martes, 28 de agosto de 2012

El Crematorio de las Quemadillas.

Foto de Internet. La presunción de inocencia...
Hubo un tiempo en que la Policía Nacional española era, en palabras de los mejores expertos en seguridad, una de las mejores policías del mundo. Era la época en la que la Eta daba, día sí y día también, zarpazos a diestro y siniestro. Hubo un tiempo en que la Guardía Civil eran los brutotes, los del campo, los que tenían la labor de pasarlas putas entre aguaceros y barrizales o en campos arrasados por el sol mientras el traje pardo o negro, los coches con pintura azul y las comisarías eran lugares ansiados por todos los aspirantes a ser un servidor desde un puesto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por aquella época el abismo entre la profesionalidad, efectividad y buen hacer de la policía y la poca especialización de la Guardía Civil, dedicada casi por entero a salvaguardar la seguridad de zonas rurales y regular el tráfico era enorme. En aquella época la lucha antiterrorista hacía que nuestra policía fuera una de las mejores del mundo... Hasta que empezó a llegar la misma roña al Ministerio del Interior.

Bretón.

José Bretón debe de ser uno de esos hombres frustrados, nacidos a destiempo en un contexto que no es el suyo. En sí, Bretón, con su gesto autoritario, su poco afán en reconocer y respetar la autoridad, su autosuficiencia, fríaldad y sobre todo su profunda confianza en sí mismo, sin añadir su presunto sadismo, habría estado muchísimo mejor haciéndo un mano a mano con Josef Mengele en aquellos amplios barracones de Auschwitz, más atestados aún de coballas humanas a los que exterminar de la manera más atroz y sádica por el mismo derecho que, en los tiempos actuales, le permite reirse de la policía, el juez y de todo un país a las primeras de cambio. Es algo muy triste, pero es así, nuestra policía, esa que pasó de ser gris a parda y de parda a negra para terminar con el patético modelito de la señorita pepis de hoy en día, ha ido perdiendo en efectividad mientras ganaba en exigencias. Más sueldo, mejores condiciones, menos prestaciones y sobretodo más cagadas viendo lo visto en dos casos plenamente medíaticos cómo el del Sr Bretón y Marta del Castillo.

Ya, cuando vimos que un elemento que se precia de pertenecer al Cuerpo tenía los redaños de, en plena crisis, dedicarse a pinchar las ruedas de los furgones de la Unidad de Intervención Policial, podríamos decir que se apuntaban maneras. El Señor Bretón habrá visto que un cuerpo tan desmotivado, tan de señoritingos, tan distinto a la pobre Guardía Civil que, primero cumple con su deber y después se queja, someramente y sin dejar de cumplir, puede ser pasto de su mente desquiciada. Con una capacidad de hacer algo con una premeditación y alevosía capaces de dejarlos a ellos y al Señor Ministro del Interior, en el más impresionante de los ridículos. Su tranquilidad pasmosa no deja de ser sospechosa y yo, sin defender o acusar creo que, primero, no es probable que los niños estén en esa hoguera y segundo, de estarlo, la policía, el perito, el criminólogo y el júez deberían estar presentando dimisiones a marchas forzadas. Cosa que en éste país no se estila pues todos éstos son, ante todo, funcionatas, fijos, con un sueldo que no perderán y dejando mucho que desear, a los hechos me remito, cómo profesionales.

Crematorio.

Imaginense la situación por la cual un padre mata a sus hijos para vengarse de su mujer. Una situación kafkiana poco probable y sobre todo dudosa si, tras apretar y apretar el padre está más tranquilo que un flan de cemento. ¿Es que no tiene sangre?¿No tiene remordimientos? Simplemente está viendo que la policía mata moscas con cañones de ciento cinco. Mientras unos pocos restos semicarbonizados encontrados en una hoguera a modo de horno crematorio son descartados nada más empezar la investigación, el tiempo corre. Y ya se sabe que, en cualquier tema de ésta índole, el tiempo es crucial. Luego, cómo ya vimos con el tema de Marta del Castillo, excavadoras, impresionantes y carísimos despliegues de medios que no podemos permitirnos mientras nuestros criminólogos acusan la falta de motivación cagándola una y otra vez. Bretón juega a eso, al tiempo, a dejar correr el mismo mientras los investigadores, presionados por unos medios cada vez más amarillos, más biliosos, más adoctrinadores, ponen en contra de la Policía a una población tan adocenada e idiotizada cómo la de éste país.

No voy a defender al remake del "Ángel de la Muerte", al Josef Mengele cordobés, que en lugar de bata de experimentación andaría con la vista perdida mientras preparaba su operativo de ridiculización masiva de todo un país. Viendo las explicaciones del Ministro del Interior, nuestro Desatinos pepero, uno no puede dejar de preguntarse porque no se limpió el culo con la papeleta en lugar de depositarla en una urna para dar oxígeno a una formación que no sólo ha demostrado que puede ser más nefasta que aquella a la que sucedió, sino que además lo hace con la prepotencia de ostentar una mayoría absoluta con la que escudarse de sus inmensos y contínuos fracasos. Mientras todo seguirá adelante, sin dimisiones ni depuraciones, muy a lo español. Bretón seguirá ganando tiempo, los huesos encontrados seguiran dando vueltas hasta que en lugar de tener seis cómo veintidós años tengan media docena más y España seguirá cayendo por el precipicio de la credibilidad, nula y sin vuelta atras.

Creando Escuela.

Carcaño, en su día, abrió una senda de demostración de la inoperancia de una policía que, a costa de un enemigo terrorista intangible y de una guardía civil mucho más preparada para asumir los retos de un Cuerpo comprometido con la sociedad, preparado, profesional y por supuesto sin tanta mamadurria ni sindicalistos que ponen por delante el sueldo al bienestar de la población. El que se mete en algo así lo hace por devoción al puesto, conociendo las privaciones y lo que tendrá que rendir para no quedar en ridículo por alguién cómo Bretón, del cual recuerdo sigue siendo presunto asesino mientras no se demuestre lo contrario. Lo digo en la convicción de que el juez, a falta de saber que es la Justicia, pueda encauzar una investigación y aplicar un obsoleto Código Penal para salvar un poco los muebles que, visto lo visto están más que churrascados tras el continuo ir y venir de ridículos consumados. No sabemos a ciencia cierta que fué lo que quemó Bretón en ese horno improvisado, lo que si sabemos es lo que los medios y su propio desarrollo han quemado en la policía y la judicatura: toda su dignidad y profesionalidad.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

24 comentarios:

E..P.. dijo...

Hola C.S.Peinado

De verdad amigo no tengo palabra como un padre puede hacer tal barbarie con sus hijos, no lo entiendo, soy padre y abuelo, ....simplemente esta rata no merece vivir.

El caso de la otra rata (carcaño) idem de lo mismo, no merece ver la luz del Sol y menos respirar.

Creo que la policía donde peritos saben hasta como tose uno deberían aprender de sus errores que por cierto son humanos y como tal tiene su derecho a equivocarse, la cuestión es que al final se sepa la verdad y se haga justicia.

Hay que tener en cuenta que un psicópata bipolar puede engañar con facilidad esto está demostrado, la cuestión es que el margen de error pueden dejar libre a ratas como estas.

Un cordial abrazo amigo.

Zorrete Robert dijo...

Ahora volveremos a lo de siempre, el estéril debate de "no se puede legislar en caliente". Según parece en España ni en caliente ni en frió. Para estos canallas la cadena perpetua se queda incluso corta.
La policía, penosa, especialmente la andaluza, acordaros del caso del gasolinero, el del padre coraje, una cagada detrás de otra. Pero no le des muy fuerte el pregón a la guardia civil que también tiene cagadas en casos importantes en Andalucía.
Saluditos.

Candela dijo...

Confundir huesos de niños con huesos de roedor es sencillamente algo inexplicable. El problema de Andalucia tiene un nombre, CorruPSOE y más de 30 años de califato en plan señorito andaluz con derecho de pernada a cambio de un bocadito de PER u otro tipo de prevenda.

Siempre pagan los más inocentes.

Norma dijo...

Hay tantas cosas que hay que cambiar, especialmente en Argentina, el caso del padre....es uno de los casos comunes acá. Terrible la inseguridad que vivimos, en todos los aspectos.
Gracias por publicar.

Xad Mar dijo...

A mi parecer, pienso que lo peor que hicieron fue unificar la policia. Se mezcló la policía nacional con el cuerpo superior y me parece que hemos salido perdiendo.
En el caso del informe no ha sido la policía, ha sido la persona encargada del analisis, una persona incompetente que debe de ser destituída.
Bretón es un caso de pura maldad y egocentrismo. Si no eres para mi no eres para nadie y en vez de quitarte a ti del medio te voy a dar por donde más te duele. Así de simple. No está loco, simplemente es pura maldad.

F.J.eugenio dijo...

Estamos ante el caso de un asesino cuya personalidad deberá ser estudiada a fondo por los psiquiatras, lo que no le deberá eximir de una condena de por vida a un penal psiquiatrico como el de Font Calent (Alicante) donde estará en compañía de García Escalero, el asesino se 15 mendigos, y muchos otros mas.

jano dijo...

Parece ser, amigo Peinado, que el caso Bretón no va a tener un final feliz, que los niños probáblemente no estén ya en este mundo.
Ayer he visto en un programa de TV unas fotografías de los huesos encontrados en la finca "Las Quemadillas", y tengo pocas dudas de que un maxilar inferior con sus piezas dentales y un fémur sean humanos; no me cabe duda de que no son de "pequeños Roedores". Ahora, con ADN o sin él, la última palabra (¡Dios nos ampare!) corresponde a la Justicia y el castigo a tan horrendo crimen también.
La Policía Nacional, creo, ha hecho bien los deberes y con su "olfato" ha detectado desde un principio el "olor a Chamusquina" de la milonga que se montó José Bretón, pero ha fallado la Policía Científica al no hacer bien su trabajo.
Como bien dices, se ha sentado un precedente con el caso Marta del Castillo y la no aparición del cadáver. Ahora todos los asesinos procurarán deshacerse del cuerpo para que su pena sea más mínima aún que la marcada por la ley, y el siguiente paso será la instrucción en las técnicas para hacer desaparecer un cadáver sin dejar rastro, cosa nada fácil pues, para reducir a cenizas un cadaver se precisan técnicas de cremación como las empleadas en los tanatorios: un horno de gas a altas temperaturas y durante 4 horas mínimo.
Sea lo que sea, el caso Bretón es de los más horripilantes que se han dado en este país y la Justicia, ciega, con las manos atadas y bastante incompetente, resolverá el caso con "látigo de plumas" como siempre.
Un saludo.

Lobo Solitario dijo...

Como bien dices: España tenía una de las mejores policías del mundo.... Precisamente porque ahora es la Benemérita la que aporta especialistas y efectividad mientras la policía va cuesta abajo y casi sin frenos (me consta que hay unidades especializadas que hacen muy bien su trabajo, otra cosa es que se les permita rematarlo), pues precisamente por eso los "progres" se empeñaron primero en unirlas en un solo cuerpo y después en aparcar su carácter militar. ¿Qué cosas pasan no? Eso me recuerda la "unidad de intervención inmediata" de carácter "civil" del ejército.... Aquí de lo que se trata es de hacer de las FFAA una especie de milicia subordinada a "el pueblo".... ¡Y ya sabemos todos quien es "el pueblo" para los "progres".

Wittmann dijo...

Buenas Peinado.

Siempre he mantenido que la dualidad, y la endémica falta de coordinación entre ambos cuerpos policiales facilitan estos desbarajustes en las fases de instrucción, tanto más cuando, como refieres, el sistema judicial al que ha de conducir dicha instrucción es trampeado por el reo, como bien supo Carcaño. Bretón no deja de ser otro vivo (por desgracia) ejemplo: ha estado mareando la "perdiz" policial y, aun jactándose con su actitud de lo hecho, se sabe protagonista y que no llegará a pagar por el mal hecho si es que, como todo parece apuntar, es sentenciado a ello. Podremos proclamar la cadena perpetua para estos casos o la pena de muerte, pero mientras nuestra clase política se pierda en nudos de corrupción y en buscar la complacencia del electorado en sus periódicos la reforma constitucional precisa para aquello no llegará nunca porque no existe voluntad. No existe siquiera para agravar las penas o modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Los delincuentes lo saben, los CCFFSS también, pero son sólo estos últimos quienes soportan las consecuencias de tan grande carencia. Y, por supuesto, la sociedad quien la paga.

Por cierto, sí, estoy de vuelta. Y me alegra una enormidad ver que este espacio sigue tan o más vivo que nunca. Espero que todo bien, amigo.

Saludos.

Cesar dijo...

No tengo muchos motivos de loa a la policía científica por varios casos que conozco, unos en los medios de comunicación y otros algo más de cerca; pero en este caso el error está bien identificado. Creo que las piezas funcionaron bastante bien hasta el momento en que alguien se empecinó en afirmar que eran galgos y no podencos, paralizando la jauría que tenía bien agarrada la presa. Amigo Peinado, disculpa, pero a la gente se la pone en contra de la policía de muchas maneras, no sólo con el periodismo amarillo; cada uno tenemos nuestra responsabilidad. Y le doy la razón a Candela (Dios mío, cuántas veces en tan poco tiempo, me estoy haciendo viejo) que es inadmisible que se puedan confundir huesos humanos con huesos de animales. Ese es todo el fallo, aunque no pequeño.
Saludos.

C.S.Peinado dijo...

E..P.. no digo que no sean humanos, que no tengan fallos, pero en su caso y ostentando el cargo que ostentan no sólo no es asumible el error, sino que, al tratarse de casos de extraordinaria gravedad, los responsables deben, en primera instancia, ser destituidos, depurados y asumir su responsabilidad. Algo que casi nunca suceden en éste país.

C.S.Peinado dijo...

Zorrete, personalmente estoy convencido de la buena fé de muchos agentes de los dos cuerpos, del mismo modo que estoy convencido en la gran cantidad de vividores que han encontrado el terreno abonado tanto en el Benemérito Instituto cómo en el Nacional Cuerpo... Esta visto que de esos polvos vienen éstos lodos...

C.S.Peinado dijo...

Candela, cierto que Andalucía tiene la lacra sucialista cómo primer problema, pero el asunto de los niños de Córdoba es competencia principal del Ministerio del Interior, a sueldo del PP. Mariasno debería empezar a gobernar para los españoles en lugar de para los mercados, que para un medrugo de pan que nos comemos, lo hacemos amargados...

C.S.Peinado dijo...

Norma, que cosas así sucedan no dejan de evidenciar lo enferma y falta de mano dura que está la sociedad actual. Siento ser así de crudo, pero una legislación laxa y unas FCSE al borde del colapso son directas responsables de hechos cómo los que nos ocupan.

C.S.Peinado dijo...

Xad Mar, en efecto. Bretón va a hacer daño por hacer daño en la crencia, acertada por desgracia, de que no habrá consecuencias a su acción, de haberla. Lo más doloso es que pasado no demasiado tiempo estará en la calle y milagro sea que no pida daños y perjuicios por el destrozo realizado en las Quemadillas, ataque al honor y otros tras ampararse en una manipulación de las pruebas. Todo un esperpento.

C.S.Peinado dijo...

F.J.eugenio, dudo mucho que Bretón esté loco y mucho menos que se consigan, a éstas alturas, las pruebas para poder meterlo de por vida en un psiquiátrico. Ni mucho menos, me temo, en una prisión por una temporada lo suficientemente justa a la gravedad de sus presuntas acciones.

C.S.Peinado dijo...

Jano, a éstas alturas creo que poco importan las pruebas forenses y lo que cada cual estime. El caso claro es que aunque morfológicamente se prueben que son restos humanos, está casi cantado que la defensa optará por la vía de la denuncia de manipulación de pruebas. Es cómo el crimén de Cuenca, tan patético que da asco.

C.S.Peinado dijo...

Lobo, todo lo que tocan los sucialistas se convierte en masa maloliente, marronuzca y de textura pegajosa... No pensariaís cuando votasteís la Constitución que íbamos a tener un país más decente de lo obtenido unos siglos atrás. Ahora a mamarla, es lo que deben de hacer esos inútiles ineptos que han dejado en ridículo a todo el "Estado de derecho"

C.S.Peinado dijo...

Wittmann, bienvenido a tu casa de nuevo. Espero que lo que te haya retenido tantos meses de forzosa ausencia no te vuelva a retirar de nuestro camino, ya que se hacen imprescindibles tus comentarios en según que artículos. Espero así mismo seguir leyendo tus reseñas en tu siempre bien recibido blog. Un saludazo, campeón, y bienvenido de nuevo.

C.S.Peinado dijo...

César, confundir una rata con un niño tiene miga, no reconocer el fallo mucho más y salir haciendo el ridículo cómo salio el Moratinos Pepero Díaz, es de traca. Yo no sé hasta donde llegará el país, pero hechos así es para coger la maleta y pedir que un tsunami nos trague. Menos mal que a la de cal, nos llega otra de arena en forma de, dicen, bajada de la criminalidad en Andalucía del cinco por ciento.

DORAMAS dijo...

Bueno, me pongo el tricornio de gala y te respondo desde dentro de este corazón pachucho de tantas horas por esos caminos y carreteras de España.
Sólo puedo decirte una cosa sobre el post: MARAVILLOSAMENTE PERFECTO, los puntos sobre las ies y no me siento ofendido en absoluto, todo lo contrario, me alegra que hayas expresado la realidad, que nosotros no podemos expresar, el HONOR y la DISCIPLINA nos lo impide. Con tu permiso tomo el post para ponerlo en mi blog de LOS CAIMANES CABREADOS.
PD: Confirmame tu autorización.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, tienes mi permiso para publicar, siempre que quieras, loq ue quieras y del modo que quieras. Únicamente te solicito la citación de autoría de rigor, por lo demás ya conoces mi compromiso con España y sus servidores... Espero que no haga falta que a parte del tricornio cojas otra cosa.

DORAMAS dijo...

OK, ya está puesto. Muchas gracias. A veces pienso que coger otra cosa, es la única solución. Ocurre que la DISCIPLINA me compromete a cumplir con un juramento de hace bastantes años...
Si te lees las lineas que tengo puestas justo debajo del titulo del blog de LOS CAIMANES, comprenderás. Es la primera frase que ley cuando entre en la General de Zaragoza y es una verdad como un templo.
Ahora bien, con un par de jueces del estilo del JUEZ DREPP, esto iría como la seda.

C.S.Peinado dijo...

DORAMAS, lo del Juez Dredd son palabras mayores y habría que tener una Administración dispuesta a implementar tales medidas... Por desgracia es algo que aún nos queda inmensamente lejos. Suerte que al menos Dívar se va renunciando a la pensión... Un juez con dignidad, mira tú por donde...

Darle Caña a ésto: