domingo, 10 de junio de 2012

Un nuevo amanecer. Partido Liberal Español.

Un nuevo horizonte sin nubarrones.
Abundaba yo hoy la idea de una nueva opción política en Twitter al abrigo de la conversación con buenos amigos. Obviamente no es más que una pequeña utopía pero que un futuro Partido Liberal Español vea alumbrado su nacimiento no es ninguna locura cuando sólo los batasunos llevan ya dieciocho marcas electorales en lo que llevan de dar la tabarra desde el año mil novecientos setenta y ocho. Obviamente, no es sencillo, pues cómo bien me dijera un buen amigo ya hace tiempo, sin un medio afín que te haga la cobertura medíatica y cale en los ánimos de nuestros nacionales, no pasaras de ser un partido residual sin más representación que la que tengas en algún pueblucho a punto de ser absorvido cómo una pedanía por un ente mayor. Es difícil pues alumbrar un nuevo partido que se agarre a la médula de España y la haga recuperarse y retornar a su grandeza anterior a ésta crisis tan mal llevada por unos partidos tan obsoletos cómo desfasados.

Una España Nueva.

Lo de nuevo, paradójicamente, lo llevo viendo mucho tiempo cómo sinónimo de facha si va unido al nombre de España. Pero quizás es loq eu necesita éste país, savia nueva que aposente sus ovoides en primera instancia para abordar un nuevo proyecto político que persiga la igualdad entre españoles. Esa igualdad no puede venir de otro lugar que no sea la supresión inmediata de las Comunidades Autónomas, las subdelegaciones del gobierno y el acentuado uso de las diputaciones provinciales cómo elemento intermedio de la comunicación entre Estado y Ayuntamientos. Ayuntamientos que, en ningún momento podrían ser menores de veinticinco mil habitantes y cuya representación consistorial, proporcional y dedicada, con lo que existiría una incompatibilidad total para ejercer fuera de la actividad política. Asímismo, la representación en el consistorio, por ley, no sería compatible con ser diputado, ya que la figura del Senado quedaría suprimida en aras de un sistema más eficiente.

En aras de una responsabilidad total, se establecerían los mecanismos necesarios para que los politicastros, pues mientras no demuestran su validez no podrán ser tildados de políticos, fueran controlados por un mecanismo al servicio del pueblo, aprovechando los avances infórmaticos. Asímismo, se pondría a servicio de la población un elemento consultivo, similar al Referendum por el cual cada cual pudiera dar su opinión a través de un ordenador sobre los asuntos de estado, previo debate de los mismos en un Congreso proporcional que no podría exceder de los doscientos diputados. Del mismo modo, las votaciones que dieran lugar al Gobierno, serían distintas a las que eligieran los representantes del poder legislativo. Un poder legislativo que se votaría, en todo el territorio nacional en función de una circunscripción única, penando gravemente cualquier partido que se constituyera contra la unidad del país.

Una España más fuerte.

Se nacionalizaría el sistema financiero a fin de intervenir todas las cuentas de entidades que resultaran sospechosas y se anularía toda intervención política en las Cajas de Ahorros que quedarían sujetas a las disciplinas del Banco de España hasta su privatización y venta. Se potenciaría a la industria nacional previa a la integración en Europa, se potenciaría la agricultura y se implementarían los mecanismos en I+D+i para hacer competitivos éstos dos sectores. Se potenciaría la economía expansiva sobre las áreas de tradicional influencia, Unión Ibérica, Hispanoamérica y Filipinas, abriendo mercados en Asia y Estados Unidos en función de la calidad y competitividad de nuestros productos. Se estudiaria un mantenimiento en el Euro en tanto en cuanto no afectara a la soberanía nacional y se estudiaria un sistema monetario secundario de transición para salir de él, de manera ordenada en el momento en que la pertenencia a la Unión Monetaria nos supusiera más un perjuicio que un beneficio retornando al Status Quo similar a Reino Unido.

Se establecería un sistema universal de Sanidad para los españoles de nacimiento y un sistema básico de asistencia a los no nacionales. Por supuesto todo el sistema quedaría centralizado de igual modo que la Educación, suprimiendo la Logse y readptando el antiguo EGB, BUP y COU en la medida de eficiencia sobre el actual sistema. Al suprimir las autonomías se estableceran los mecanismos para proteger las lenguas regionales que serán enseñadas en igualdad de condiciones que el Castellano. No se permitiran manifestaciones en contra de España, la bandera o el himno, siendo los mismos constitutivos del delito de ultraje, sedición o traición según corresponda. Se aboliran todos los beneficios a los presos por delitos de terrorismo y se aprobaran todas las partidas necesarias para acentuar, en colaboración con Francia la lucha antiterrorista. Se abordará la lucha contra el contrabando, el tráfico de drogas y Gibraltar cómo asuntos predominantes de Estado.

Una España más importante.

Se trabajará siempre para conseguir una exposición de más peso internacional. No se consentirá la intervención de empresas españolas en terceros paises sin plantar la batalla correspondiente en los diferentes organismos internacionales. Se exigirá siempre un peso más específico de España en la política comunitaria Europea y no se cederá ni un ápice de soberanía. Se suprimirá la Ley del Menor en los casos en los que actualmente está planteado y se perseguirá siempre la protección del menor en la misma proporción que se exigirá su responsabilidad habilitándose en la ley la responsabilidad, punible, de los padres en la educación de sus hijos. Me dejo muchas cosas en el tintero, persecución de la corrupción, protección del medio ambiente y regulación del suelo y persecución de los delitos de él derivados, pero si de mí dependiera un nuevo proyecto político se definiría en Lealtad, Competitividad, Transparencia y Dignidad. Aunque todo depende de aquellos que me quieran ayudar a llevarlo a cabo.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

7 comentarios:

aina dijo...

Te dejo el link de un blog muy parecido al tuyo. Seguro que lo disfrutarás.

http://teapartybalear.blogspot.com.es/

Candela dijo...

Necesitamos un socio capitalista ¿ué tal Botín?
;)

Maribeluca dijo...

Suena genial, pero ya se ha hecho otras veces y no ha funcionado en absoluto, en España hay poquísimos liberales (entre los que también hay diversas tendencias, por descontado, nada que ver la visión liberal-conservadora entre la que una se siente cómoda, con una vena medio anarcoide bastante extendida y que se me antoja incluso "deshumanizada"), por eso la corriente se integró en el PP junto los cristiano demócratas y otras tendencias...lo que nunca pensamos es que también pretendan ser socialdemócratas, pero en fin.

Fëanar dijo...

Yo creo que el liberalismo no es solución para este país. ¿Cuanto tiene, dos siglos, como mucho? España es mucho más antigua, y ya funcionaba antes (y bastante mejor, he de decir).

Yo creo que el punto crucial es el sistema de gobierno. En mi opinión el sistema antiguo, y tradicional español sería adecuado: El rey gobierna fiscalizado en lo importante por las Cortes, reunidas por diputados (que no partidos) que representan directamente los intereses de su circunscripción y van con el voto condicionado.

Fëanar dijo...

Otro asunto sería su propia naturaleza. "Partido" implica en sí fracción y división, exclusivismo. Yo trataría de promover un movimiento más amplio y, derivado de él, un partido político.

Luego, el nombre debería referenciar a algo tradicional nuestro, pero también un revulsivo político, algo distinto a la morralla política actual.

Y habría que definir la cosmovisión general. ¿catolicismo, liberalismo (moderado o progresista), socialismo, comunismo, islamismo...?

Anónimo dijo...

Estamos contigo camarada WAR MADRIZ

Anónimo dijo...

A falsificar billletes y colarselos a los inmigrantes, la mejor financiacion. 2x1.

Darle Caña a ésto: