domingo, 3 de junio de 2012

Jose Ramón Morales. In Memoriam.

He tardado unos días en volver a escribir inmerso en la impresión que me produjo, vía Viriato, el saber que Jose Ramón Morales, autor del blog Cuba Española. había fallecido tras una larga y penosa lucha contra el cáncer. Es en esos momentos cuando, al calor del recuerdo, se valora tanto la vida propia cómo la de aquel que se fue y que, sin haberlo conocido personalemente, se hizo tan íntimo cómo para poder sentirlo día a día e imprimir a lo que hacermos un poco de su calor en todo lo que hacemos. Así era Jose Ramón. Un ser generoso y abierto a inscribirnos en su propia bitácora cómo elementos de un universo que, en su mente, había fraguado una nueva realidad para Cuba de mano de una nueva España, menos idiota, más receptiva y más dada a entender que los avatares de la Historia son siempre reversibles en la misma medida en que lo son las ganas de sus pobladores de hacer que así sea.

Cuba Española.

Yo empecé a escribir éste blog hace unos tres años, allá por el estío del dos mil nueve. No fue casual que lo hiciara. Más bien fue una respuesta a una idea que nunca crei poder ver impresa en palabras en internet. Alguién consideraba que Cuba y España debían ser un sólo país. Alguién que, viviendo en Miami, no nos veía cómo el país fracasado, demonizado por si mismo y con una Historia que ya la querrían para si naciones de mucho mayor calado internacional en la actualidad. Nunca hubiera pensado encontrar a alguien que, a riesgo de su propia vida, pues el mismo Castrismo se llegó a sentir amenazado impulsara una iniciativa de la que muchos nos hicimos eco y que pretendió, desde el primer instante, la Reunificación de Cuba cómo Comunidad Autónoma Española. Una utopía que, de haber seguido sano y con vida, habría seguido avanzando hasta un límite aproximado a su deseo, unificar en alguna medida la Fidelísima y la Madre Patria.

Es en esas cosas las que nos hacemos fuertes, cuando sabemos que estamos dando los pasos precisos para, aunque sea a empellones, nos vamos abriendo un camino para ocupar un pedacito de lugar en la Historia. Jose Ramón Morales, por su propia iniciativa y por lo que hizo, lo merecia. A mí, cómo a tantos otros, nos abrió los ojos para que empezáramos a reaprender a amar a España. Nos mostró que Cuba no había dejado nunca de ser una parte esencial de nuestra Historia y, sobre todo. que una idea vale tanto cómo se esté dispuesto a defenderla. Todo eso nos lo enseñó un natural de Caimito, veterinario de estudios y pintor de profesión que, un buen día, comenzó a escribir un blog que nos mostró un esperanzador camino hacía adelante sin dejar de mirar, ni por un momento, hacía atrás, hacía aquella época de esplendor decadente en que el Ázucar viajaba entre dos hermanas cómo La Habana y Cádiz.

Cuba, Filipinas, Guám y Puerto Rico.

Las cuatro perlas que supusieron la pérdida del imperio global español, supusieron el inicio del camino de un blog que a mí, desde el primer momento me enamoró. Cuba Española se convirtió en toda una lucha a la que muchos acudimos capitaneados por la pasión de un hombre que merecía, por ello, tanto ser respetado, cómo ser temido por aquellos que representaban la involución de una Isla que, cómo a él le gustaba recordar, era española desde siempre, pues fue España quien, tomando un paraiso prácticamente deshabitado, fue la que hizo ciudades, fortalezas y caminos. Su amor por su tierra, de la que se encontraba, cómo tantos otros compatriotas exhiliado, sólo era comparable con el amor que sentía por España, un país al que se sentía unido anímicamente por ser sus abuelos naturales de la Piel de Toro y que había visitado en alguna ocasión, encontrando siempre un aspecto bueno y ensalzable de nuestra forma de ser.

Español de bien, que sin haber gozado nunca de nuestra nacionalidad, se sentía nacional de pleno derecho, adscrito al espíritu de una España decadente a la que sabía que lograría salvar de su autofagocitación con un contrapeso ultramarino de las carácteristicas de la Isla de Cuba, la Fidelísima, la Perla del Caribe. Hace unos días, ese farol al que dirigirnos en medio de la noche de la estulticia que nos rodea con la idea de recuperar un poco de aquella esencia naval, histórica, cuajada de brumas, selvas, fortalezas, ataques piratas y resistencia al Inglés. Nunca hubo más Isla que Cuba ni más Nación que España y así nos lo hizo saber a lo largo de tres largos y excepcionales años, el buen Jose Ramón, que encajó interpérrito los ataques y no se hizo fácil a las adulaciones. Ese fue nuestro referente y de ahí brotaron muchos de los blogs relacionados con la Historia, con las interacciones entre los pueblos de aquello que conformó el Imperio Español.

Descanse en Paz.

El Jueves tuve la fatal noticia de que el gran luchador por esa reunificación que antes de él nos parecía imposible y después de él deberíamos esforzarnos por continuar, había por fin dejado la lucha contra la política y el Cáncer. El buen Dios que un día nos hizo separar de nuestra mitad caribeña nos hace ahora prescindir, física y virtualmente, de una gran amante de la Nación que, sin embargo nunca verá reconocidos sus méritos por el país que fue casi incapaz de reconocer los de todos los héroes que dejándose la honra, el patrimonio y la vida, fueron olvidados casi al instante de asegurar la grandeza del país para después ser menospreciados, acusados de genocidas o cosas peores. Jose Ramón Morales sólo tuvo la palabra, el deseo, la esperanza y el afán de transmitirnos lo que deseaba para el bien común de dos naciones que debieran ser una sóla. Ahora, ya por fin, descansa en paz, y lo hará con la confianza de ser un icono para, los que siguiendo su estela, continuaremos reivindicando, una España mejor y más cercana a todos los reinos ultramarinos. Descanse en Paz.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

6 comentarios:

Herep dijo...

Ostras.... ostras, ostras, ostras...

¡Qué pena me invade, CS!
Que descanse en paz.


Un abrazo.

Maribeluca dijo...

Me uno a tu pesar y a las condolencias

José Luis Valladares Fernández dijo...

Que descanse en paz José Ramón Morales, una paz que le fue arrebatada violentamente por el castrismo.
Y esperemos que algún día Cuba, aunque no llegue a ser una autonomía más de la madre patria, se vea libre de esa tiranía que la subyuga, aunque José Ramón ya no pueda verlo.

Un a brazo

Natalia Pastor dijo...

Descanse en paz José Ramón Morales,una víctima más de la sanguinaria,criminal y asesina dictadura castrista.
Esperemos que pronto podamos ver el sueño de una Cuba libre y democrática.

Vicente Rubio dijo...

Amiga Natalia habrás oído esa frase de: "Nunca dejes que la realidad te estropee un buen titular"
Esta cantidad de "progres" periodistas que se han criado bajo las faldas del PSOE, han tirado por los suelos este hermosa profesión que es el periodismo.
Cuando ciertos periodista como este mequetrefe que citas en tu comentario, entran en una tertulia, se lían a contar mentiras o verdades a medias y hace que una cosa que es buena como es el intercambio de opiniones termine como un gallinero de gente maleducada.
Es insoportable la pésima educación de muchos periodistas de nuestro Pais antes llamado España
Un saludo muy cordial

Lobo Solitario dijo...

Como dijo alguien a quien conoci: A medida que uno a uno nos van dejando, mas nos acercamos nosotros...

Darle Caña a ésto: