domingo, 4 de agosto de 2013

Gibraltarenos, arrepentios.

Foto :Libertad Digital. Ya era hora de tener un ministro que sirviera para algo.
El Reino Unido siempre ha sido un forúnculo en el culo de todas las naciones occidentales. En nuestro caso, siempre fue un enemigo a la altura de las circunstancias con el que demostramos que, mientras quisimos, mantuvimos la supremacía naval y mientras la economía nos lo permitió, que era casi siempre, demostramos que, ante su superioridad armamentística, nosotros íbamos sobradísimos de huevos. Esa sería razón de más, que le hemos pulido bastante más el lomo a hostías que ellos a nosotros a lo largo de la historia, para que lo de Gibraltar fuera eterno, pero cómo con todo, el Imperio tiene los píes de barro. Y tiene sus muchísimos problemas, entre ellos, el mismo Gibraltar. Los conocidos cómo "Cangrejos" allá en el Reino Unido de la Gran Bretaña han sido siempre un quebradero de cabeza para el   Foreigh Oficce, que se veía mitigada por la incompetencia del Reino de España para hacer frente con soltura a las provocaciones. Cosa que ahora, unos simples bloques de hormigón han cmbiado de manera radical.


Una Isla aislada.

El destino de Gibraltar, de forma inequívoca, al igual que el de Cataluña o Euskadi, es ser español. Lo que tarde en volver a serlo, depende de lo que se aprieten las tuercas desde aquí  y de lo que sea capaz de apretar las tuercas Exteriores en Londres. Al parecer, Desatinos, inclito mierdistro de zETAparo el Destructor (de España), dió tanta coba, concesiones y rastrera disponibilidad que el actuar ministro de la Roca, Picardo, se ha creido que todo el monte es orégano cuando lo cierto es que el Peñón está tan horadado que intentar recolectar algo es meter el píe en un túnel. Se puede joder la marrana hasta cierto punto, pero para ello primero hay que saber leer. Concretamente el Tratado de Utrecht. Simplemente con eso descubrirás que eres el Ministro de una mierda de Piedra que depende bastante más de su subsistencia de España que del Reino Unido. Es por ello que, si tienes un Ministro que empieza su mandato al grito de Gibraltar Español, lo menos que tendría que hacer es joder unas aguas que ni son tuyas ni lo serán jamás.

Y eso que el Almirantazgo británico, en sus cartas, con la aquiscencia de Desatinos y quizás incluso con su servilista colaboración, asegura que las aguas, y no me refiero a las de su puñetero puerto, en derredor de la colonia sob británicas. Me parece que los british deberían empezar a probar su propia medicina y por tanto deberíamos empezar a movilizar no ya a la Guardia Civil, sino a patrulleras de la Armada, ya que tenemos a unos indeseables que compran bloques de Hormigón en España para echarlos en aguas territoriales españolas cargándose un caladero tradicional que siempre ha sido el modo de vida de los pescadores de la línea. La pregunta es, cuando echaron los bloques, a plena luz del día, ¿Por qué no se les abordó y detuvo o directamente se hundió la bañera desde la que nos estaban jodiendo nuestras propias aguas? Obviamente por miedo a las represalias. Lo de siempre. Hay que empezar a pensar que lo tenemos todo perdido y con suerte, ganaremos algo.

Manos a la Obra.

De momento se han intensificado los controles en la verja. Se estudian tasas para entrar o salir de la Roca, recortar el acceso aereo y deberían implementarse medidas para que la luz, el agua y demás suministros los diera el Reino Unido, ya que los cuatro mil euros que se pagan por las ochenta y seis mil líneas telefónicas son un insulto para la línea y para España. Empezar a luchar contra el fraude emanado de la Roca ayudaría bastante, afixiando esa vía, mientras se añaden buques de control en las aguas jurisdiccionales que rodean el Peñón. Dudo mucho que, llegado al momento de máxima tensión, con una economía derrotada, un acceso limitado, el Reino Unido desee seguir manteniendo un escollo que podría suponer la ruptura de las relaciones bilaterales entre dos supuestos aliados. La buena voluntad ya no sirve. Para descolonizar la Roca hay que usar la mano dura, Margallo lo sabe y es lo que se está haciendo. Es lo que hay que hacer con los piratas. Abordarlos y colgarlos. Si les da tiempo a arrepentirse, bien y si no, también.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

Darle Caña a ésto: