miércoles, 6 de julio de 2011

Crujiendo el Orden Constitucional.

Uno de los símbolos de la Antigua Roma era inequívocamente el Fascio. El fascio o fasces, no se donde, pero lo ha leído de las dos maneras.  En fín, el Fascio, junto con el SPQR eran  dos de los símbolos  más reconoscibles de una civilización, la de los césares, que duró la friolera de un milenio entre monarquía, república e imperio. Dicho ésto referiré que Fascio, proviene de fasces, cómo ya he referido, y en latin el fasces se da por bueno cómo "haz", que es lo que el líctor portaba cómo señal de autoridad cuando acompañaba alos magistrados curules. El Fascio era, cómo casi todos sabrán, no un tío con muy mala leche que saludaba con el puño en alto y se dedicaba a quemar comunistas, sino un símbolo de la postetad de la república. Constaba de un hacha en torno a la cual se arropaba un haz de varas y se ataba con una cinta. Su símbolo era lógico, pues la civilización romana se basó ensu ejército de principio a fin para mantenerse unido. El fascio venía a significar que la Unión, hace la Fuerza y si se confía en ésta fuerza, la desunión, más que improbable, es imposible. De todos es sabido porque elimperio se vino a abajo, la desunión, la corrupción y demás bagatelas acabaron con mil años de historia y civilización.

En nuestro caso, el Caudillo no se adornó de tanta parefernalia más que al principio, al salir de la guerra y por asesoramiento de Súñer, su cuñado y cabezón visible de la Falange. Se fijaría mucho en su amiguete Mussolini que aún ostentaba el Fascio cómo simblo de su nueva ideología, pero lo que más le interesó y no en balde fue lo que el cacharro el cuestión significaba. Pensaría sin duda el dictador que los problemas que habían ocasionado la mascare de un millón de españoles habían sido las reformas autonómicas de la República y cñomo no era tonto y sabía que debia de uniar al mismo tiempo que tenía que separar centralizó de manera estricta al país y al mismo tiempo creó tantas carteras ministeriales cómo pudo para que no pudieran, e un mismo ministerio,confabular contra él. Esa es la razón de la independencia tácita de los tres ejércitos. El Ministerio de la Guerra, de la Marina y del Aire sólo respondían ante el Generalísimo y éste podía hacer y deshacer sobre uno sin contar o dar que hablar a los demás. Un tipo listo el chache Paco, listo porque conocía a los Españoles, sabía que no nos aguantabamos ni aún en la misma escalera y que nuestro carácter, cainita por definición, tendía siempre al enfrentamiento por las más nimias cosas. En lo único, ayer cómo hoy, que coincidimos todos es en el fútbol y cómo Franco sabía eso lo impulsó de tal manera que quedó cómo "opio del pueblo", lo mejor para no pensar en otra cosa que en el esférico.

Mi perorata gira en torno a una idea. La Unión imprescindible para que todo, una empresa,una asociación,un país, se mueva y avance, en lugar de atascarse y paralizarse y finalmente extinguirse. En nuestro caso y tras un periodo de paz que no habíamos conocido hasta la contemporaneidad, nuestra unión viene reflejada en la Carta Magna emanada de las Cortes Constituyentes y refrendada por el Pueblo Español en 1978. Una Constitución que costó sangre, sudor y lágrimas. Fue necesaria una dictadura y un enorme esfuerzo para juntas todos los pareceres existentes en torno al ámbito político para redactarla. Se adelantó varias decadas al futuro especificando una serie de libertades y una transparencia por la cual los españoles pasabamos de ser súbditos a ciudadanos. La Constitución fue lo mejor que nos ha pasado nunca y, aunque adolece de algunos fallos, cómo un sistema autónomico desbocado que hay que regular, sujetar y en algunos casos suprimir, es un texto total y absolutamente perfecto que, nos iguala, nos protege y por supuesto, nos garantiza nuestros derechos y libertades.

Pero claro, todo lo bonito que he dejado lo anterior, tiene de trampa, porque el texto está ahí y todos los mierdecillas de abajo la tenemos que cumplir a rajatabla, pero los que no son mierdecillas, sino mierdón enorme a nivel político y económico se la pasan por el arco del triunfo. España pierde fuerza por las juntas, enmi caso por ejemplo por Despeñaperros que es donde se junta Andalucia con Castilla la Mancha. Pero cómo ayer ya dí la tabarra con el asunto autonómico hoy lo daré desde otra perpectiva, nuestro sistema judicial. Un sistema que, en la teoria es el heraldo de la Constitución, pero después de lo que ha pasado con Bildu, buf, creo que ha quedado patente que la Carta Magna y su interpretación son hoy, más que nunca, papel mojado que  debería empezar a preocuparnos seriamente tanto cómo nos preocupa el paro o el putiferio de los programas del Corazón.

Lo que pasa en determinadas parte del país es un síntoma claro que nuestros gobernantes está cada vez más preocupados por rebañar lo poco útil que queda de un Estado en crisis antes que en mirar por el interés de aquellos a los que dicen representar y que son los que los han colocado en el sillón que ocupan. El sistema está tan enfermo que se cae a pedazos, pues la lepra de la desídia y el anticonstitucionalismo, la traición y por supuesto la sedición se han instalado en los grupos parlamentarios que no nos representan y que, cómo Nerón, han prendido fuego al país sólo para componer una postrear oda en su honor. Nuestro sistema constitucional, falsamente constitucional pues nunca llegó a ser lo que se espera de una nación solvente y moderna, tiembla cómo un flan de gelatina ante los portazos que los otrora temerosos y marginales nacionalistas periféricos dan una y otra vez al mensaje de concordia y entendimiento nacional que debería ser prima orden envalentonados por un gobierno central cada vez más títerede sus propios tejemanejes y pactos.

Tenemos poco tiempo para endilgar una situación que se torna preocupante y, mal que nos pese, el movimiento del quince m, los sobrevalorados "indignados" son una preocupante muestra de la descomposición del Estado, de la disolución del sistema Constitucional a manos de personas que noson meritorias de llevar el título de "español" mientras ocupan un escaño en el Congreso. Es algo paradójico que no he comprendido mucho, cómo en el templo de la Soberanía Nacional se permite sentarse a personas que no cejan en atacar, una y otra vez, esa misma sagrada soberanía en la que un catalan, un vasco y un madrileño pesan, sirven y valen lo mismo. Creo que hablaré muchas más veces sobre ésta preocupación que me amarga y consume y que amenaza con quebrar, de manera irreversible a mi país.

Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo opino que si que hay que reformar la constitucion, pero no para suprimir las autonomias, si no para darles mas poder.
Entiendo tu postura , en la que dices que españa es una nacion subdibidida en diferentes territorios con un caracter mas o menos diferente, pero en mi opinion, España es, mas bien, la union o federacion de diferentes naciones, es decir, las autonomias constituyen el estado, no el estado se divide en autunomias.
Entiendo y respeto tu opinion, pero yo, como vasco. tambien me considero español, pero no en la forma que tu lo dices. Aqui hay sentimientos independentistas porque se a intentado suprimir nuestra identidad nacional y cultural en el nombre de la unidad de españa, y bajo su bandera.
Y es que en el pais vasco y navarra, historicamente hemos tenido unos fueros y n os hemos autogobernado casi independientemente de castilla, y esos 200 años de centralismo en los que dices que nos ha ido tan bien, aqui no se ven con tan buenos ojos, si no que se consideran una epoca de retroceso de nuestra cultura y nuestra lengua, causada por quienes consideran que un estado tiene que ser necesariamente una nacion. Aqui pongo el ejemplo de Gran Bretaña, pais que esta compuesto por teres identidades nacionales reconocidas, o Alemania, donde el modelo federalista a dado claros signos de ser realmente eficiente. No se puede cenralizar un pais sin querer que acuellos que teniamos cierto grado de independencia, devido a nuestro caracter nacional, nos rebelemos, y menos que se nos intente imponer una lengua y una cultura que podriamos considerar tambien nuestras por ser españolas, pero que por culpa de ciertos sectores, pretenden desplazar y acabar con las nuestras.
Atentamente, Alex de la Cuesta. Un saludo.

C S Peinado dijo...

Discrepo totalmente contigo. El Estado Español y en consecuencia la nación Española está compuesta de realidades culturales diferenciadas, eso es algo evidente. Realidades y no naciones, ni paises, ni estados subsudiarios. Realidades que han ganado muchísimo cómo comunidades autónomas y que han pretendido ver en éstas cesiones de transferencias un paso para una soberanía inexistente. Realidades por otro lado que durante siglos han tenido sus leyes, fueros y prebendas tal y cómo dices y que, durante todo el tiempo se han respetado.

Que yo sepa,salvo Cataluña que apoyó a los Austrias, después de la guerra de Sucesión y merced al apoyo prestado a Felipe V por Navarra y Euskadi éstos fueros fueron respetados e incluso potenciados, de igual modo que se hizo después de la Dictadura con el advenimiento de la Democracia.

Nunca se ha boicoteado la lengua ni la cultura salvo en el periodo de Franco y básicamente, no superar eso, ahora que se tiene un estatus favorable y todas las cesiones de un Estado totalmente descentralizado en la esperanza de una lealtad que dia a día se ve traicionada desde las regiones periféricas es un error que conlleva una destrucción, no sólo de España sino de esas misma regiones.

El debate sobre todo esto es penoso y vulgar e intentar ver donde no hay es un aspecto demasiado español. El caso de Gran Bretaña no es en absoluto extrapolable a España. para empezar no es un estado Constituyente y su nexo de unión interterritorial es la Corona. Se basa en una lealtad a la misma que aquí no se dá. El equivalente español es su constitución votada por todos los Españoles en 1978 y que se vulnera simple y llanamente por que tenemos un estado de Taifas que se creen estados naciones o paises.

A mi no me sirve que se sigan haciendo la víctima cuando tienen más libertad, respeto a su cultura y descentralización que en toda la Historia del país. Creo que lo mínimo es un respeto, no ya al estado sino a todos los que, en cada comunidad autónoma, nos consideramos, sobre todo, españoles.

Darle Caña a ésto: