué nos espera a la vista de las generaciones futuras pero lo que sí sé es que me viene a la mente un refrán totalmente al uso en estos menesteres: "Cria cuervos...". Pero nadie se da por enterado.

Un saludo.

OPin dijo...

Y yo que pensaba que era un problema de mi país.
Es interesante considerar que estos comportamientos forman la personalidad y los jóvenes de hoy serán los gobernantes del mañana.

Un abrazo.

Agustin dijo...

Con la destruccion de los valores familiares,Es mas que logico esta conducta de los jovenes.El ejemplo de los padres embrutecidos con el alcohol y el futbol es tambien culpable digo yo.un saludo.

Herep dijo...

Excelente reflesión, CS.
Un aspecto perturbador de la novela de G. Orwell, 1984, es el tema de las relaciones padre-hijo. En el libro, los hijos actúan como delatores de las posibles "incorrecciones" paternas. Como toda sociedad totalitaria, es un aspecto fundamental romper la unidad familiar en pro de la "doctrina oficial".
En España, las leyes han sido modificadas para sobreproteger al menor de las "incorrecciones" de los progenitores en lo que, a mi parecer, son los primeros pasos hacia el paraíso del Gran Hermano.

Cirugía social avanzada, amigo.

Un abrazo.

Candela dijo...

Estoy de acuerdo con Herep, cirugía social avanzada es una definición perfecta. Se ha devaluado el principio de autoridad como si ésta fuese mala en sí misma y a esas edades los chavales necesitan ser corregidos. Y digo necesitan, porque al final, las verdaderas víctimas de todo esto son ellos porque jamás llegarán a ser adultos responsables dueños de sus vidas. Y de eso se trata ¿o no?

Maribeluca dijo...

Pues nada,ya que se inmiscuyen de esa forma en los asuntos ajenos que la dejen en la puerta del señor juez o de Griñán y que se hagan cargo de semejante joyita para educarla en la ciudadanía, total el sueño dorado de todo progre

Rafa Hernández dijo...

Bueno que ahora no se le pueda pegar ya no digo una bofetada "mucho cuidado" sino un simple cachete a un hijo, porque el niñato te puede denunciar, "estas leyes son una mierda". Ya han habido padres que se han visto muy comprometidos, por circunstancias similares a las que he mencionado. Ser el niñato una pieza de mucho cuidado y ha ido a denunciar a los padres.

Saludos C. S. Peinado.

E..P.. dijo...

Empezaré por mi propia experiencia como padre de dos hijos una de 29 años y el otro 25 tacos....jamás, aun teniendo motivo para matarlos (exagerando un poco)ni lo he castigo y menos les pegado, ahora si les metía unas charlas,se razonaba y dialogamos, mano de santo. Por cierto mi niña me ha echo abuelo, un nene precioso.
Cuando un hijo te sale rebelde es difícil sobre llevar las cosas y se llega a cometer errores, a veces pedir ayuda a tiempo si no sabes llevar las riendas es bueno...parto de la base que nadie tiene que pegar a nadie sea lo que sea y los castigos hay que hacerlos con conocimiento aunque se haga de buena fe.
Hay padres que no están preparados para ser padres y tampoco te dan el manual pero pienso que el que siembra mierda que no espere recoger jamones, esto se refleja en una parte de la juventud y la educación que algunos padres dan a sus hijos, si no la tienen los padre difícil se la pueden dar a sus hijos.
La autoridad hay que saberla usar.
Saludos amigo Peinado.

Natalia Pastor dijo...

Los padres están en una absoluta situación de indefensión.
No sólo se les priva de la autoridad, se les cercenan los medios para poder educar a sus hijos.

Por si no fuera poco, estos padres están obligados aseguir manteniendo a la joyita de su hija, aunque los denuncie ante la Guardia Civil por "detención ilegal".

¿En qué otro país, que no sea este, se puede dar tal colección de despropósitos en cadena, de atropello al sentido común y a la razón más elemental?.

Anónimo dijo...

Para mi la educacion se da en la casa de cada uno. Yo no me he llevado esos bofetones que tanto defendeis y creo que he salido bastante bien, estoy acabando mis estudios y no tengo antecedentes penales. Por el contrario a varios de mis amigos si les han dado buenos bofetones, soy testigo directo, yno han acabado ni la ESO. Se que a muchos se le quita la tonteria con un bofeton , pero enla mayoria de los casos la cosa no es tan facil. Y repito, la educacion y el respeto se aprenden en casita. Otra cosa es que cualquioera tenga el carnet de padre y crie a pequeños hitleritos, con bofeton incluido... Asi que no confundamos las cosas.

Darle Caña a ésto: