lunes, 13 de agosto de 2012

La limosna de los Cuatrocientos Euros.

Foto de Internet.
El día que Mr X. alias González se largó con viento fresco del Gobierno, lo hizo porque había permitido la creación del estado corrupto más amplio que había conocido España. Por aquel entonces se le llamó la Cultura del Pelotazo, donde cada sucialista era, cómo todos sabemos, un corrupto, ladrón o chorizo en potencia. No obstante el sucialismo, siempre mutante y manipulante, consiguió, cómo ahora pretende, que trece años de basura, se quedaran en nada con el Nunca Mais, el No a la Guerra y esas mamadurrias a la que son adictos "artístas" cómo Barderm, Toledo o la comidilla de turno. Ahora, nuestro querido país, sucumbe en la miseria gracias, de nuevo, a la gestión sucialista. Nuevos actores, zETAparo y RuGalfaisan, viejos métodos. La destrucción de la Nación con el sistema taifal, con los nuevos Robin Hoogordillos y sobretodo con una desinformación total que los imbéciles que ahora ocupan el Gobierno, no saben, por lo visto enfrentar.

La limosna de 400 Euros.

Una de esas patatas calientes, ardientes, a la que el Gobierno de Mariasno se enfrenta es la prorrogación de los cuatrocientos euros a subsidiados que no encuentran empleo. Una medida tan idiota cómo ineficaz, pues no promueve que el que la reciba la emplee para salir adelante, sólo para mantenerse en el perpetuo lamento de que si le quitan la ayuda su mundo se acaba, le quitan la hipoteca que nadie le obligó a suscribir, no puede dar de comer a los hijos que nadie le obligó a tener o simplemente no puede empeñarse en el paquetito diario de tabaco y las copillas a mediodía en el bar. Y es que esa medida, fue una de las medidas estrellas, supraenvenenadas, que el desgobierno anterior impuso para que los de ahora se comieran un marrón inconmesurable. Endeudar España hasta límites insospechados sin reducir el gasto y aumentar la Quinta Columna de los estómagos agradecidos con esas medidas que suelen aprobar los nefastos desgobiernos de España, pan para hoy y hambre para mañana.

No seré yo quien diga si esa ayuda, esa limosna, debe de servir para que quien la recibe piense, cosa que no creo, que es un gran favor que todos los españoles que aún podemos trabajar les estamso haciendo. Mantenemos miles de inmigrantes a casi dos mil euros la familia, negándose ellos a trabajar sino es en negro. Recortamos en medicamentos a españoles para que musulmanes continuen su lenta progresión de invasión en una Europa y nos dedicamos a imbecilizar a la población otorgándoles una limosna que no les permita más que seguir lamentándose, hundiéndose y poner la mano para pillar más migaja sin atreverse realmente a hacer el pan. España está tan enferma, mental y anímicamente hablando, que miles de prestaciones, de míseros pagos de cuatrocientos años van a parar, sin ningún tipo de control a niñatos que viven con sus padres y que los utilizan para el tabaco, la gasofa del turbotunning y el botellón del sábado. Cómo en andalucía, la clase trabajadora, la que nada tiene que ver con el sobresubvencionado SAT, estamos pagando los vicios a miles de limosneros profesionales.

Abrid los ojos.

Yo no soy partidario de dar por dar. El dinero público si tiene propietario, aunque a la Señora, por no escupirla en la cara y llamarla de otra manera, Carmen Calvo se parezca lo contrario. El Pueblo es propietario de un dinero que el Ejecutivo malgasta en mantener tranquilitos a muchos miserables que, en lugar de plantarse y decir que ellos no uqieren cuatrocientos euros, sino cuatro mil para montar un negocio, ganar dinero y devolver lo cogido, se callan cómo meretrices y se enfundan sus cuatrocientos euritos a fondo perdido que sale de nóminas de trabajadores que, sinceramente, no queremos seguir contribuyendo a que vividores de esa ralea, de la creada por una mal llamada democracia, pues lo que tenemos es opción a elegir casta exenta de responsabilidad por cuatro años. Casta que a su vez invierta más en robar para ingresarlo en sus cuentas en Gibraltar, causa por la cual la Colonia no ha sido ya descolonizada a ostiazos, que en el bienestar de un pueblo.

El sucialismo ha establecido un estilo de vida basado en lo fácil. No puedo dejar de sonreirme cada vez que alguno de esos vividores profesionales afectos al Régimen de Ferraz y adicto a la subvención, el per o cualquier otra cosa que le permita reirse de mi a costa de vivir el de puta madre a costa de lo que me retienen en nómina impidiéndome vivir normalmente a mi se permite dar lecciones sobre economía. Sobre todo cuando el tema de conversación son los chinos. Esos que en unas generaciones seran los dueños de todas las cadenas productivas mundiales por la simple razóm que no piden subvenciones. Establecen negocios trabajando muchísimas horas, eso que aquí, por lo visto, nos cuesta cuando hace sólo unas décadas o trabajabas de sol a sol o te morías de hambre. No se endeudan nunca, cosa que aquí parece que sómos más lerdos sino sacamos del banco, al que después insultamos por ser la causa de todos los males, para coche, vacaciones o apartamento. Piden a su familia y adquieren una deuda de gratitud rompiéndose en el empeño hasta que la saldan.

No más limosnas.

Ni cuatrocientos euros, ni per, ni subsidios de ningún tipo. Yo tengo dinero ahorrado a costa de comprar un piso modesto, no salir más d elo necesario y trabajar en todo lo que puedo y más. No quiero pagar más dinero para mantener politicastros, comunidades taifales ni mucho menos perros muertos, que son más de la mitad de los que perciben esos cuatrocientos euros sino es con un compromiso de formación y proyecto para emprender un negocio, aunque sea una puñetera tienda de chucherias. No más demagogia con el tema de la inmigración. Viven del cuento, se les dan cosas gratis que a las capas más desfavorecidas de los españoles se niegan y no son agradecidos, montándose en la teoría de que tenemos que hacerlo porque ellos son personas. No quiero que mi esfuerzo, el de levantarme a las seis, trabajar ocho horas, sacrificar festivos, ahorrar en ropa y salidas para llegar a fin de mes sirva para mantener a vividores profesionales de la política, la inmigración y la vagancia consumada aprendida de la izmierda más brutal y destructora que ha conocido España. El que quiera peces, en definitiva, que se moje, de una puta vez, el culo.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

12 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Bien dices, amigo C.S.Peinado, somos una nación anímicamente enferma, y seguiremos siéndolo, mientras, de forma masiva, no tomemos conciencia de que el dinero público es nuestro, y de que nuestros políticos deben responder, ante nosotros, del modo en que lo gastan.
Un cordial saludazo.

Candela dijo...

Dar dinero a fondo perdido. Un intento de rascar votos, un intento para beneficiarse ellos en lugar de beneficiar a los españoles. No vale para nada, no solucciona nada, pero cuenta y pica en nuestros bolsillos.

Pais de limosneros...

Lobo Solitario dijo...

Bien tirada. Pero mientras no pòngamos delante de los banquillos de justicia a los responsables y se les de un escarmiento ejemplar....Es tiempo perdido

Herep dijo...

Expléndida entrada, CS.
Cuando escucho el jaleo que tienen montado con la renovación/supresión de la ayuda de los 400 euros, pienso... ¿y antes? ¿Antes de esta ayuda, qué pasaba?
No tengo ni idea de si existían subsidios semejantes, o no, pero comparto al cien por cien la idea de que la ciudadanía española está echada a perder.
Son totalmente esclavos del Sistema, y lo más sangrante es que lo son por voluntad propia.

Un abrazo, campeón. Ojito con el calor jienense, eh!

DORAMAS dijo...

Por supuesto que ni un duro, cuando vivan alegremente, ellos no pensaban en los demás.

Ramrock dijo...

¡¡Soberbío artículo!!, lo he "rebloggeado" (¿se dice así?) a mi blog usando el sistema ese de "compartir".

Saludos.

C.S.Peinado dijo...

Tio Chinto, dices bien, el dinero es nuestro y debería servir para sufragar los gastos lógicos y mínimos para el funcionamiento de un estado. No veo yo lógico que encargar cagarros para adornar glorietas por cien mil euros sea algo que contribuya al bienestar común. Por otro lado, todo eso exigiría reclamaciones constantes por parte de la ciudadanía para saber el estado de las cuentas públicas, cosa que dudo mucho que suceda.

C.S.Peinado dijo...

Candela, dar dinero a fondo perdido es el primer paso para hundir un proyecto nacional. A la vista está que no hay nadie que rechace la limosna para pedir en serio un dinero para emprender. Al fin y al cabo está la manida excusa de que, ¿Quien va a poner una empresa tal y cómo está la cosa? En fín, lo malo para algo es bueno, siempre habrá empresas que se beneficien de la carencia de nueva competencia.

C.S.Peinado dijo...

Lobo, la situación degenera por momentos, es certera la pretensión que expongo en la misma creencia de que no hay más solución y que más tarde que temprano habrá que llevar a los culpables a los banquillos. Todos no tienen cuentas en suiza y los cuellos de unos bien podrían pagar las deudas de otros.

C.S.Peinado dijo...

Herep, mi familia, sucialista donde las haya y en la que supongo un tenebroso mirlo negro siempre ha acentuado que, con Franco, todos trabajaban y nadie se moría de hambre... Sin subsidios. Y es que la asombrosa capacidad de improvisación española está en peligro de extinción precisamente por el hecho, frustrante, de tener al Estado respaldando la vagancia inducida. Algo que, a la postre, no nos lleva a ninguna parte.

C.S.Peinado dijo...

Doramás, por insinuar eso en Twitter hace unos días casi me meten fuego a la cuenta. La gente quiere vivir de puta madre sin trabajar y cuando le dices que ellos están viviendo a costa de tu nómina encima te hablan de solidaridad y mil memeces más apara justificar su patético sistema de vida.

C.S.Peinado dijo...

Ramrock, gracias por hacerlo, expandir nuestros artículos y darlos a conocer a cuanta más gente mejor es el único arma que nos queda en contra de la falacia de nuestros politicastros y sistema dictatorial actual.

Darle Caña a ésto: